Un muerto y 32 hospitalizados por los estragos del viento en un festival de Valencia

Las ambulancias y los servicios de emergencias en el lugar del accidente.

Miguel Giménez

elDiario.es —

0

Una persona falleció -un joven de 22 años- y diecisiete tuvieron que ser hospitalizadas como resultado de las heridas de diversa consideración que sufrieron durante la celebración del Medusa Festival de Cullera (Valencia) tras la caída la madrugada de este sábado de varias estructuras y partes del escenario principal debido a fuertes rachas de viento, de más de 80 kilómetros por hora.

La Guardia Civil, que desalojó a 40 personas que había acampadas en el recinto, abrió una investigación para determinar las causas del fallecimiento de este joven al que golpeó parte de la estructura del escenario que se desprendió por el aire y la organización del festival decidió cancelar definitivamente el evento.

Desde el Medusa Festival, emitieron un comunicado a primera hora de la mañana en el que informaba de que tras las inclemencias meteorológicas ocurridas esta madrugada desalojaron el recinto como medida preventiva y con el objetivo de garantizar la seguridad de los asistentes, y se “suspende temporalmente” la actividad. A última hora de la mañana, los organizadores anunciaban la cancelación definitiva del certamen: “Las adversas e inesperadas condiciones meteorológicas que se prevé sigan sucediendo a lo largo del día nos obligan moralmente y por responsabilidad a poner fin a nuestra edición 2022”.

El Festival, que esperaba reunir hasta el domingo a unas 320.000 personas, comenzó este viernes su programación oficial de música electrónica. Sobre las cuatro de la madrugada, unas fuertes rachas de viento provocaron la caída de varias estructuras, entre ellas el cartel de grandes dimensiones de la entrada principal, y partes de los escenarios, algunas de las cuales cayeron sobre el público.

Según informó el servicio de emergencia 112 en sus redes sociales, los hechos se produjeron a las 4.18 horas y se registró un fallecido así como tres personas heridas con politraumatismos graves. Treinta y dos personas fueron atendidas en diversos hospitales como consecuencia del accidente de esta madrugada en Cullera. De ellas, tres permanecen ingresadas (en los hospitales Clínic, la Ribera y Sant Joan d'Alacant) y una está pendiente de valoración (en el Clínic); el resto fue dado de alta.

Algunos de los asistentes explicaron que notaron como una “tormenta de arena”, un “aire que quema” o “como humo negro” y vieron cómo caían sobre la gente varias estructuras, una de ellas del escenario principal.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, durante esta madrugada se produjeron “reventones cálidos” con rachas muy fuertes de viento, de más de 80 kilómetros por hora, y bruscos ascensos de temperatura, que alcanzaron los 40,5 grados en algunos puntos del territorio valenciano.

“Desolados y consternados”

Los organizadores reconocen estar “completamente desolados y consternados” ante lo sucedido la pasada madrugada, al tiempo que expresaron sus “profundas y sinceras condolencias a los familiares y amigos afectados por las fatales consecuencias acaecidas anoche”.

Según explicaban, “hace unas horas, la localidad de Cullera y otras aledañas se han visto sorprendidas por inclemencias meteorológicas excepcionales que causaron diversos daños en la infraestructura de nuestro recinto. Hacia las 4 de la madrugada, un inesperado y violento vendaval asoló ciertas zonas del festival obligando a esta dirección a tomar la decisión inmediata de desalojar el área de conciertos para garantizar la seguridad de los asistentes, trabajadores y artistas congregados en Medusa Festival”.

“Desgraciadamente, el fenómeno meteorológico de características devastadoras hizo que algunas estructuras provocaran los inesperados hechos”, prosiguen, para finalizar ofreciendo “todo nuestro apoyo y cariño para los afectados en estos momentos tan duros y tristes. Nuestros pensamientos están en todo momento con ellos, la dirección de Medusa Festival nos ponemos a su disposición en cuanto necesiten”.

Alerta por el fuerte calor

Las autoridades valencianas activaban este viernes la alerta por el fuerte calor y el viento de poniente durante todo el fin de semana, intensificando la vigilancia ante el riesgo de incendios forestales y extremando las medidas de protección de las personas. Entre las decisiones adoptadas por el Gobierno valenciano se encontraba el cierre de 17 de los 22 parques naturales y la prohibición de actividades deportivas y de espectáculos pirotécnicos en estos recintos.

MG

Etiquetas
stats