Entrevista

Soraya Maicoño, vocera de la comunidad mapuche Lof Quemquemtrew: "En la Patagonia, no cambió nada y sigue vigente la doctrina Bullrich"

Soraya Maicoño

Soraya Maicoño dice que está cansada de ver cómo la historia se repite. La vocera de la comunidad mapuche Lof Quemquemtrew habla desde el paraje Cuesta del Ternero, en El Bolsón, donde los miembros de su comunidad están cercados por las fuerzas federales en medio de un conflicto por un territorio en disputa. La semana pasada, cuando la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, discutió con el gobierno nacional por su pedido de intervención de las fuerzas federales en la Patagonia, Maicoño vino a Buenos Aires para participar de una conferencia de prensa junto al Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y la dirigente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas. En su intento por contrarrestar las acusaciones que vinculan a los mapuches con hechos de violencia y los señalan como terroristas, Maicoño afirma que lo que se vive hoy con el Frente de Todos en el gobierno es una réplica de lo que se vivió durante el mandato de Mauricio Macri, cuando murió Santiago Maldonado y Rafael Nahuel fue asesinado por fuerzas policiales. Dice que la gobernadora está instalando prácticas dictatoriales y que en el Sur sigue vigente la doctrina que impuso Patricia Bullrich durante su gestión como ministra de Seguridad. Su palabra choca de frente no sólo con la gobernadora sino también con la ofensiva de los medios de comunicación que potencian la campaña de estigmatización. “Hay que proteger los negocios de un grupo de empresarios poderosos y alimentar el odio de un montón de votantes”, dice.

¿Cuál es la situación que están viviendo en su comunidad?

Lo primero que quiero decir es que soy una mujer mapuche que está acompañando un proceso de recuperación territorial, una decisión que tomaron muchas comunidades y personas mapuches, tehuelches. La situación es tensa y angustiante porque tenemos hace más de un mes a hermanos y hermanas mapuches dentro del territorio del Lof Quemquemtrew con una medida cautelar, donde no se les permite el ingreso ni de comida ni de abrigo. 

Son dos lotes ubicados en el paraje de la Cuesta del Ternero, en la localidad de El Bolsón. 

Sí, fueron concesionados a un empresario que se llama Rolando Rocco y lo único que tiene es un permiso para forestar. En la década del noventa, el Estado rionegrino armó una empresa entre privada y estatal que se llama Enforsa que se dedica a la plantación de pinos, que le hacen mucho daño a la tierra y al agua: el pino no solamente seca las napas sino que además es un combustible bien dañino al momento de los incendios y lleva a que se propague el fuego mucho más. 

¿Cuál es la situación en el lugar?

Están nuestros pu lamien en el territorio, con la ayuda de vecinos y vecinas que eventualmente arriman alimentos: También desde hace casi un mes hay un acampe humanitario a unos kilómetros del territorio. En las noches, cuando nuestros lamien prenden una fogata para calentarse al lado del fuego, se puede ver ese fuego y podemos saber que ellos están bien ahí. Tanto el acampe como nuestros pu lamien están sitiados por las fuerzas del Grupo Especial del Cuerpo de Operaciones Especiales de Rescate (COER) por un lado y por las fuerzas de la Policía de Río Negro por el otro. Además ya está la Gendarmería dando vueltas por todo el pueblo de El Bolsón.

¿Cuándo llegó la Gendarmería?

La Gendarmería llegó la semana pasada. Está desde que se incendió el Club Andino Piltriquitron, un club donde se practica esquí y tiene que ver con el Cerro Perito Moreno y tiene que ver con el Proyecto Laderas, un emprendimiento inmobiliario motorizado por el intendente Bruno Pogliano y por Joe Lewis. Casualmente se incendió un edificio que está a una cuadra y media de la policía, a cuatro cuadras de los bomberos, rodeado de cámaras, en pleno centro. Por su ubicación, nos llama mucho la atención que se haya incendiado completamente sin que nadie interviniera. Esto fue la semana pasada y el mismo día la gobernadora y el intendente viajaron a Buenos Aires para pedir más refuerzos de seguridad. Desde entonces, está la Gendarmería. 

La gobernadora y el intendente responsabilizan a las comunidades por esos incendios. 

