ENTREVISTA

Carolina Gaillard, diputada del FdT: “Hay graves irregularidades en la Corte, la oposición no puede mirar para otro lado”

La diputada entrerriana Carolina Gaillard

0

Carolina Gaillard preside la comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados. Dirigente del Frente de Todos, electa por Entre Ríos, forma parte del grupo de legisladores que llevará adelante la investigación impulsada por Alberto Fernández contra los cuatro integrantes de la Corte Suprema. Sobre el trámite, las eventuales diferencias en el Frente de Todos, el momento político para la decisión y el destino del trámite charló con elDiarioAR.

Juicio político: el oficialismo va en busca de “puntos débiles” de los jueces para ampliar las acusaciones contra la Corte

Juicio político: el oficialismo va en busca de “puntos débiles” de los jueces para ampliar las acusaciones contra la Corte

-¿Por qué ahora el juicio a la Corte?

-El momento se definió a partir de que tomó estado público que existieron conversaciones entre una persona de máxima confianza de del presidente de la Corte, que es Silvio Robles, mano derecha de (Horacio) Rosatti, y Marcelo D’Alessandro, ministro de Horacio Rodríguez Larreta, en las que hablaron sobre fallos que estaban siendo cuestionados por arbitrarios como la coparticipación para CABA o decisiones de la Corte sobre el Concejo de la Magistratura, que son una intromisión del Poder Judicial en el Poder Legislativo.

Los chats son la gota que rebalsa el vaso, y a partir de ahí se decide impulsar el juicio político porque configuraba un escándalo institucional. Todos sospechaban que había algún tipo de inclinación de la Corte hacia un sector de la oposición, en este caso hacia el gobierno porteño, cuando falló el tema coparticipación y en las decisiones que tomo sobre el Concejo de la Magistratura, pero lo de los chats termina de confirmar que existieron tratativas para que eso sea así. Eso nos da muchos motivos, le da al Presidente de la Nación, para terminar de definir que se impulse el juicio para denunciar el mal desempeño de los jueces de la corte y, luego, pedir su apartamiento.

-Desde distintos sectores del oficialismo, hacía tiempo se pedía una acción sobre la Justicia y al Corte. ¿Se tardó demasiado? ¿Se tendría que haber actuado antes?

-Considero que ante el conocimiento de los chats no podíamos hacernos los distraídos. No solo porque, claramente, configuraba una situación irregular, sino porque podría configurar un delito, que es el tráfico de influencias. Además, ponía en cuestión el equilibrio de una institución tan importante como la de la Corte, y ponía un manto de oscuridad sobre el cuerpo que debe administrar Justicia. A través de este fallo, con los chats, demostraba que claramente tenía una inclinación.

Se tomó la decisión de impulsar un juicio político porque hay causales suficientes y razones fundadas para hacerlo

-Cuando se habla de los momentos, se hablaba de ese debate interno del FdT sobre la relación de fuerzas. A priori, no se tenía número para avanzar. ¿Eso cambió?

-Se tomó la decisión de impulsar un juicio político porque hay causales suficientes y razones fundadas para hacerlo. Me parece que antes no había razones fundadas, o las que había no eran suficientes. Hoy hay indicios muy fuertes de que efectivamente hubo connivencia del Poder Judicial con el Gobierno de la Ciudad y eso es grave. Como es institucionalmente muy grave, hay una denuncia fundada y hay una motivación clara para poder iniciar este proceso que está establecido en la Constitución, aunque sea lo último a lo que se recurre cuando hay situaciones de irregularidad en los poderes.

-Se enfoca mucho sobre los chats entre Robles y D’Alessandro. Pero el juicio es contra todos los integrantes de la Corte. ¿Es probable que, tras la investigación, se acuse a unos y a otros no? Las acusaciones, luego, son individuales.

-Correcto. En la medida en que se sustenta el proceso, el sumario y se produzca la prueba se va a ir determinando cual es el grado de responsabilidad de cada uno de los integrantes de la Corte. Hay algunos de los integrantes acusados por unos hechos y por otros no. En el caso de Lorenzetti, por ejemplo, no firmó el fallo del Concejo de la Magistratura. Es más, fue muy crítico respecto a resucitar una ley derogada y que pueda tener vigencia. Pero sí firmó el resto de los fallos por eso está siendo también denunciado.

-¿Tiene conocimiento sobre si en algún momento se analizó no incluir en el juicio político a Lorenzetti?

