Enrico Letta anuncia su renuncia y la convocatoria de un congreso del Partido Democrático

Enrico Letta, en un momento de la última campaña electoral.

Mariangela Paone

Enviada especial a Roma (Italia) —

0

El secretario del Partido Democrático, Enrico Letta, ha anunciado que dejará de liderar el partido tras la celebración de un Congreso en el que la formación tendrá que abrir una nueva etapa. “Tendrá que ser un Congreso de profunda reflexión sobre qué es el PD y que quiere ser, un nuevo PD que está a la altura del desafío que tenemos enfrente”, ha dicho Letta, el día después de las elecciones que entregan el Gobierno del país a la derecha. “Es un día triste y nos esperan días duros”, ha comentado el líder progresista al comienzo de su intervención en el cuartel general del partido en la calle del Nazareno, en Roma.

Europa se enfrenta a la amenaza de la ultraderecha tras el triunfo de Meloni en Italia

Europa se enfrenta a la amenaza de la ultraderecha tras el triunfo de Meloni en Italia

La de Letta es una dimisión en diferido ya que se quedará al frente de la formación hasta que la convocatoria de la conferencia que tendrá que buscar a un nuevo líder. “Aseguraré con espíritu de servicio el liderazgo del Partido Democrático de cara a este congreso, al que no me presento como candidato: creo que les toca a las nuevas generaciones construir el Partido Democrático del futuro”, ha explicado. Los nombres que suenan desde hace tiempo vienen ambos de la región de Emilia Romaña: son los del presidente de la región, Stefano Bonaccini, y de su vicepresidente, Elly Schlein, cuya intervención en el cierre de campaña en Roma fue una de las más aplaudidas.

El PD obtuvo un 19,5% de los votos, quedando por debajo de aquel umbral del 20% que marcaba el límite entre un resultado aceptable y una derrota rotunda. “El Pd es la primer fuerza de oposición, haremos una oposición dura e intransigente. El PD no permitirá que Italia salga del corazón de Europa, donde está y donde tiene que estar, no permitiremos que Italia se aleje de los valores europeos y de la Constitución”, ha dicho Letta, afirmando que ha acabado de pasar en Italia lo que ya había ocurrido hace unos días en las elecciones en Suecia con el auge de los Demócratas suecos.

Letta, que estuvo al frente del Gobierno durante unos meses entre 2013 y 2014, volvió a la política italiana tras una etapa como director de la Escuela de Asuntos Internacionales de Universidad de Ciencias Políticas de París, e intentó ensanchar las fronteras de la alianza. La idea era incluir al Movimiento 5 Estrellas (M5S por sus siglas en italiano), pero fracasó cuando el M5S contribuyó, junto a la Liga y a Forza Italia, a la caída del Gobierno de Draghi, en julio. 

La fallida alianza con el M5S

A este intento fallido, el líder del PD atribuyó también el resultado de este domingo, pero atribuyó el fracaso de la posible alianza a Giuseppe Conte y a su decisión de hacer caer a Draghi. “Si pasamos de Mario Draghi a Giorgia Meloni es por eso. Hicimos todo lo posible para crear una alternativa a la derecha. Alrededor de nosotros, otras formaciones que no trabajaron contra la derecha sino contra nosotros”, ha dicho Letta, refiriéndose al M5S pero también a los centristas de Carlo Calenda, que en alianza con Matteo Letta, comieron terreno a la alianza del centroizquierda. Una de las consecuencia de esta competición es la derrota de la veterana política Emma Bonino, que a pesar de haber obtenido un buen resultado pierde su escaño en el Parlamento.

Letta deja el futuro del PD en manos de otros, que tendrán que intentar, ha dicho, construir aquel “campo ancho” que el no logró crear también por la confrontación abierta con Conte. El líder de los 'grillini' en las últimas semanas había repetido que sentarse a la mesa con el PD hubiera sido imposible con la actual dirección. Habrá que ver qué escenarios se abrirán cuando cambiará el liderazgo en vía del Nazareno.

Etiquetas
stats