Pablo Moyano pidió paritarias libres, un bono y asignaciones para todos los trabajadores

elDiarioAR

0

Los integrantes de la CGT, la CTA y organizaciones de izquierda salieron este miércoles a las calles a reclamar contra los aumentos de precios y la situación de los trabajadores, tras revelarse el número de la inflación y a pesar de los cambios en el Gabinete marcados por el desembarco de Sergio Massa al Ministerio de Economía.

Facundo Moyano se suma a la marcha de la CGT con consigna propia: "En contra de los formadores de precios"

Saber más

En la concentración de Camioneros, en un improvisado escenario que montó el gremio sobre un camión de reparto de gaseosas, su líder y miembro del triunvirato cegetista, Pablo Moyano, le apuntó “a los formadores de precios, los empresarios, la AEA (Asociación Empresaria Argentina), los medios de comunicación, Mercado Libre, los bancos que quieren hacer un golpe institucional contra el Gobierno”.

En un breve discurso improvisado, Moyano denunció “a esta banda de delincuentes que hacen tanto daño al país, que todos los días atacan al Gobierno en la tapa de Clarín y La Nación” y anunció que los trabajadores van a “hacer cientos de machas contra estos tipos”, al tiempo que le dejó un mensaje directo al Presidente: “Le quiero decir al compañero Alberto que haga lo que tenga que hacer contra los especuladores. Poné lo que tenés que poner, aplicale las multas que los trabajadores te vamos a bancar, no podemos seguir con este nivel de inflación. Compañero Alberto, sacá ese bono o asignación suma fija para los trabajadores que no llegan a fin de mes, que la asignación por hijo sea universal, para todos, y que haya paritarias libres. Vamos a salir a la calle todas las veces para apoyar a este Gobierno contra estos hijos de puta que les sacan la comida de la boca a nuestros hijos”, concluyó.

Horas antes, el dirigente sindical había anticipado que la movilización apuntaba a “denunciar a aquellos especuladores y empresarios que buscan destituir al Gobierno con golpes de mercado, golpes mediáticos, golpes de la justicia y aumentando los precios de primera necesidad”.

“Si los empresarios argentinos no son solidarios en un contexto mundial muy complejo, esta marcha será el inicio de la lucha”, expresó.

Bajo el lema “Primero la Patria”, las centrales sindicales evitaron responsabilizar a la gestión de Alberto Fernández por la situación económica que enfrenta el país, pero le exigen que presionen a los sectores empresarios que “no son solidarios con la Argentina”.

A través de un comunicado de prensa, el triunvirato advirtió que la inflación “ha alcanzado niveles intolerables”, y apuntan contra “los formadores de precios” y “especuladores”.

“La gravedad de la crisis económica y social de origen multicausal que atraviesa la Argentina por estas horas, nos convoca a todos aquellos que integramos y nos sentimos parte del Movimiento Obrero Organizado a marchar reiterando nuestra exigencia de protección integral para todos los trabajadores ocupados, desocupados y jubilados”, expusieron en el escrito.

Por la mañana, una delegación de Camioneros cortó el acceso a la autopista 25 de Mayo, a la altura de San Juan y Lima, y protagonizó una situación de tensión con la Policía de la Ciudad que rápidamente logró liberal el carril y el corte se trasladó al cruce de las avenidas 9 de julio y San Juan.

Si bien las centrales convocaron a salir desde la Plaza de la República, ubicada en las cercanías del Obelisco a partir de las 15, se espera que distintas delegaciones se trasladen encolumnadas por el microcentro porteño al punto de encuentro.

La marcha irá hacia el Congreso y, a diferencia de otras convocatorias, no contará con escenario ni oradores, mientras que la CGT realizará una conferencia de prensa a las 17 en el edificio de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN).

En tanto, Héctor Daer, indicó que se movilizan por “un plan antiinflacionario” y en llamado “a la responsabilidad de los actores políticos” y a la unidad: “Para evitar que al ajuste lo paguemos todos”.

“Queremos defender nuestro salario. Basta de especulación. El país justo e igualitario que necesitamos lo vamos a construir con lxs trabajadorxs organizadxs”, reclamó desde sus redes sociales.

Por su parte, el titular de la CTA, Hugo Yasky, aclaró que no se trata de una acción “contra el Gobierno”, pero elevó la exigencia destinada a Sergio Massa para la planificación de una agenda social.

