Una médica estadounidense dice que sus pacientes críticos de Covid-19 suplican ser vacunados cuando "es demasiado tarde"

Una enfermera prepara una vacuna ante la mirada de Joe Biden en un centro de veteranos de Washington.

Sarah Betancourt

The Guardian —

0

Lo que el Gobierno de EEUU denomina la "pandemia de los no vacunados" se desarrolla dolorosamente mientras algunos advierten que es demasiado tarde y desearían haberse vacunado, y otros sufren en el hospital en medio de una explosión nacional de contagios de Covid-19 causada principalmente por la variante Delta.

El 99% de los muertos estadounidenses por coronavirus en los últimos seis meses no habían sido vacunados, según la doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés).

Mientras tanto, a nivel nacional las tasas de vacunación se han ralentizado, y son particularmente bajas en algunos de los sitios más conservadores en el sur del país, a pesar de los más de 610.000 muertos por el virus en los Estados Unidos desde la llegada de la pandemia a comienzos de 2020.

Hay una gran desigualdad regional. En Alabama, por ejemplo, el 42% de las personas adultas tiene la pauta completa de vacunación frente al 60% del promedio nacional.

"Es demasiado tarde"

El lunes, una médica de un hospital en Birmingham, en este estado, Brytney Cobia, dijo que sólo uno entre sus pacientes con Covid-19 ingresados en el centro médico Grandview había recibido la vacuna. El paciente vacunado se estaba recuperando por completo después de recibir oxígeno, según le dijo a Birmingham News. Muchos de los demás pacientes están muriendo.

"Estoy recibiendo personas jóvenes y sanas en el hospital con infecciones muy serias de COVID," escribió Cobia en un post de Facebook.

"Una de las últimas cosas que hacen antes de ser entubados es suplicarme por la vacuna. Les tomo la mano y les digo que lo lamento, pero es demasiado tarde," agregó, refiriéndose a los pacientes que deben ser conectados a un respirador artificial.

Las autoridades de salud pública de Alabama informaron recientemente que el 96% de los habitantes del estado muertos por Covid desde abril no habían recibido la pauta vacunal completa.

El efecto de la Delta

Entre las personas que sucumben a esta enfermedad mortal hay cada vez más infectados por la variante Delta, más contagiosa que la original.

Esta variante ahora representa el 83% de los nuevos casos en los EEUU, según Walensky. "Este es un incremento muy pronunciado, que ha subido del 50% desde la semana del 3 de julio", dijo.

En Luisiana, solo el 36% de los posibles candidatos han sido vacunados.

La investigadora farmacológica local Paula Johnson postergó recibir la vacuna y llegó al hospital en una ambulancia con Covid-19.

Johnson, que no tenía patologías previas, le dijo a CBS News que fue trasladada de urgencia al hospital en una ambulancia con síntomas de Covid-19. "No podía respirar. De pronto mis pulmones no funcionaban", dijo, comparándolo con "chocar contra una pared". Ahora quiere la vacuna.

Según los CDC, las personas que tuvieron coronavirus todavía pueden ser vacunadas, pero algunas podrían tener que esperar 90 días dependiendo del tratamiento recibido.

Johnson ahora insta a los demás a no esperar. "Les diría que acepten la vacuna, que aprovechen la oportunidad. No puede hacerles daño, lo único que hará es aliviar algunos síntomas, aunque no evita que se infecten – les ayudará al menos a aguantarlo", dijo.

Vuelven las mascarillas

Con el aumento de las infecciones, las hospitalizaciones y las muertes, Joe Biden instó nuevamente a los estadounidenses no vacunados a dar el "paso enormemente importante" de recibir sus vacunas.

La Casa Blanca debate pedirle a los estadounidenses vacunados que vuelvan a usar sus mascarillas, especialmente en las zonas donde la variante Delta está creciendo. Mientras tanto, los CDC consideran actualizar sus guías sobre mascarillas.

Los primeros datos apuntan a que la variante Delta contagia dos o tres veces más rápido que la versión original del virus.

Los investigadores del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Guangdong dijeron que la variante crece más rápidamente en el tracto respiratorio de las personas y se vuelve infecciosa antes.

Los aumentos recientes del virus en los EEUU están convenciendo incluso a quienes habían restado importancia al impacto de la pandemia a incentivar la vacunación.

Algunos presentadores de Fox News se sumaron ahora, tardíamente, al esfuerzo para promocionar la vacunación.

La Fox emitió un anuncio de servicio público el miércoles para pedir a sus espectadores que se vacunen. "Estados Unidos, estamos juntos en esto", dijo Steve Doocy, el presentador del programa Fox & Friends. El presentador Harris Faulkner dijo: "Si pueden, reciban la vacuna". También mostró una captura de pantalla de la página web de los CDC.

Menos de una hora después de que el mensaje saliera al aire el miércoles, y mientras el presidente estadounidense aparecía en la televisión en vivo suplicando a la gente que se vacune, el presentador de Fox News Tucker Carlson sugirió que la decisión de Fox de promover la vacunación había sido una mala idea, aunque cargó contra la CNN.

Carlson dijo: "CNN no debería tomar una posición con respecto a si debieras vacunarte o no, porque es un canal de noticias, no es una agencia de salud".

Luego agregó, de manera críptica: "¿Por qué hace eso un canal de noticias? Cualquier canal de noticias. Muchos de ellos lo están haciendo".

Traducción de Ignacio Rial-Schies (elDiario.es)

Etiquetas