Mientras Larreta baja el perfil combativo, Macri va al choque y hace campaña

Macri, de campaña junto al santafesino Federico Angelini en 2019.

0

El reparto de roles coincide con sus perfiles previos. Horacio Rodríguez Larreta evita chocar de frente con el gobierno nacional. El alcalde porteño incluso elige no pegarle al presidente caído, después del Olivos-gate. Ese papel lo cumplen otros dirigentes dentro de Juntos. Si bien Larreta descartó el recurso del juicio político contra Alberto Fernández, los halcones amarillos lo impulsan en Diputados. Y Mauricio Macri se sube por sus propios medios al ring en contra del oficialismo. 

El larretismo, en cambio, optó por “no hacer olas”. Así lo explica un armador del gobierno porteño. El riesgo de machacar en exceso con el escándalo del cumpleaños de Fabiola Yáñez es el boomerang de la antipolítica. Alimentar la pasión social del escepticismo podría resultar perjudicial para los dos grandes frentes en pugna. "Fue muy importante que el Presidente reconociera el error y pidiera disculpas", concedió el intendente de Lanús Néstor Grindetti. “El verdadero juicio va a estar en las urnas”, coincidió Diego Santilli. Y Larreta planteó que no veía motivos para avanzar con el jury contra Fernández. 

Mientras la guardia larretista modera su speech, Macri levantó el perfil. "La foto terminó por destruir toda autoridad moral del Presidente", planteó en TN. En paralelo empezó a hacer campaña de forma más explícita por algunos candidatos. En estos días, se expresará y hasta compartirá foto con María Eugenia Vidal en la Capital. La exgobernadora está jaqueada desde la derecha por dos adversarios. Uno es interno: la lista encabezada por Ricardo López Murphy. Por afuera de la primaria cambiemita la corre Javier Milei. 

Según averiguó elDiarioAR, Vidal y Macri se reunieron este martes en las oficinas del expresidente en Olivos. "Sirvió para recomponer la relación", afirma un mediador de la bilateral.  

El expresidente también pretende mostrarse junto al precandidato a diputado cordobés Gustavo Santos, ex ministro de Turismo durante la presidencia PRO. En territorio bonaerense, según revelan cerca del egresado del Cardenal Newman, su intención es hacer alguna recorrida junto a Diego Santilli. Su equipo está estudiando en qué municipio les puede resultar conveniente a ambos el espaldarazo, porque en el conurbano la imagen del expresidente está por el piso.  

"Me une una mayor relación con Gustavo Santos por el trabajo para el impulso del turismo en la Argentina. También con Mario Negri con un rol muy importante, es un gran presidente del interbloque", afirmó Macri en la radio cordobesa Cadena 3

"Ellos dos forman un excelente equipo y tienen todo mi apoyo y confianza para esta elección y en particular Gustavo Santos para darle una alternativa a todos los cordobeses", completó.

La segunda provincia con mayor cantidad de votantes, por encima de Santa Fe y la Capital, es su “lugar en el mundo”. Así lo definió él en varias oportunidades. En las presidenciales del 2019, Macri obtuvo en Córdoba el 61,3% de los votos; le sacó 32 puntos de ventaja a Alberto Fernández.

Los apadrinados de Macri en las boletas no llegan a diez: Hernán Lombardi, Fernando Iglesias, su secretario Darío Niego, Federico Angelini en Santa Fe y Gustavo Santos en Córdoba. Pocos, pero ruidosos. Los ángeles mauricistas son bulldogs ideológicos y mediáticos, siempre alerta ante los movimientos del kirchnerismo. Y también ante los del larretismo.

La postulación del economista Martín Tetaz no fue una ocurrencia de Macri. El jefe del PRO, sin embargo, está encantado con la performance del excolumnista radial, según le comentó por teléfono a uno de sus créditos electorales.

Cerca del expresidente aseguran que a Macri acumula pedidos proselitistas de las 24 provincias. Con PASO del frente opositor en 17 provincias, donde los radicales desafían al PRO, el respaldo del expresidente podría resultar beneficioso en una elección primaria.

“Quizás su presencia en la general le reste a algunos candidatos, pero en la PASO a muchos les puede servir. Hay un 30 por ciento de la sociedad que todavía es de él, no de Horacio, sobre todo en zonas más agrícolas y conservadoras. Y ese capital tranquilamente te vuelca una primaria dentro de Juntos”, razona un diputado que habla seguido con Macri.

“No tengo edad para jubilarme, tengo una pasión por mi país que no se va a apagar", le dijo el expresidente al periodista Joaquín Morales Solá. La frase no causó sorpresa dentro de la familia ensamblada de JxC. Para entusiasmo de algunos cambiemitas y resignación de otros, Macri no ocupa el centro de la oposición. Pero tampoco se termina de correr a un rincón invisible.

AF

Etiquetas
stats