“Hay que iniciar un proceso de movilizaciones para que el pueblo en la calle sea protagonista de una agenda que contemple una respuesta para lograr salir de esta situación con más democracia, más distribución y justicia social y no con más ajuste”, sostuvo en declaraciones radiales.

Las organizaciones sociales oficialistas, nucleadas en la UTEP, confirmaron su presencia en el encuentro frente a la Plaza de los Dos Congresos.

También se plegaron a la protesta los partidos de izquierda, aunque, desde los sectores que saldrán a movilizarse, dejaron en claro que, a diferencia de la CGT y la CTA, las exigencias y denuncias son direccionadas al Gobierno Nacional.

Desde las 16, las distintas delegaciones convocantes, entre ellas, el Polo Obrero, Nuevo MAS, MST, FOL y demás partidos, se concentrarán en Diagonal Sur y Perú para redirigirse a la Plaza de Mayo.

Allí, tendrá lugar a un acto que contará con la palabra de referentes sindicales del Sitrarepa (Sindicato de Trabajadores del Reparto por Aplicaciones), Unidad Piquetera, Sutna (Sindicato Único de Trabajadores del Neumático), CICOP (Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires), entre otros. .

El dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni apuntó contra las centrales sindicales que respaldan al Gobierno a los calificó de “cómplices del ajuste” de Alberto Fernández y Sergio Massa.

“Vamos a movilizarnos de forma independiente de la CGT. Nosotros vamos a ir a Plaza de Mayo a diferencia que la CGT que va a ir a dar una vueltita por el centro”, enfatizó.

En la misma línea, la referente del Nuevo MAS, Manuela Castañeira, cruzó también a los triunviros de las centrales obreras a quienes culpó de “marchar a favor del Gobierno ajustador”.

“Desde la izquierda nos movilizaremos a la Plaza de Mayo contra el ajuste recesivo que está impulsando Massa y el Gobierno del Frente de Todos y en reclamo por la reapertura de las paritarias y por un salario mínimo que parta de los $170.000”, expresó Castañeira.

El pedido de la UOM

El secretario general de la UOM, Abel Furlán, planteó que un eventual aumento salarial por decreto “no tiene que estar atado ni condicionado a ninguna discusión paritaria” porque sino sería “una intromisión” y generaría “un problema” para los sindicatos.

“No estamos de acuerdo con que se dé algún incremento por decreto que tenga una cláusula de absorción sobre la paritaria que nosotros discutimos. Si el Gobierno tiene pensado dar algún incremento por decreto, lo haga en función de recuperar el salario real y que no esté atado ni condicionado a ninguna discusión paritaria”, sostuvo el referente sindical.

En declaraciones radiales, el dirigente peronista destacó que cualquier decisión en ese sentido no debe incluir “ni cláusula de absorción, ni intromisión de la paritaria”.

Y ahondó: “Si el aumento de suma fija va a estar condicionado a la paritaria, va a ser un problema para nosotros”.

En cambio, Furlán señaló que si la Casa Rosada avanza en un incremento salarial en esas condiciones que plantea para recuperar el salario real, “estaría siendo un aporte muy importante en la puja distributiva” y subrayó: “Eso lo podemos ver con muy buenos ojos y lo podemos acompañar”.

“Los sectores de la producción cada vez ganan más y sólo los trabajadores están perdiendo. Tener al Gobierno de nuestro lado nos cae muy bien. El Gobierno sabe que vamos a defender las paritarias, que son la única herramienta para sostener el poder adquisitivo del salario”, añadió.

Por otra parte, el líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) ratificó que la movilización de la CGT al Congreso fue convocada “contra los formadores de precios por el despojo que hacen permanentemente del poder adquisitivo de los trabajadores y los someten a situaciones tremendas, y también contra los sectores del poder que quieren desestabilizar al Gobierno pretendiendo llevar adelante una devaluación”.

“No podemos mirar para el costado cuando se somete a los trabajadores a situaciones indignas. Es muy cruel lo que está sucediendo en las góndolas con la canasta alimentaria”, concluyó.

Con información de agencias.

IG

Los integrantes de la CGT, la CTA y organizaciones de izquierda salieron este miércoles a las calles a reclamar contra los aumentos de precios y la situación de los trabajadores, tras revelarse el número de la inflación y a pesar de los cambios en el Gabinete marcados por el desembarco de Sergio Massa al Ministerio de Economía.

