The Guardian

Hacia dónde va el voto latino en EEUU y hasta qué punto puede marcar la diferencia en las elecciones legislativas

La actriz Eiza González en Los Angeles con una mascarilla con la leyenda 'vota' en 2021.

Salomé Gómez-Upegui

0

Después de que el Partido Republicano lograra ciertos avances entre los votantes latinos en las elecciones presidenciales de 2020, cuando el apoyo de los latinos a Trump subió un 3% en comparación con 2016, muchos comentaristas declararon que este grupo se estaba alejando del Partido Demócrata de manera decisiva. 

Los demócratas no pueden centrarse solo en el aborto para mantener su mayoría en el Congreso

Los demócratas no pueden centrarse solo en el aborto para mantener su mayoría en el Congreso

El Partido Republicano busca capitalizar estas ganancias en las elecciones legislativas del próximo martes. La victoria reciente de la republicana latina Mayra Flores, quien obtuvo un escaño en el Congreso en representación del sur de Texas, es algo que quieren replicar en todo el país. 

Sin embargo, este aumento en el apoyo se limita en gran medida a Florida y Texas, de modo que el paisaje político para las elecciones de mitad de mandato es más complicado de lo que parece, y hay expertos que dicen que la decisión del Tribunal Supremo de anular el fallo Roe v. Wade puede incidir y limitar el avance del Partido Republicano. 

Christine Sierra, profesora emérita de Ciencias Políticas de la Universidad de Nuevo México, y especialista en política latina, indica que los logros de los republicanos en las elecciones presidenciales de 2020 no marcan una tendencia definitiva. “Si bien los republicanos lograron algunos avances en condados muy específicos de Florida y Texas, por ejemplo, los demócratas conservan la mayoría del voto latino”, asegura. Más del 60% de los latinos votó por Joe Biden. 

El derecho al aborto

A la hora de determinar su voto, los latinos se han enfocado históricamente en cuestiones como la economía, el empleo, la educación y la inmigración, áreas en las que el Partido Republicano cree que lleva la delantera entre los votantes más moderados. Sin embargo, el cambio de escenario en los derechos sexuales y reproductivos en los Estados Unidos puede influir sobre qué es lo que más importa a los votantes latinos. Se espera que las prohibiciones del aborto tengan un efecto mayor entre las mujeres de color, y las mujeres latinas constituyen un 25% de las pacientes de abortos en Estados Unidos. 

“Ahora, considerando la controversia y la importancia de la cuestión del aborto, puede que el tema se transforme en el primero o segundo más importante [para los latinos]”, opina Sierra. 

Una encuesta de Change Research en junio para la organización Voto Latino reveló que el 64% de los latinos en los estados disputados “está más motivado a votar en noviembre” debido a la anulación de Roe, y el 52% está “mucho más motivado”. El sondeo encuestó a votantes latinos de Texas, Arizona, Nevada, Florida, Georgia, Carolina del Norte y Pensilvania. 

Otra encuesta de la misma organización reveló que en los estados pendulares de Arizona, Pensilvania, Nevada y Georgia, el 70% de los votantes latinos está a favor de proteger el derecho al aborto. Al menos el 30% de los republicanos latinos en estos estados cree que el aborto debe ser legal “en todos los casos o en su mayoría”. 

Además, una encuesta de Axios-Ipsos reveló que el 48% de los votantes latinos en los Estados Unidos dice que el aborto debe ser legal y el 71% se opone a que el aborto “sea ilegal en cualquier momento y bajo cualquiera circunstancia”. El 59% se opone a la decisión del Tribunal Supremo de Roe v. Wade.

Lina-María Murillo, profesora de estudios de género, mujeres y sexualidad y de historia y estudios latinos en la Universidad de Iowa, cree que esta posición conservadora extrema en una minoría de los votantes latinos se puede remontar a la influencia de la iglesia evangélica cristiana, en la que los latinos son considerados “uno de los segmentos que crecen más rápido”, y de la que Flores es miembro. En contra de lo que Murillo considera que es un estereotipo común, que los latinos se oponen al aborto por su catolicismo, la encuesta de Voto Latino muestra que el apoyo de los latinos católicos al derecho de las mujeres a elegir es similar al porcentaje de latinos en general. 

De todos modos, Ameer Patel, vicepresidente de programas en Voto Latino, piensa que la creencia de que los latinos son en general conservadores es más anecdótica que otra cosa. “En realidad, están a favor de los derechos reproductivos. Y el porcentaje sube cuando observamos a los latinos más jóvenes”, dice. En la encuesta de Voto Latino de mayo, el 75% de los encuestados con entre 18 y 39 años de edad asegura que apoya el derecho de las mujeres a elegir. 

Arizona, Georgia y Nevada

Cada año, alrededor de un millón de latinos cumplen 18 años y adquieren el derecho de voto en Estados Unidos. Patel sostiene que su posición sobre el aborto representa una oportunidad de movilización única para los demócratas. “Si son capaces de usar esto como un punto de movilización para los votantes latinos jóvenes en lugares como Arizona, Georgia y Nevada, esta es una herramienta extremadamente poderosa”, dice. 

En Arizona, donde la anulación de Roe podría revivir una ley de la época de la guerra civil que prohibía los abortos, los latinos representan un 25% de los votantes, y tuvieron un papel clave en las elecciones presidenciales de 2020 para la victoria de Joe Biden. Además, el 64% de los encuestados en la encuesta de Voto Latino en Arizona reveló que no apoyaría a un candidato que propusiera una prohibición completa del aborto, declarando que sería un factor “no negociable”. Este escenario, podría afectar también a la elección de cargos locales de republicanos que se han declarado a favor de una prohibición total del aborto. 

Patel dice que los republicanos están tomando nota de esta tendencia y eligiendo no enfocarse en los derechos reproductivos para atraer los votos latinos, “porque saben que no es un mensaje con el que puedan conquistarlos”. Mientras que la candidata demócrata a gobernadora de Arizona, Katie Hobbs, ha manifestado su posición sobre el aborto, por ejemplo, la candidata republicana Kari Lake hace poco evitó referirse al asunto. En Texas, el candidato demócrata Beto O’Rourke ha prometido repetidas veces derogar la prohibición del aborto si lo eligen gobernador del estado. En Florida, el gobernador republicano Ron DeSantis está evitando el tema

Los demócratas “no lo aprovechan”

Murillo cree que el papel de las latinas que trabajan por la justicia reproductiva se ha pasado por alto a menudo. “Si te fijas en los principales fondos de asistencia para el aborto en Texas, como West Fund y Frontera Fund, los fundaron y los dirigen personas latinas”, dice. 

Si O’Rourke puede “entusiasmar a la juventud en Texas, en especial con cuestiones como el aborto”, apunta Murillo, “creo que tiene posibilidades, y creo que la población latina de Texas tiene un papel muy importante en ello”. 

Según un análisis del New York Times, los demócratas gastan mucho más dinero que los republicanos en anuncios para las elecciones de medio mandato enfocándose en el aborto. Aun así, Murillo cree que los demócratas no están aprovechando del todo la oportunidad de atraer los votos latinos. “Los demócratas siguen atrapados en su viejo estilo indulgente. No están viendo los cambios que se vienen, no ven que la gente latina no es un monolito, y que el componente joven de esta comunidad es abrumadoramente progresista”, asegura. 

Si los demócratas no actúan, los votantes latinos “no necesariamente van a inclinarse por los republicanos, pero quizás no vayan a votar”, concluye Murillo. 

Traducción de Patricio Orellana

Etiquetas
stats