-No. Además, en la comisión tenemos pedidos de juicio político a Lorenzetti, proyectos exclusivamente al Juez Lorenzetti por parte de la Coalición Cívica. Por lo cual, una vez que se trata el Juicio Político a los integrantes de la Corte se tratan todos los proyectos que hay en la comisión, independientemente si es a uno o a todos los integrantes. Después se individualizan los expedientes a cada uno de los integrantes

La Constitución es muy clara: un poder no puede arrogarse facultades o competencias de otros

-¿Cuál es el objetivo último? ¿La remoción de los jueces?

-Da la sensación de que el Poder Judicial no respeta el principio de división de poderes, que es el principio esencial, pilar fundamental de la República. La Constitución es muy clara: un poder no puede arrogarse facultades o competencias de otros. Hay sentencias reiteradas donde el Poder Judicial arrogándose facultades propias del legislativo, como el tema del Consejo cuando hasta le impone un plazo al Congreso para sancionar una nueva ley, que si no lo hace resucita una ley derogada, lo que es muy cuestionable. Es, además, discutible si una ley derogada puede volver a tener vigencia y una que, no casualmente, pone al presidente de la Corte como presidente del Consejo, es decir: como juez y parte Entonces hay muchas cuestiones, está lleno de fallos de la Corte, de pronunciamientos e incluso manifestaciones del presidente de la Corte muy polémicas sobre la su respecto a la división de poderes, como aquella declaración en el encuentro de tribunales orales de Catamarca donde dijo que ninguna reforma puede prosperar sin la aquiescencia de la Justicia.

-Pero el objetivo final, ¿cuál es?

-El objetivo es iniciar un juicio político a partir del conocimiento público de muchísimas irregularidades, A partir de eso se va a investigar. Nosotros vamos a producir la mayor cantidad de prueba posible para fundar, o desestimar, la acusación en el dictamen final de la comisión. Si se avanza y formula un dictamen de acusación, será tratado en el pleno o no. Sino tendrá vigencia de tres años y ser tratado en el momento oportuno. A nosotros, la dirigencia política, nos genera asombro y estupor el escándalo que involucra a los miembros de la Corte, y las instituciones están para funcionar y la Constitución estableció la herramienta del juicio político cuando se configura el mal de desempeño. La cámara de diputado tiene que acusar, el rol de fiscal.

-¿Qué actitud cree que tendrá la oposición?

-La oposición debe participar, no puede mirar para el costado. Hay graves irregularidades en la Corte, eso tomó estado público y la oposición, teniendo proyectos de juicios políticos a algunos miembros del tribunal, y teniendo responsabilidad institucional, la oposición no puede mirar para otro lado. Todos tenemos la obligación y la responsabilidad, ante el conocimiento de un caso de mal desempeño, de investigar y analizar. En todo caso, si no están de acuerdo, pueden hacer un dictamen propio, tienen herramientas dentro de la comisión para manifestar su desacuerdo. Y tienen la posibilidad de presentar la prueba que consideren para refutar los pedidos de juicio político.

Nosotros no estamos en contra de la Corte, defendemos a la Corte y por eso llevamos adelante este proceso

-De fondo, parece más una discusión matemática que de argumentos: ver si están o no los votos, si hay o no quórum.

-Nosotros tenemos el quórum para sesionar y para firmar el dictamen. Y no me parece responsable por parte de la oposición decir que van a bloquear el Congreso porque no le interesa que se discuta el juicio político. Hay una responsabilidad y es que ante una denuncia grave y fundada no podemos mirar para el costado y decir que eso no pasó. Está en nosotros garantizar el funcionamiento de las instituciones. Por un lado, que el poder judicial sea independiente.

Nosotros no estamos en contra de la Corte, defendemos a la Corte y por eso llevamos adelante este proceso. Además debemos defender el funcionamiento del Congreso trabajando, sancionando las leyes que le pueden mejorar la vida de la gente. Es muy irresponsable sujetar una cosa de la otra, eso de si van al juicio político pero no dan quórum para otros temas. La sociedad nos está mirando, está pasando por un momento muy difícil, y nosotros debemos estar debatiendo todos los temas. Los de gravedad institucional, como el juicio político, como la creación de universidades o la moratoria previsional.

-Se especuló sobre la posición de los diputados ligados a Massa. Y sobre cierta distancia del sector ligado a Cristina. ¿Hay diferencias entre distintos sectores del FdT sobre el juicio?

-No. Percibo unidad y homogeneidad de todos para llevar adelante el juicio.

PI

Etiquetas
stats