Facundo Moyano se suma a la marcha de la CGT con consigna propia: "En contra de los formadores de precios"

Saber más

En la concentración de Camioneros, en un improvisado escenario que montó el gremio sobre un camión de reparto de gaseosas, su líder y miembro del triunvirato cegetista, Pablo Moyano, le apuntó “a los formadores de precios, los empresarios, la AEA (Asociación Empresaria Argentina), los medios de comunicación, Mercado Libre, los bancos que quieren hacer un golpe institucional contra el Gobierno”.

En un breve discurso improvisado, Moyano denunció “a esta banda de delincuentes que hacen tanto daño al país, que todos los días atacan al Gobierno en la tapa de Clarín y La Nación” y anunció que los trabajadores van a “hacer cientos de machas contra estos tipos”, al tiempo que le dejó un mensaje directo al Presidente: “Le quiero decir al compañero Alberto que haga lo que tenga que hacer contra los especuladores. Poné lo que tenés que poner, aplicale las multas que los trabajadores te vamos a bancar, no podemos seguir con este nivel de inflación. Compañero Alberto, sacá ese bono o asignación suma fija para los trabajadores que no llegan a fin de mes, que la asignación por hijo sea universal, para todos, y que haya paritarias libres. Vamos a salir a la calle todas las veces para apoyar a este Gobierno contra estos hijos de puta que les sacan la comida de la boca a nuestros hijos”, concluyó.

Horas antes, el dirigente sindical había anticipado que la movilización apuntaba a “denunciar a aquellos especuladores y empresarios que buscan destituir al Gobierno con golpes de mercado, golpes mediáticos, golpes de la justicia y aumentando los precios de primera necesidad”.

“Si los empresarios argentinos no son solidarios en un contexto mundial muy complejo, esta marcha será el inicio de la lucha”, expresó.

Bajo el lema “Primero la Patria”, las centrales sindicales evitaron responsabilizar a la gestión de Alberto Fernández por la situación económica que enfrenta el país, pero le exigen que presionen a los sectores empresarios que “no son solidarios con la Argentina”.

A través de un comunicado de prensa, el triunvirato advirtió que la inflación “ha alcanzado niveles intolerables”, y apuntan contra “los formadores de precios” y “especuladores”.

“La gravedad de la crisis económica y social de origen multicausal que atraviesa la Argentina por estas horas, nos convoca a todos aquellos que integramos y nos sentimos parte del Movimiento Obrero Organizado a marchar reiterando nuestra exigencia de protección integral para todos los trabajadores ocupados, desocupados y jubilados”, expusieron en el escrito.

Por la mañana, una delegación de Camioneros cortó el acceso a la autopista 25 de Mayo, a la altura de San Juan y Lima, y protagonizó una situación de tensión con la Policía de la Ciudad que rápidamente logró liberal el carril y el corte se trasladó al cruce de las avenidas 9 de julio y San Juan.

Si bien las centrales convocaron a salir desde la Plaza de la República, ubicada en las cercanías del Obelisco a partir de las 15, se espera que distintas delegaciones se trasladen encolumnadas por el microcentro porteño al punto de encuentro.

La marcha irá hacia el Congreso y, a diferencia de otras convocatorias, no contará con escenario ni oradores, mientras que la CGT realizará una conferencia de prensa a las 17 en el edificio de la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN).

En tanto, Héctor Daer, indicó que se movilizan por “un plan antiinflacionario” y en llamado “a la responsabilidad de los actores políticos” y a la unidad: “Para evitar que al ajuste lo paguemos todos”.

“Queremos defender nuestro salario. Basta de especulación. El país justo e igualitario que necesitamos lo vamos a construir con lxs trabajadorxs organizadxs”, reclamó desde sus redes sociales.

Por su parte, el titular de la CTA, Hugo Yasky, aclaró que no se trata de una acción “contra el Gobierno”, pero elevó la exigencia destinada a Sergio Massa para la planificación de una agenda social.

“Hay que iniciar un proceso de movilizaciones para que el pueblo en la calle sea protagonista de una agenda que contemple una respuesta para lograr salir de esta situación con más democracia, más distribución y justicia social y no con más ajuste”, sostuvo en declaraciones radiales.

Las organizaciones sociales oficialistas, nucleadas en la UTEP, confirmaron su presencia en el encuentro frente a la Plaza de los Dos Congresos.

