Alberto Fernández, desde Mar del Plata, pidió el voto junto a Axel Kicillof y Máximo Kirchner

El presidente Alberto Fernández, en el cierre de campaña en Mar del Plata, junto a Victoria Tolosa Paz.

elDiarioAR

0

Con un acto en la ciudad de Mar del Plata, el Frente de Todos cerró este miércoles la campaña electoral antes de las PASO de este domingo 12 de septiembre, con la presencia de quienes lideran la lista de candidatos a diputados en provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollan, acompañados por Máximo Kirchner, el titular de la Cámara baja, Sergio Massa, el gobernador Axel Kicillof y el presidente Alberto Fernández.

En el cierre de campaña, Vidal pidió decirle "basta" al oficialismo: "Este Gobierno se burló de nosotros y nos estafó"

En el cierre de campaña, Vidal pidió decirle "basta" al oficialismo: "Este Gobierno se burló de nosotros y nos estafó"

En el arranque de su discurso, al cierre del acto, el mandatario pidió que lo dejen "pensar en voz alta. Para muchos, el domingo hay una votación. Para mí, es la mitad de mi mandato y me gustaría pensar y contar qué fue para mí la mitad de ese mandato. Todos los que estamos acá llegamos el 10 de diciembre con una idea muy distinta a la que tuvimos que enfrentar después. Vinimos con un enorme impulso. Pusimos en marcha la mesa del hambre con Daniel (por Arroyo) y Vicki (por Tolosa Paz). Veníamos preocupados por el mayor problema que tenía la Argentina, que era el hambre y nuestra mayor preocupación era hacer crecer el salario", empezó, antes de enumerar las dificultades y logros de su gestión en estos 22 meses.

Además, para Fernández, el Gobierno nacional no tuvo nunca "el dilema de la salud y la economía. Esa dicotomía la tendrán otros, porque nosotros sabemos que la vida vale mucho".

En cuanto a la campaña de vacunación, el Presidente sostuvo que "hoy deben estar contentos porque llegaron las vacunas Pfizer. Tanto insistieron y acá están. Lo cierto es que nosotros conseguimos vacunas. Me acusaron de envenenar a la gente por las vacunas, pero no nos importó. No bajamos los brazos y el proceso de vacunación se fue acelerando cada día más y así fuimos saliendo de ese tiempo tan ingrato. En verdad, la mejor política que tuvimos fue la vacuna porque pudimos despejar el miedo al contagio", dijo, antes de meterse con el tema económico: "Recuperamos decenas de miles de empleos, recuperamos miles de pequeñas y medianas empresas. Tenemos récord de exportación. Vamos a terminar creciendo este año alrededor de un 8%. Claro que no es suficiente, porque todos tenemos claro que en muchos sectores todavía no se vive lo que ocurre en otros", se sinceró.

En tanto, cuestionó los dichos del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, sobre la necesidad de eliminar las indemnizaciones por despido, y señaló que el dirigente opositor manifestó esa postura porque, para Juntos por el Cambio, "trabajar es un costo", al tiempo que sostuvo que, para su espacio político, “están el capital y el trabajo, que se asocian a un proyecto común".

El mandatario también manifestó estar "orgulloso de haber salvado miles de pymes y el trabajo de los argentinos", al tiempo que destacó que el salario “no perdió valor durante la pandemia porque el Estado estuvo presente. No creo en una economía en la que el ajuste lo hagan los que trabajan", aseveró. 

Para el final, dejó el tramo más encendido. Primero, le apuntó directamente a Mauricio Macri: "Sí, estoy más gordo y más ojeroso. Estoy más gordo porque la angustia de estos tiempos la canalizo comiendo dulces. Y está mal. Y tengo estas ojeras por cuidar a mi pueblo, por acostarme a las 12 de la noche y levantarme a las 6 de la mañana. Y estoy orgulloso. No me dan las ganas de apagar el teléfono a las 19 y ponerme a mitrar Netflix", remarcó, en relación a dichos antiguos del exmandatario.

En su alocución final, Fernández levantó el tono y llamó a los argentinos a votar por el Frente de Todos: "Hay dos modelos de país, uno que piensa en ustedes y otro que piensa solo en ellos. Voten por ustedes, por el país, por cada trabajador y cada trabajadora, por cada médico y cada médica, por cada maestro y cada maestra de este maravilloso país que es la Argentina". 

A su turno, Kicillof consideró que esta elección “es diferente” y consideró que, al escuchar los discursos del cierre de campaña de la oposición en la ciudad de Buenos Aires, donde estuvieron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y la precandidata porteña y su antecesora al frente del distrito bonaerense, María Eugenia Vidal, “algunos periodistas dicen que en esta campaña no había debate ni discusión, nos acusaban a nosotros de no querer el debate. Los invitamos una y mil veces a debatir, pero no quieren debatir, no quieren explicar lo que piensan”, dijo. Y agregó: "Estamos con una oposición que en el 2015 hizo una campaña que llamamos de la estafa electoral. El que iba a ser Presidente y la que iba a ser Gobernadora se dedicaron a prometerle a cada uno lo que anhelaba".

