La Legislatura porteña aprobó los proyectos para construir torres en Costa Salguero y Costanera Sur

Organizaciones ambientales, políticas y sociales que rechazan las propuestas inmobiliarias del gobierno porteño realizaron una protesta en las puertas de la Legislatura.

elDiarioAR

0

Vamos Juntos, el bloque oficialista en la Legislatura porteña, logró aprobar este jueves dos proyectos del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta: la rezonificación de Costa Salguero, para habilitar allí la construcción de edificios privados, y el convenio con el grupo IRSA para levantar un nuevo barrio en la exCiudad Deportiva de Boca.

Costanera Sur y una mirada crítica: la ciudad del 2050 se construye hoy

Costanera Sur y una mirada crítica: la ciudad del 2050 se construye hoy

Con 36 votos a favor, del oficialismo y aliados; 22 en contra, del Frente de Todos y del Frente de Izquierda, quedó aprobada la rezonificación de Costa Salguero; en tanto que el convenio con IRSA recibió 36 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones.

Las posturas de los bloques políticos

Frente de Izquierda

En el primer discurso de la sesión, la diputada del Frente de Izquierda Amanda Martín dijo que desde el bloque de Horacio Rodríguez Larreta "quieren hacer un tratamiento express, antes del recambio legislativo", y agregó que "el oficialismo no se hace cargo del contenido de esta sesión".

Martín afirmó que "en la ciudad se van rematando las tierras públicas, mientras tenemos al menos dos problemas graves: las inundaciones, que afectan particularmente a las villas, y la crisis habitacional". Y remarcó que desde su bloque "siempre vamos a defender una ciudad para las y los trabajadores, y no para los especuladores".

La legisladora por el FIT consideró que los proyectos "no tienen por destino resolver la crisis habitacional" del distrito y fustigó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por "desconocer la voluntad popular".

"Este paquete de negocios inmobiliarios no tienen por destino resolver la crisis habitacional de la Ciudad. Al revés, la agravarán ya que su impacto será encarecer el suelo urbano y con ello dificultar más la compra y el alquiler de las viviendas", afirmó la legisladora durante la sesión ordinaria.

En ese marco, detalló que "de acuerdo a estimaciones de especialistas, en las nuevas construcciones el metro cuadrado cotizará por arriba de los 5.000 dólares en la Costanera Sur y en 9.000 en la Norte", tras lo cual advirtió que "son precios exorbitantes imposibles de afrontar para los trabajadores".

Martín dijo que "el impacto ambiental también será muy grave. La Ciudad tiene un déficit de espacios verdes. Se estima que rondan los siete metros cuadrados por habitante cuando las recomendaciones internacionales duplican esa cifra".

"Además la construcción en la Costanera Sur será sobre un humedal, que debe ser preservado como parte del cuidado del ambiente", agregó.

"Las audiencias públicas realizadas expresaron el rechazo masivo de la población a estos negociados inmobiliarios", recordó y expresó su repudio "a que Larreta desconozca la voluntad popular", al tiempo que manifestó el respaldo de su espacio a la movilización que desarrolla en las puertas de la Legislatura.

Frente de Todos

El bloque reafirmó su oposición a los proyectos inmobiliarios al asegurar que favorece a las “grandes desarrolladoras” e implica “el remate de tierras públicas” en la costa de la Ciudad.

Durante la sesión ordinaria del Parlamento capitalino, los legisladores del bloque opositor coincidieron en señalar que las iniciativas para levantar torres en la Costanera Norte y la Sur incrementarán “la especulación financiera”, mientras que advirtieron que no cuentan con “un beneficio comunitario”.

El legislador Juan Manuel Valdés consideró que el avance del paquete de proyectos “es un retroceso porque implicará dejar a las próximas generaciones sin acceso al río y quedarán privatizados terrenos para unos pocos que son los que pueden pagar los altos costos de esas viviendas”.

"Rodríguez Larreta lleva vendidas 276 hectáreas desde que asumió como jefe de Gobierno", precisó y agregó que a los convenios urbanísticos que posibilitan las nuevas torres "les falta el interés y el beneficio comunitario ya que quedan como fuente de especulación financiera".

La legisladora Claudia Neira indicó que "no se entiende la planificación integral del área costera en la que se insertan estos proyectos" y sostuvo que “lo que hace el Gobierno porteño es incentivar una clase de construcción, como lo son las viviendas de lujo, al lado de Puerto Madero, donde más de la mitad de los departamentos están vacíos”.

María Bielli, también del FDT, evaluó que la batería de proyectos refleja “el negocio que cierra perfecto para las desarrolladoras inmobiliarias”; al tiempo que sostuvo que “nos quiere hacer creer que hay un beneficio para la Ciudad, a partir de una composición insignificante”.

A su vez, la diputada Lucía Cámpora dijo que “Rodríguez Larreta y la fuerza que gobierna la Ciudad sabe que está votando algo que la ciudadanía rechaza y, por eso, pone las vallas en la Legislatura y también por eso esperó a que termine la compaña electoral para avanzar con estos proyectos”

“Rodríguez Larreta es la representación institucional de las grandes desarrolladoras inmobiliarias y ustedes, los legisladores del oficialismo, legislan para favorecer esos negocios y rematan tierras públicas”, aseveró.

Vamos Juntos

El legislador porteño del bloque oficialista de Vamos Juntos Daniel Del Sol defendió el paquete de proyectos inmobiliarios para levantar torres en la Costanera Norte y Sur, que eran debatidos esta tarde en la sesión de la Legislatura, al indicar que son “medidas que fomentan tanto la inversión, la generación de empleo y la ampliación de los espacios públicos”.

"La Costanera se va a transformar, tanto en el Norte como en el Sur, creando espacios verdes con mixtura de usos que permitan hacer ciudad donde hoy no la hay, dando continuidad a las innovaciones que se vienen concretando en la Ciudad de Buenos Aires hace 14 años", sostuvo Del Sol.

Puntualmente, sobre el convenio entre el Gobierno porteño con la empresa IRSA para levantar torres en la zona sur de la ribera, el legislador indicó que “esta ley permitirá recuperar, renovar e integrar a la Ciudad un terreno en desuso de 70 hectáreas, que se encuentra privatizado, restringido a la ciudadanía y sin la posibilidad de convivencia con el río”.

En este sentido, agregó que los acuerdos urbanísticos con constructoras privadas para habilitar nuevas edificaciones en altura “tendrán contraprestaciones que serán destinadas a promover el desarrollo urbano equitativo y sustentable del Área Central, comprendida en el Fondo para el Desarrollo Urbano Sostenible que aprobamos recientemente”.

"En este difícil contexto económico para los argentinos tenemos que tomar medidas que fomenten tanto la inversión, la generación de empleo y la ampliación de los espacios públicos, como la transparencia y la eficiencia en el control", destacó a modo de resumen de los expedientes con proyectos inmobiliarios que forman parte del temario de la sesión ordinaria.

Con información de Télam.

IG

Etiquetas
stats