También se plegaron a la protesta los partidos de izquierda, aunque, desde los sectores que saldrán a movilizarse, dejaron en claro que, a diferencia de la CGT y la CTA, las exigencias y denuncias son direccionadas al Gobierno Nacional.

Desde las 16, las distintas delegaciones convocantes, entre ellas, el Polo Obrero, Nuevo MAS, MST, FOL y demás partidos, se concentrarán en Diagonal Sur y Perú para redirigirse a la Plaza de Mayo.

Allí, tendrá lugar a un acto que contará con la palabra de referentes sindicales del Sitrarepa (Sindicato de Trabajadores del Reparto por Aplicaciones), Unidad Piquetera, Sutna (Sindicato Único de Trabajadores del Neumático), CICOP (Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires), entre otros. .

El dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni apuntó contra las centrales sindicales que respaldan al Gobierno a los calificó de “cómplices del ajuste” de Alberto Fernández y Sergio Massa.

“Vamos a movilizarnos de forma independiente de la CGT. Nosotros vamos a ir a Plaza de Mayo a diferencia que la CGT que va a ir a dar una vueltita por el centro”, enfatizó.

En la misma línea, la referente del Nuevo MAS, Manuela Castañeira, cruzó también a los triunviros de las centrales obreras a quienes culpó de “marchar a favor del Gobierno ajustador”.

“Desde la izquierda nos movilizaremos a la Plaza de Mayo contra el ajuste recesivo que está impulsando Massa y el Gobierno del Frente de Todos y en reclamo por la reapertura de las paritarias y por un salario mínimo que parta de los $170.000”, expresó Castañeira.

El pedido de la UOM

El secretario general de la UOM, Abel Furlán, planteó que un eventual aumento salarial por decreto “no tiene que estar atado ni condicionado a ninguna discusión paritaria” porque sino sería “una intromisión” y generaría “un problema” para los sindicatos.

“No estamos de acuerdo con que se dé algún incremento por decreto que tenga una cláusula de absorción sobre la paritaria que nosotros discutimos. Si el Gobierno tiene pensado dar algún incremento por decreto, lo haga en función de recuperar el salario real y que no esté atado ni condicionado a ninguna discusión paritaria”, sostuvo el referente sindical.

En declaraciones radiales, el dirigente peronista destacó que cualquier decisión en ese sentido no debe incluir “ni cláusula de absorción, ni intromisión de la paritaria”.

Y ahondó: “Si el aumento de suma fija va a estar condicionado a la paritaria, va a ser un problema para nosotros”.

En cambio, Furlán señaló que si la Casa Rosada avanza en un incremento salarial en esas condiciones que plantea para recuperar el salario real, “estaría siendo un aporte muy importante en la puja distributiva” y subrayó: “Eso lo podemos ver con muy buenos ojos y lo podemos acompañar”.

“Los sectores de la producción cada vez ganan más y sólo los trabajadores están perdiendo. Tener al Gobierno de nuestro lado nos cae muy bien. El Gobierno sabe que vamos a defender las paritarias, que son la única herramienta para sostener el poder adquisitivo del salario”, añadió.

Por otra parte, el líder de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) ratificó que la movilización de la CGT al Congreso fue convocada “contra los formadores de precios por el despojo que hacen permanentemente del poder adquisitivo de los trabajadores y los someten a situaciones tremendas, y también contra los sectores del poder que quieren desestabilizar al Gobierno pretendiendo llevar adelante una devaluación”.

“No podemos mirar para el costado cuando se somete a los trabajadores a situaciones indignas. Es muy cruel lo que está sucediendo en las góndolas con la canasta alimentaria”, concluyó.

Con información de agencias.

IG

Los integrantes de la CGT, la CTA y organizaciones de izquierda salieron este miércoles a las calles a reclamar contra los aumentos de precios y la situación de los trabajadores, tras revelarse el número de la inflación y a pesar de los cambios en el Gabinete marcados por el desembarco de Sergio Massa al Ministerio de Economía.

Facundo Moyano se suma a la marcha de la CGT con consigna propia: "En contra de los formadores de precios"

Saber más

En la concentración de Camioneros, en un improvisado escenario que montó el gremio sobre un camión de reparto de gaseosas, su líder y miembro del triunvirato cegetista, Pablo Moyano, le apuntó “a los formadores de precios, los empresarios, la AEA (Asociación Empresaria Argentina), los medios de comunicación, Mercado Libre, los bancos que quieren hacer un golpe institucional contra el Gobierno”.