Además,  Kicillof volvió a apuntar contra el macrismo y consideró que desde Juntos por el Cambio, "manipularon la democracia argentina y las instituciones. Como frutilla del postre endeudaron al país hasta la cabeza y luego fueron al FMI. Recordemos, porque ahora instrumentan esta nueva estafa electoral y cuentan con complicidades". Asimismo, reflexionó que escuchó "a los candidatos decir que la economía está mal, que los negocios cerraron, como si no hubiera habido pandemia y no hubiera pasado esto en todo el mundo", al tiempo que detalló: "Hace pocos días le preguntaron a Rodríguez Larreta cuál fue el error del Gobierno de Macri y dijo lo mismo que Macri, como lo dijo también Tetaz, todos dicen lo mismo, que no cambiarían nada, que harían lo mismo más profundo, más rápido y más doloroso, eso es lo que quieren, por eso no debaten propuestas", dijo, para dar paso a una crítica a un sector del periodismo: "Para los medios macristas y porteños, nosotros somos los culpables de todo. No es un ataque al Gobierno, es un ataque contra la autoestima, la solidaridad y el sacrificio del pueblo argentino. Es un ataque contra los que pusimos todo para que haya menos daño, para que perdamos menos vidas a pesar del desastre que recibimos. No queremos más una argentina para pocas y para pocos", concluyó.

En tanto, el sanitarista Gollan hizo hincapié en la vacunación en territorio bonaerense, del cual fue ministro de Salud hasta su renuncia en pos de su candidatura. “Hoy hay 11.070.000 vacunados con una dosis en la Provincia, de 12 millones, y 6 millones y medio con dos dosis. Eso nos permite soñar con un futuro que ya llega, pero que no fue casualidad. Fueron este Presidente y este Gobernador los que fueron a buscar las vacunas a los confines de la tierra. Fue el valeroso esfuerzo del pueblo bonaerense y argentino que comprendió el desastre mundial y acompañó con las medidas de cuidado. También nuestros valerosos trabajadores de la salud, que dejaron hasta la vida para cuidar a los argentinos, también nuestros trabajadores esenciales”, afirmó, además de prometerle a los marplatenses que la que viene “va a ser la más extraordinaria temporada de verano que se tenga memoria”.

Por su lado, Tolosa Paz aseguró que la Argentina está "a días de una vez más definir el rumbo. Estamos viviendo un cierre de campaña que expresa este tiempo excepcional. Somos el equipo del Frente de Todos que puede seguir mirando a los ojos al pueblo, mientras que algunos candidatas o candidatos ni siquiera se pudieron quedar y tuvieron que cruzar el Riachuelo porque no pueden sostener la mirada”, remarcó, en referencia a Vidal.

Para Máximo Kirchner, en videoconferencia desde Bahía Blanca, el país vivió “un año y medio complejo en el que como argentinos y argentinas nos habíamos acostumbrado a pasar varias crisis, pero siempre con la oportunidad de estar juntos. El desastre económico y social que había dejado la administración de Macri era muy grande, a los pocos meses vino esta pandemia mundial y hubo que empezar a construir una Argentina que había sido diezmada en su aparato sanitario, una economía destruida, con desocupación creciente y sin estar juntos”.

Mientras que Sergio Massa, desde Junín, recordó al exministro de Transporte, Mario Meoni, fallecido en un accidente de tránsito: "Todos los que estamos acá tenemos compromiso de rendir nuestro homenaje a los sueños y al amor por Junín de nuestro querido y siempre recordado Mario Meoni. Junín es un símbolo del corazón de nuestra provincia, hoy en el día del agricultor, cada uno de los que estamos acá entendemos lo que significa la producción y el trabajo. Los que veíamos el avance de esa obra tan postergada que va a ser la autopista, vemos una Argentina que, a pesar de las dos pandemias, la pandemia económica de un Gobierno que apostó por la especulación financiera y la pandemia sanitaria, cambió definitivamente las prioridades. Sin embargo, acá estamos para decirle gracias a los millones de argentinos que, a lo largo de este tiempo, entendiendo el esfuerzo que representaba tomar decisiones para proteger la vida, la salud, el trabajo y el equilibrio social, con un Gobierno que no tenía crédito, puso el cuerpo y el alma para sacar a la Argentina de ese pozo en el que había caído".

En Mar del Plata estuvieron presentes además el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros Wado De Pedro (Interior), Jorge Taiana (Defensa), Roberto Salvarezza (Ciencia, Tecnología e Innovación); el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y funcionarios, legisladores e intendentes.

El acto completo

IG

Etiquetas
stats