Cafiero inició una investigación interna

Acuerdo del gobierno de Cambiemos por Malvinas: el ex vicecanciller británico le baja el tono a la polémica

Duncan y Foradori en 2016, durante la visita a la Argentina del por entonces vicecanciller británico

El ex vicecanciller británico Alan Duncan salió a aclarar este miércoles su afirmación de que su contraparte argentina durante la gestión de Mauricio Macri, el diplomático Carlos Foradori, estaba “borracho” al momento de acordar vuelos a las islas Malvinas. Aseguró que se trató de una “referencia humorística” lo que escribió en sus memorias In the thick of it (En medio de eso).

“El Ministro Foradori se mostró duro y profesional en todo el encuentro. Una referencia humorística en mis diarios sobre una cena no es un reflejo exacto de la naturaleza de las conversaciones, que involucraron a todas las capas del gobierno de ambos lados e involucraron muchos encuentros durante muchas semanas”, señaló Duncan en su declaración, horas después de que las revelaciones de su libro generaran impacto político en la Argentina. 

De hecho, el canciller Santiago Cafiero dispuso iniciar una investigación interna contra Foradori por “posibles incumplimientos de los deberes de funcionario público”. Y durante una reunión de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, se pidió que se cite próximamente al ex vicecanciller –en su momento, segundo de Susana Malcorra– para que brinde explicaciones sobre las acusaciones de haber firmado el acuerdo con Gran Bretaña, por el que la Argentina cedía a reclamos históricos por la soberanía de las islas.

En sus memorias, el ex funcionario británico escribió que cuando cerró un acuerdo sobre las islas el 13 de septiembre de 2016 con Foradori, el funcionario macrista “estaba tan borracho” que no podía recordar los detalles de lo firmado. La cita entre ambos vicecancilleres fue en la embajada británica en Buenos Aires, precisamente en el subsuelo donde hay una bodega, y el anfitrión del encuentro fue el por entonces embajador Mark Kent, quien dejó el país en 2021, tras cinco años en el cargo. El día siguiente a esa cena se conoció un “comunicado conjunto” entre ambos países con un principio de acuerdo histórico para que puedan realizarse vuelos directos a las Malvinas desde la Argentina continental, además de permitir la explotación de recursos naturales marítimos.

Dicha declaración ya había generado polémica en su momento, y hasta Elisa Carrió –socia del gobierno de Cambiemos– lo citó a dar explicaciones en el Congreso. Lo que en las últimas horas causó revuelo fueron los detalles de Duncan cómo se encaró esa negociación. “A medida que una botella tras otra se movía de alguna manera desde la pared del sótano a la mesa, las negociaciones mejoraron. Aproximadamente a las 2 de la mañana, acordamos un acuerdo preliminar”, escribió Duncan el 12 de septiembre de 2016, según la versión en español a la que accedió elDiarioAR. 

Y recuerda que al día siguiente Foradori volvió a tomar contacto con la embajada y confesó no recordar nada sobre lo ocurrido la noche anterior: “Mark Kent dice que Foradori acababa de llamar para decir que estaba tan borracho anoche que no podía recordar todos los detalles. Como un verdadero británico, Mark le recordó lo que había acordado, fielmente y sin malversación. Así que creo que todavía estamos en el camino correcto”, apuntó Duncan el 13 de septiembre.

Si bien este miércoles Duncan no desmintió sus propios dichos, intentó defender la actitud de Foradori: “No existe base alguna para cuestionar o atacar la conducta o la competencia del Sr. Foradori. Los funcionarios británicos y yo respetamos plenamente su firme defensa de los intereses de Argentina y sus habilidades como negociador. Cualquier sugerencia de lo contrario es simplemente falsa”.

Este medio intentó comunicarse con Foradori, pero no obtuvo respuesta a los llamados y mensajes dejados en su celular. El ex funcionario macrista sí negó lo ocurrido ante Clarín, donde calificó de “ofensivas” e “injuriosas” las expresiones de Duncan, y afirmó que en esa cena bebió agua. 

“Desconozco las motivaciones políticas, personales o de cualquier índole que pudieran haberlas generado. Afortunadamente fuimos varios los asistentes que pueden confirmar que en esa oportunidad, en lo personal, sólo tome agua”, señaló sobre las expresiones de Duncan, y agregó: “Jamás realicé ningún llamado telefónico al día siguiente al entonces embajador Mark Kent”.

MC

Etiquetas
stats