Un acuerdo, en medio de la pelea: JxC aceptó postergar un mes las PASO y las generales

La mesa nacional de JxC, durante su primera reunión presencial en pandemia

Un acuerdo, entre un mar de discordias. El Gobierno unificó su propuesta, y Juntos por el Cambio aceptó prorrogar las PASO y las generales. Así, todo el calendario electoral nacional se pateará poco más de un mes para adelante, en busca de temperaturas más templadas y menos encierro en las escuelas, los domingos de la votación. Las primarias se realizarán el 12 de septiembre; las legislativas definitivas, el 14 de noviembre. Las fechas vigentes eran el 8 de agosto y el 24 de octubre. 

Con el aval de la coalición opositora, sólo resta que el Congreso vote la moficiación. Será una formalidad: ya existe un consenso absoluto entre oficialismo, oposición y los bloques intermedios para concretar el cambio.

“Desde JxC reafirmamos nuestro interés en contribuir a la mejor gestión de la pandemia y, a la vez, respetar las normas electorales vigentes con la garantía de las elecciones primarias que hoy consagra la ley”, afirmó la alianza opositora en un comunicado. 

A cambio de aceptar la postergación, Juntos por el Cambio solicita una garantía: “Acompañaremos el corrimiento del cronograma y, además, solicitamos al oficialismo la inclusión de una cláusula que reasegure el compromiso del Gobierno Nacional con el respeto de la legislación electoral vigente”. Es decir, pide que no existan más alteraciones, una vez aprobada la ley impulsada por el gobierno.

La cláusula sugerida expresa que “la presente ley no podrá ser modificada ni derogada durante el año calendario en curso en tanto regula un derecho subjetivo de los partidos políticos, instituciones fundamentales del sistema democrático, a elegir sus candidatos a los cargos electivos previstos en la Constitución Nacional”.

JxC agregó en el texto difundido: “Siempre sostuvimos que las reglas de juego y su previsibilidad deben contar con amplios consensos y son sagradas para la democracia”.

¿Qué más propone el espacio opositor? Dos cosas: la implementación de la boleta única, “ya que significa mayor transparencia, menos personas movilizadas en las elecciones, menos manipulación de papel, ahorro de transporte y menos miembros en el comando electoral”. Y algo más: “el restablecimiento del voto adelantado para argentinos en el exterior y personal del comando electoral, la creación de una comisión de seguimiento del Proceso Electoral y otras propuestas cuyo objeto es garantizar un proceso electoral transparente”.

La aplicación de la boleta única ya fue descartada por el Gobierno, al no contar con tiempo para organizar la elección con esa metodología. Si bien el oficialismo rechazará esa posibilidad, la sugerencia no obstaculizará la postergación de las PASO.

El debate sobre qué hacer con las primarias, en un año plenamente pandémico, ya había sido motivo de discordia interior en JxC. Algunos dirigentes incluso simpatizaban con la idea de suspenderlas por este año.

El scrum de los tres gobernadores radicales, Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez, empujaba sin disimulo la eliminación directa y permanente de las PASO. A los jefes políticos de las provincias les conviene contar con una oposición deshilachada que no acceda a la instancia ordenadora de las primarias. La segunda ola del Covid-19 les suma argumentos anti-PASO. Pero a la vez se trataba de una opinión que chocaba con la de los cambiemitas con aspiraciones en la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, donde las internas requieren de un factor ordenador externo.

Pese a que muchos cambiemitas habían rechazado históricamente la realización de las primarias, esta vez hicieron fila para cuestionarla. Patricia Bullrich, por ejemplo, se plantó en la defensa del calendario electoral vigente. Martín Lousteau, también. 

Los diputados Mario Negri y Cristian Ritondo, en cambio, fueron los más receptivos ante la iniciativa impulsada por el ministro del Interior Eduardo Wado de Pedro. Así, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio alcanzaron un punto de acuerdo, en el medio de una relación friccionadísima. 

AF

Etiquetas