Hay que entender que si hay tanto ensañamiento en contra de un pueblo, es porque ese pueblo está resguardando el territorio y los políticos están perdiendo un gran negocio. Si cuesta entenderlo y se toman los dichos de un funcionario que respalda los negocios de empresarios extranjeros, o se está subestimando la inteligencia de un pueblo o los periodistas caen en la fácil de tomar los dichos de un funcionario del que se supone su discurso vale más que la necesidad de un pueblo.

Ustedes denuncian que el intendente Bruno Pogliano está ligado a Joe Lewis

Pogliano fue el contador de Lewis, sigue siendo un títere de Lewis y que está puesto ahí por Lewis. Hay muchas preguntas que deberían hacerse en Buenos Aires y no se hacen. ¿Por qué el pueblo mapuche no tiene territorio? ¿Quién se lo despojó? ¿Cuántas comunidades viven en la cuesta del Ternero? No es que de un día para el otro el Lof se asentó ahí. Es un territorio ancestral mapuche. Al periodismo en general le falta voluntad política para indagar un poco más. ¿Tanto poder tiene el empresario Rocco para tener una ruta provincial cortada hace un mes por las fuerzas de la policía provincial de Río Negro? Rocco es la pantalla y detrás de él está el interés de un empresario oscuro, seguramente extranjero. La falta de investigación por parte del periodismo también hace daño y también fija una postura política.

¿Por qué dicen que sigue vigente la doctrina Bullrich?

El Comando Unificado Patagónico que ellos formaron sigue actuando, sigue vigente la coordinación entre ministerios de Seguridad de Río Negro, de Chubut y de Neuquén. Si vos querés venir de Chubut a la Cuesta del Ternero por la ruta provincial 6 no solo te encontrás que está cortada por las fuerzas del COER, sino también encontrás policías de Chubut cortando la ruta para que no se pueda acceder tampoco desde la localidad de El Maitén. 

¿Cuál fue la postura de la gobernadora Carreras ante el reclamo de las comunidades desde que asumió?

La gobernadora nunca tuvo actitud de diálogo con ninguna de las comunidades, ni con el Lof Lafken Winkul Mapu, ni con el Lof Buenuleo, ni con el Lof Quijada, que está en conflicto con un barrio privado que se llama Arelauquen, ni con el Lof Gallardo Calfú, que fueron desalojados con represión. La gobernadora está instalando la teoría de los dos demonios y la estigmatización al pueblo mapuche como un grupo terrorista. Cuando se habla de terrorismo, se empieza a quitarle derecho a esas personas porque quedan exceptuadas de derecho. La gobernadora está instalando prácticas dictatoriales. La pregunta que nos hacemos es si el pueblo argentino está dispuesto a que todos los conflictos territoriales sociales se diriman militarizando las calles de las ciudades. Eso no se debe permitir. Hay que estar atentos, esto está resultando como un evento aleccionador para todos aquellos grupos sociales que se opongan a los proyectos extractivistas, mineros, petroleros, de represas, de soja. Y eso es lo que está pasando con el Lof Quemquemtrew, que está resguardando las nacientes del río Chubut. Son muchas las comunidades que están conectadas en esa zona. Los empresarios son los dueños de los medios y buscan instalar ese tipo de relato de la manera más burda y más baja como lo está haciendo Jorge Lanata. Eso expresa un nivel de racismo y discriminación hacia nosotros que habla de una sociedad que no evoluciona y permite todo este tipo de maltrato a un grupo social como el nuestro.

Durante el gobierno de Macri murió Santiago Maldonado durante una protesta social y asesinaron a Rafael Nahuel. Con la llegada del Frente de Todos, ¿qué cambió para ustedes en el territorio?

En realidad no cambió nada porque todo lo que se instaló en el gobierno de Macri se sostuvo en el gobierno nacional y popular. No hubo voluntad política de decir esto no corresponde, el Comando Unificado es un invento de Bullrich y no corresponde. Sin embargo, esas cuestiones de estigmatización y de acuerdos en contra del pueblo mapuche no fueron modificados con el gobierno de Fernández-Fernández. Cambió quizás que todavía no asesinaron a un mapuche más pero la tensión que hay en el Lof Quemquemtrew tiene que ver con eso. ¿Están esperando que pase lo mismo?

¿Qué resultados tuvo para ustedes la polémica entre la gobernadora, el Presidente y el ministro Aníbal Fernández, que planteaban no intervenir en la provincia?

