Las boletas del FdT

Fernández retiene a Cafiero y apunta a sumar figuras propias en el Congreso

Axel Kicillof y Alberto Fernández

Alberto Fernández pareció coronar, el miércoles, un movimiento exitoso de doble impacto: la instalación, sin confirmación oficial y alguna cautela oficiosa, de Victoria Tolosa Paz en la cima de la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires supone una victoria del Presidente no solo respecto a que "su" candidata quedaría al tope de la boleta sino, además, archiva la avanzada para que ese lugar lo ocupe Santiago Cafiero, su jefe de Gabinete.

Los Fernández en modo electoral: tres nombres para la lista bonaerense y la reconquista del voto propio

Los Fernández en modo electoral: tres nombres para la lista bonaerense y la reconquista del voto propio

Sobre la hipótesis de una charla -no presencial- entre el presidente y Cristina Kirchner, se habría allanado el que parecía el factor más complejo del engranaje bonaerense, sumado a la presencia de Daniel Gollan, un cristinista que es ministro de Axel Kicillof y que, con su eventual salida, permite el ascenso de Nicolás Kreplak, viceministro de Salud, ligado a La Cámpora, que hasta el fin de semana sonó como el posible número dos de la boleta.

Gollan o Kreplak, aunque en la escruta minuciosa no sean lo mismo, a simple vista expresan algo similar: la presencia de Kicillof en la cima de lista del Frente de Todos (FdT), no solo como rasgo de que el Presidente y el gobernador son los que ponen las principales figuras -al margen que tengan múltiples nacionalidades políticas- sino como mensaje de que tanto Fernández como Kicillof, que en 2019 no ubicaron legisladores, ahora ubican figuras propias.

"Hay que esperar unas horas más para que termine de madurar, pero es un escenario que está sólido", apuntó ayer un funcionario nacional que habló con Fernández. Supone, a simple vista, que el Presidente logró avanzar dos casilleros: poner al nombre que encabece la boleta y evitar que la discusión de las listas se convierta en un procedimiento para apurar un cambio de gabinete, discusión que contó este diario.

No tener que desplazar a Cafiero y poner a Tolosa Paz como primer diputada eran dos precondiciones que Fernández no quiso resignar y que, al caer el miércoles, parecía conseguir. La titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales se convertirá, además, en una de las voces que Fernández quiere tener en el Congreso donde, se quejan en el Gobierno, aunque hay casi 120 diputados y 40 senadores, prácticamente no hay figuras que defienden las medidas oficiales. Daniel Arroyo, que dejaría Desarrollo Social para ser candidato a diputado, podría computar en la misma cuenta: como figuras puestas por el Presidente.

En la mesa de arena de Olivos, el nombre de Tolosa Paz está en análisis desde hace meses tal como contó elDiarioAR en una nota de principios de mayo donde se la mencionó junto a Daniel Scioli y Fernanda Raverta. Por entonces, este diario reconstruyó la mirada que había sobre la funcionaria, en particular su relación con el Presidente pero además que era bien vista por la vice. La matriz, por entonces, era esa: la figura que encabezara la boleta no expresaba a un solo sector, sino que tenía terminales en varios de los espacios del Frente de Todos (FdT). Lo mismo ocurría, y por eso su nombre siguió sonado, con Fernanda Raverta, la titular de la ANSeS.

A la espera de que se consolide el dueto Tolosa Paz-Gollan, se agita otra discusión sobre el resto de los lugares de la boleta bonaerense y de la lista de CABA. En provincia de Buenos Aires, se estiman entre 16 y 18 diputados "entrables" entre los cuales se indica que el Presidente quiere ubicar, al menos, cinco. Un acuerdo posible, según circuló ayer en fuentes del PJ bonaerense, es que Fernández haya renunciado a poner otros candidatos suyos a cambio de que se clausure la presión sobre Cafiero y se acepte que Tolosa Paz vaya al tope de la lista.

El martes, Sergio Massa almorzó en su despacho con Máximo Kirchner. Fue en medio de una jornada de versiones cruzadas y tensiones explícitas. El presidente de la Cámara juega, a su vez, una cruzada propia donde busca mantener su propio espacio. En su entorno se habló de que uno de los nombres propuestos es el de Sergio Sasia, dirigente de la Unión Ferroviaria. Ese sector está bajo la órbita del massismo, vía Martín Marinucci.

Hay otros nombres entre los posibles. Leopoldo Moreau, una figura importante en temas sensibles para Cristina como son los organismos de inteligencia, y Fernanda Vallejos, que preside la Comisión de Presupuesto de Diputados. Apareció, además, la versión de que podría haber un lugar para Gabriel Mariotto, dirigente de Compromiso Federal, el partido de Alberto Rodríguez Saá, que reclama que se habiliten las PASO. Algo similar puede ocurrir con el sector vinculado a Juan Grabois, que planteó que haya primarias para "dar debates internamente". Natalia Zaracho es la figura que aparece por ese sector, bajo el sello del Frente Patria Grande.

Los intendentes Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Ariel Sujarchuk (Escobar) son otros nombres que aparecen como posibles postulantes mientras que se sugiere que Mario Ishii podría pedir que Nicolás Rodríguez Saá continúe como diputado. Entre las damas se menciona a Mónica Macha de Nuevo Encuentro, Mirta Tundis y Liliana Schwindt, de la Corriente de La Militancia. Daniel Menéndez, dirigente de Barrios de Pie, agrupación que se acaba de fusionar con el Movimiento Evita, es otro de los nombres que suena para integrar los lugares expectantes en la boleta.

PI