La ONU condena la “violenta respuesta” de Irán a las protestas por la muerte de la joven detenida por llevar mal el velo

Periodicos en Teherán que dan la noticia de la muerte de Mahsa Amini.

elDiario.es / EFE


0

La ONU ha condenado este martes “la violenta respuesta de las fuerzas de seguridad” de Irán a las protestas por la muerte de una joven tras ser detenida por la policía por no llevar bien el velo, prenda obligatoria para las mujeres en la República Islámica.

Mahsa Amini, de 22 años, falleció el viernes después de ser arrestada por la llamada Policía de la Moral por no llevar bien colocado el velo. La policía iraní declaró que la joven murió de un ataque al corazón. En cambio, el padre de Amini ha dicho en repetidas ocasiones que su hija no tenía problemas de salud y que había sufrido contusiones en las piernas tras su detención, responsabilizando a la policía de su muerte.

Miles de personas han salido a la calle en varias ciudades del país en protestas contra la muerte de Amini. “Al parecer, las fuerzas de seguridad han respondido con munición real, pistolas de perdigones y gases lacrimógenos. Según las informaciones, al menos dos personas han muerto, varias han resultado heridas y varias han sido detenidas”, dicen en un comunicado la oficina de derechos humanos de la ONU.

La alta comisionada adjunta de la ONU para los derechos humanos, Nada Al-Nashif, ha pedido este martes una investigación “por una autoridad competente e independiente” sobre la muerte de Amini y la derogación “de todas las leyes y reglamentos discriminatorios que imponen el hiyab obligatorio”. “La trágica muerte de Mahsa Amini y las acusaciones de tortura y malos tratos deben ser investigadas con prontitud, imparcialidad y eficacia por una autoridad competente e independiente que garantice, en particular, que su familia tenga acceso a la justicia y a la verdad”, ha dicho Al-Nashif.

En los últimos meses la policía de la moral ha ampliado las patrullas callejeras, sometiendo a las mujeres que se percibe que llevan el “hiyab suelto” a acoso verbal y físico y a detenciones, ha denunciado la ONU este martes. La oficina ha afirmado que ha recibido numerosos vídeos que han sido verificados sobre el trato violento a las mujeres, incluyendo bofetadas en la cara, golpes con porras y detenciones violentas.

La organización Human Rights Watch también ha pedido este martes “responsabilidades” por la “represión con gases lacrimógenos y fuerza letal” contra los manifestantes. “Mahsa Amini nunca debería haber sido detenida. La abusiva 'policía de la moral' de Irán debe ser abolida y las leyes sobre el hiyab obligatorio y otras que violan los derechos de las mujeres deben ser rescindidas inmediatamente”, ha dicho Tara Sepehri Far, investigadora principal de Irán en Human Rights Watch.

Según el grupo de derechos humanos Hengaw, al menos tres personas han muerto y 221 han resultado heridas este lunes en la región kurda de Irán cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes.

No hubo confirmación oficial de las muertes, según informa la agencia Reuters. La agencia oficial de noticias IRNA ha señalado que hubo protestas “limitadas” en varias ciudades de siete provincias que fueron dispersadas por la policía. La televisión estatal ha informado de la detención de varios manifestantes, pero ha rechazado “algunas afirmaciones de muertes en las redes sociales” mostrando a dos jóvenes heridos que negaron las informaciones de que habían sido asesinados.

Más de 250 detenidos

La agencia iraní Fars ha informado de que este lunes los efectivos policiales recurrieron a la fuerza ante las protestas en Teherán en las que los manifestantes corearon lemas contra los líderes iraníes y las mujeres se quitaron el velo, de uso obligatorio en la República Islámica de Irán. Unas 300 personas se manifestaron en el bulevar Keshavarz, situado en el centro de la capital, donde lanzaron piedras a la policía y quemaron contenedores, según Fars, agencia cercana a la Guardia Revolucionaria iraní.

Según Hengaw, este lunes hubo protestas en 13 ciudades del país y la policía detuvo a más de 250 ciudadanos kurdos. Periodistas iraníes han compartido vídeos en redes sociales en los que se observan fuertes choques entre manifestantes y efectivos policiales, apoyados por “basijis” (voluntarios islámicos), pero su autenticidad no está verificada. En algunos de ellos se oyen disparos. Según los vídeos de las redes sociales, las protestas se produjeron en más puntos de la capital con lemas como “muerte al opresor”, “velo opcional” y “ya es suficiente”. Los medios estatales iraníes no mencionaron heridos en estos choques.

El acceso a internet se vio restringido en varios puntos de la República Islámica. “Se ha registrado una significativa bajada de internet en Teherán”, indicó la plataforma NetBlocks, que supervisa la conectividad de los usuarios y la censura en la red.

Las protestas comenzaron tímidamente el pasado viernes 16 tras conocerse la muerte de Amini, y se han repetido hasta este lunes, cada vez mayores y en más puntos de Irán, en especial en la provincia del Kurdistán iraní, de donde era originaria la fallecida.

AGB

Etiquetas
stats