El gobierno nacional intervino y mandó la Gendarmería. Hay que alimentar el odio de un montón de votantes, que lo único que quieren es más represión y más seguridad entre comillas. Cuando hace unos años hubo una gran movilización en rechazo al proyecto Laderas, que es un proyecto del intendente y de Lewis, también hubo incendios y nadie dijo nada. Lewis compró de manera fraudulenta un montón de tierra con el Lago Escondido adentro y nadie puede acceder. Hubo mucha movilización en rechazo a ese proyecto y en el medio quemaron autos, quemaron dos radios, quemaron tres veces un centro comunitario. Sin embargo, ni el intendente ni el gobernador (Alberto) Weretilneck nunca pidieron más seguridad ni más Gendarmería. Ahora en un segundo mandan la Gendarmería. El gobierno nacional y el gobierno provincial, aún siendo de dos colores diferentes, están actuando juntos en contra de un pueblo que fue siempre despojado, humillado, empobrecido. Y sin embargo, los peligrosos, los vandálicos, los terroristas siempre somos nosotros.

Entonces piensa que la discusión que se ve entre funcionarios redunda en una política común...

Claro, hay falta de diálogo y falta de madurez política para dar una respuesta seria a los despojos de tierra que sufre el pueblo mapuche. Como son tierras que ya entregaron a empresarios extranjeros, lo único que les queda es tratarnos como terroristas y criminalizarnos. Desde hace años vivimos las mismas circunstancias, el despojo, el racismo y el empobrecimiento. Hoy vivimos situaciones increíbles. Hay un niño de ocho años, que es integrante del Lof, que está en el acampe con su mamá y va a la escuela del paraje, que se llama Lucinda Quintupuray, y ese niño va  todos los días custodiado por la policía como si fuera un delincuente, tanto cuando ingresa como cuando egresa de la escuela. No se puede permitir que la policía por orden de la gobernadora Carreras, el senador Weretilneck, el intendente Bogliano y los empresarios que se perderían un gran negocio le pongan una custodia policial a un niño como si fuera un terrorista.

¿Qué es lo que están reclamando al gobierno nacional y provincial?

Lo primero que debería suceder en principio es la desmilitarización. Después, quizás si una mesa de diálogo, pero en serio, donde realmente exista una intención de reparación. El Estado argentino tiene una deuda histórica con el pueblo mapuche y todas esas circunstancias son consecuencias de esa deuda. Para no asumir esa deuda histórica, el Estado argentino termina judicializando y generando estas estrategias de estigmatización. Es la misma deuda que tiene con otros pueblos originarios de la Argentina que no son escuchados. En nuestro caso, estamos profundizando nuestro idioma, nuestro mapudungun pero también sabemos hablar en castellano, nos sabemos expresar con la lengua del colonizador, la lengua del huinca y nos podemos hacer entender con todos los fundamentos.

El RAM y Facundo Jones Huala, que son los grupos que siempre aparecen cuestionados por los sectores que piden represión y hablan de terrorismo, ¿qué rol están jugando hoy?

Sí, es un grupo que les queda cómodo señalar. (El embajador en Chile) Rafael Bielsa lo único que hizo fue cumplir con su trabajo. Lo único que hizo fue observar en qué situación están los entre comillas argentinos que están presos fuera del país. No fue a pedir por Facundo Jones Huala, pero a los medios les vino como anillo al dedo para seguir con las mentiras y los relatos estigmatizantes contra nuestro pueblo. Lamentablemente él está preso en Temuco y no puede incidir en este proceso de recuperación territorial porque no está acá. A nosotros nos apena un montón que esté preso pero forma parte de la realidad de nuestro pueblo y él no puede ni mandar a decir qué hay que hacer ni cómo hay que hacer las cosas porque lleva muchos años preso y hay un montón de cuestiones concretas que pasan en los territorios y que él desconoce. Además, no se puede ir a visitar porque las fronteras entre Argentina y Chile están cerradas. Entonces, aunque los medios hegemónicos quieren ponerlo en un lugar de comandante, eso no es así. Cuando se libere y venga, va poder ponerse en tema con todo lo que está sucediendo. Mientras tanto, todo lo que pueda decir, sentir, opinar o apreciar es solo eso. No puede incidir ni influir porque no está realmente al tanto de cómo son las cosas.

DG/WC

Etiquetas
stats