Alberto Fernández le respondió a Uruguay en la cumbre del Mercosur: “La Argentina reafirma una vez más que ‘nadie se salva solo’"

Alberto Fernández defendió la integración regional del Mercosur en medio de la creciente tensión con Uruguay

elDiarioAR

0

El presidente Alberto Fernández encabezó la Cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), Estados Asociados e Invitados Especiales, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. La reunión se produjo en medio de la tensión marcada por el anuncio de Uruguay de que entablará conversaciones comerciales al margen del bloque. El Jefe de Estado llamó a honrar el Tratado de Asunción e insistió con que "las negociaciones deben hacerse de forma conjunta".

Faltando pocas horas para que se concretara la reunión de presidentes, el gobierno de Uruguay comunicó este miércoles que comenzará a negociar acuerdos comerciales con terceros países, por fuera de la estructura del Mercosur, al desconocer la cláusula de la conformación del bloque que plantea la necesidad de un consenso del resto de los socios regionales. Declaraciones del gobierno de Lacalle Pou que generaron malestar en las autoridades argentinas.

Fernández fue el encargado de abrir el encuentro de este jueves y en un contundente mensaje a los socios del bloque apuntó: “Es a través de más integración regional y no de menos integración regional, que estaremos en mejores condiciones de producir, comerciar, negociar y competir”, planteó el primer mandatario argentino que, aunque no hizo mención puntual al anuncio del gobierno de Luis Lacalle Pou, amplió: “La Argentina reafirma una vez más que ‘nadie se salva solo’ y que un Mercosur de corazón solidario es la nave insignia de su estrategia de integración”.

"Creemos que el camino es cumplir con el Tratado de Asunción, negociar juntos con terceros países o bloques y respetar la figura del consenso; creemos en la defensa del estado de derecho, todos somos parte de estados de derecho; el consenso es el camino más racional", aseguró en la cumbre de jefes de Estado en la que realizó el traspaso de la Presidencia Pro Témpore del bloque regional a su par de Brasil, Jair Bolsonaro.

Allí afirmó que “un Mercosur de corazón solidario es la nave insignia de su estrategia de integración”, y convocó a sus pares a construir mediante el consenso un bloque regional enfocado en la producción, la cohesión social y el compromiso ambiental.

Además, aseguró que la situación sanitaria del Covid-19 hizo que “se reorganicen las cadenas globales de valor, con un comercio mundial más influenciado por consideraciones geopolíticas y de seguridad nacional”, y cuyo resultado “será el de una economía mundial más regionalizada”, reflexionó Fernández, quien estuvo acompañado por el canciller Felipe Solá y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

De la reunión participaron los presidentes de los Estados miembros de Paraguay, Mario Abdo Benítez, de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de Brasil, Jair Bolsonaro, y de los Estados asociados, de Chile, Sebastián Piñera; de Ecuador, Guillermo Lasso, y de Guyana, Irfaan Ali.

También formaron parte del evento el vicepresidente de Bolivia, David Choquehuanca; y por Colombia, la directora de Mecanismo de Concertación e Integración, Adela Maestre.

“Unidad en la diversidad significa en el Mercosur diálogo y solidaridad”, dijo el presidente Fernández al recordar que la Presidencia pro Témpore que llevó adelante la Argentina “ha coincidido con los 30 Años del Tratado de Asunción”.

“Estos valores van más allá de constituir un espacio económico común y una plataforma cohesionada de inserción internacional. Son los cimientos que hacen que nuestros pueblos sientan que son parte de ese proyecto, ciudadanos con identidad común, de un Mercosur con mirada de futuro”, valoró.

“No hay Mercosur sin Pueblos. No hay Mercosur sin oído atento al mundo social y productivo regional. La integración es una palabra hueca si no se hace eco del drama de la pobreza, la desocupación, la falta de oportunidades laborales, la precarización productiva”, reflexionó.

También señaló que la Argentina ha “mantenido una actitud constructiva para permitir que avancen negociaciones en curso, facilitando su continuidad sin afectar el interés de los restantes Estados Parte”.

Más adelante, el Presidente argentino llamó a “hacer uso de las potencialidades de nuestra región en el desarrollo agroindustrial y de sus capacidades exportadoras, en un mundo más urbanizado y más demandante de alimentos, y exigente con el compromiso ambiental en los modos de producción”.

Destacó “la importancia de trabajar en pos del aumento de la competitividad y la ampliación de la integración intra y extra-bloque, así como en fortalecer áreas en las que tenemos falencias, tales como la logística, el transporte y la infraestructura”.

“A esto, se debe agregar un imprescindible proceso de actualización tecnológica de la Industria 4.0, y el reconocimiento de las Pymes como factor de desarrollo y generación de comercio y empleo”, remarcó.

AB

Etiquetas