Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
Congreso Debate del megaproyecto de Javier Milei

Ley ómnibus: se reanudó la sesión de Diputados y podría terminar recién mañana

Diputados del bloque Unión por la Patria, en la sesión por la ley ómnibus.

Juan José Domínguez

0

La primera sesión del Congreso del gobierno de Javier Milei debió ser partida en dos debido al kilométrico proyecto para el que fue convocada: la ley ómnibus, cuyo nombre formal es “Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos”, y que establece la declaración de emergencia pública en varias materias (es decir que se le otorgarán al Presidente superpoderes para decidir medidas sin pasar por el Congreso), una reforma del Estado y la privatización de empresas públicas.

La sesión arrancó poco después de las 10 de la mañana del miércoles y por la noche, después de casi 12 horas de discusiones en el recinto, se decidió pasar a un cuarto intermedio hasta este jueves a las 12.

La segunda jornada está dedicada exclusivamente de exposiciones de oradores individuales, después de que en la jornada inaugural ya lo hicieran los jefes de bloques y los miembros informantes del plenario de comisiones en que se debatió el proyecto.

Como se explicó en esta nota, una vez que finalice la lista de oradores se realizará la votación en general del proyecto, que podría ser aprobada por un amplio margen de votos, aunque la suerte de muchos de los numerosos temas que contiene la iniciativa podría ser distinta.

De hecho, por la cantidad y diversidad de asuntos del largo articulado del proyecto es probable que la votación en particular no termine este jueves y que se extienda a la madrugada del viernes. Es decir, tres días de sesión, algo muy pocas veces visto en la historia institucional argentina.

“Difícilmente antes del viernes se vote en particular”, reconocieron en la Presidencia de Diputados, que conduce Martín Menem.

Momentos de tensión en el día uno

La sesión comenzó a las 10.30 del miércoles, luego que el oficialismo consiguiera la presencia de 137 diputados en el recinto y lograra ampliamente el quórum (el piso es de 129 diputados: la mitad más uno de los integrantes), gracias al apoyo de la UCR, el PRO, Innovación Federal y Hacemos Coalición Federal, bloques que además contribuirán a la aprobación en general del proyecto.

Después de homenajes, cuestiones de privilegio y otras cuestiones de rigor, la ley ómnibus se comenzó a tratar cerca de las 12.30 con la lectura de los cambios al dictamen de mayoría que se redujeron de 524 a 385 artículos.

Durante el transcurso del debate se vivieron momentos de tensión, cuando al mediodía se decidió expulsar de las gradas a Tomás Agote —quien se presenta como emprendedor en sus redes sociales—, presente en uno de los palcos del recinto, desde donde propinó insultos a legisladores mientras hacían uso de la palabra.

Además, Leonardo Sosa, uno de los fundadores de Revolución Federal, la agrupación de ultraderecha investigada judicialmente en la causa abierta por el intento de asesinato de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2022, asistió como invitado. No está procesado por ese intento de magnicidio sino por amenazas a funcionarios kirchneristas e intimidación pública. Pudo entrar al edificio legislativo en pleno debate de la ley ómnibus porque su nombre figuraba en un listado que acercó la diputada libertaria Lilia Lemoine. Su presencia fue cuestionada por diputados de Unión por la Patria (UxP).

Afuera, manifestantes que se reunieron en la plaza del Congreso para protestar contra la ley ómnibus fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad, que intentaron hacer cumplir el protocolo antipiquetes y despejar el tránsito sobre la calle Rivadavia, que de todas maneras permaneció cortado.

La votación podría demorarse hasta el fin de semana

Luego de una extensa jornada de exposiciones, el presidente de la Cámara de Diputados sometió a votación llamar a un cuarto intermedio hasta este jueves al mediodía. Si se mantienen sesiones de esta duración, el debate de la ley ómnibus podría extenderse hasta el fin de semana.

La decisión profundizó la disputa con Unión por la Patria que, este miércoles, tuvo un revés legislativo luego de que se rechazará la posibilidad de que el megapaquete de reformas volviera a comisiones. Desde el bloque opositor, denuncian que la intención del oficialismo es demorar la votación del proyecto para continuar negociando su aprobación en la previa de la sesión.

El retraso en la votación de la iniciativa, sin embargo, podría generarle problemas al Gobierno por la creciente presión para que se realicen nuevos cambios al texto, especialmente de parte de algunos gobernadores.

Con información de Télam

JJD

Etiquetas
stats