Una iniciativa original contra la desinformación

Para romper el cerco mediático, explican la Constitución de Chile con peras y manzanas

El libro "La nueva constitución de Chile. Con peras y manzanas"

Norberto Baruch B.

0

Pocos procesos democráticos han llamado tanto la atención mundial como el de la creación de una Constitución política de un país. Y no estamos hablando aquí de un país lejano, extremo, de lengua extraña. Estamos hablando de Chile, con el que Argentina comparte casi 5.200 kilómetros de frontera.

Para los especialistas del derecho, éste proceso de pensar una nueva carta magna, que finalizará este domingo 4 de septiembre con la votación popular (y obligatoria, algo nuevo en el país trasandino), comenzó a mediados de mayo con la elección de las personas, en su mayoría independientes, que la escribirían. Pero, en realidad, este instrumento legal es el resultado del estallido social que se vivió en Chile en octubre de 2019, que, como terremoto vital movió la estantería político-social más conservadora de Sudamérica.

Como parte de esa mentalidad de status quo, los grandes medios de comunicación chilenos han optado por ignorar el resultado de la Convención Constituyente, la primera Constitución Nacional creada por la gente en el mundo. Ante esa falta de información, la Plataforma Contexto, con el apoyo de la Universidad Diego Portales, el Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género y el Observatorio Ciudadano, decidió publicar el libro “La Nueva Constitución de Chile con Peras y Manzanas”, para “entregar a la ciudadanía las herramientas necesarias para votar de manera informada en el plebiscito del 4 de septiembre”.

“La producción del libro cumple con el objetivo principal del proyecto de Plataforma Contexto: informar a la ciudadanía sobre el proceso constituyente y la propuesta constitucional con lenguaje simple, accesible y comprensible, para promover una participación ciudadana activa e informada en el proceso, y particularmente un voto informado en el plebiscito del 4 de septiembre. Busca acercar a la ciudadanía los debates constitucionales que son a veces muy técnicos, planteándolos en un lenguaje más ciudadano y que sea comprensible para personas no expertas”. Quien esto sostiene es Amy Kershenbaum es filóloga, Co-Directora en el Observatorio Latinoamericano sobre Odio, Racismo y Xenofobia, y una de las autoras de la publicación.

Para lograr que el lenguaje fuera simple, accesible y comprensible, los responsables de este pequeño gran libro (80 páginas) optaron por hacer infografías en lugar de textos crípticos para pocos, como suelen ser los textos constitucionales.

-¿Por qué se hacía necesario explicar algo “con peras y manzanas”?

- Porque los temas constitucionales resultan ser muy complejos, aunque hablan de temas que nos importan y, por sobre todas las cosas, nos afectan a todos. Por lo que resultaba muy necesario que hubiera una versión simplificada de los temas más relevantes. La diseñadora Catalina Pérez, del Estudio Otros Pérez, fue una de las responsables de las infografías del libro.

Analizando la elección de los temas de la publicación hasta un extranjero puede llegar a entender el fenómeno de desinformación que ha predominado durante estos meses en Chile, sin dejar pasar el gran apoyo económico privado para que nada cambie. Por ejemplo, de un total de donaciones a ambas campañas, que llegó a 2.066.952.841 pesos chilenos (U$S 2.327.768,95), el 79,3% fue para rechazar la Nueva Constitución.

Entonces, ésta especie de guía para saber votar tuvo que preocuparse también por dar respuestas a muchas cuestiones que eran más de sentido común que a verdaderos conceptos constitucionales modernos. Por ejemplo, ¿en qué me podría afectar esta Nueva Constitución en mi derecho a la propiedad?, principal muletilla de los sectores de derecha para generar temor en los ciudadanos, para desviar la atención de cuestiones trascendentales como los derechos de las mujeres y la necesidad de una equidad de género.

Tanto ha sido la guerra contra la Nueva Constitución que sectores de la derecha chilena han mandado a imprimir ejemplares apócrifos, llenos de falsedades, para generar confusión entre la ciudadanía. Por eso, “Con peras y manzanas” se completaba con un glosario de términos relevantes que se deberían conocer, y una línea de tiempo que ofrecía más precisiones sobre la implementación de los cambios propuestos. “Debido a la gran extensión del texto constitucional propuesto, era necesario incorporar sólo algunos de los temas allí planteados. Se eligieron aquellos temas que constituyen pilares fundamentales de la Constitución; algunos que a nuestro juicio han suscitado mayor interés ciudadano; y otros que representan grandes innovaciones en materia de derecho constitucional”, agrega Kershenbaum.

La producción del libro fue financiada por la Plataforma Contexto, con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, con sede en Bonn, Alemania. En este aspecto, tanto Kershenbaum como Pérez se apuran a aclarar que el proyecto “no contó con ningún apoyo ni participación del gobierno de Gabriel Boric”.

“Nosotras y nosotros, el pueblo de Chile, conformado por diversas naciones, nos otorgamos libremente esta Constitución, acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”. Así se puede leer en la primera línea de la Nueva Constitución propuesta y, a pesar de las encuestas hablan de un resultado incierto para el domingo, demuestra la importancia de la participación de la mujer en el proceso constitucional. En una encuesta reciente, la Corporación Humanas, en conjunto con la organización Nada Sin Nosotras, el Centro de Estudios de la Mujer y el Observatorio de Género y Equidad, llegó a la conclusión  que más de un 56% de mujeres ve con esperanza la nueva Constitución, como parte de la Segunda Encuesta Nacional de Opinión y Percepción de las Mujeres sobre el proceso constituyente en Chile. ¨Fue muy ver un video de un par de chicas menores de 10 años ojeando el libro y disfrutando entender parte del proceso. También ver cómo la gente hacía largas filas en las plazas y ciudades donde se daban en forma gratuita el libro¨, agrega Pérez. 

Se imprimieron 19.000 ejemplares del libro para entrega gratuita a ciudadanos y ciudadanas en diferentes partes del país. Se han hecho entregas públicas en un total de 43 localidades en 9 regiones del país, siendo muchos de los puntos de entrega en pueblos pequeños donde llega muy poca información sobre el proceso constituyente y la propuesta constitucional. “La recepción del libro ha sido tremendamente positiva”, explica Kershenbaum. Los puntos de entrega eran informados a través de las redes sociales de Contexto, y en muchas ocasiones, como por ejemplo en las comunas populares de Puente Alto y Maipú, cuando llegaba el equipo al punto de entrega se encontraba con más de 300 personas, haciendo fila para recibir su copia del libro.

El diseño general del libro lo desarrolló Otros Libros, el proyecto editorial estuvo en manos de la agencia de diseño Otros Pérez y la edición de contenidos estuvo a cargo de Albert Soto, Amy Kershenbaum, Paola Díaz, Fabián Flores, Claudio Fuentes, Consuelo Rebolledo y Fernanda Vargas. Para bajar el libro en pdf se puede hacer en este link.

NBB

Etiquetas
stats