Boleta única de papel

Boleta Única: qué es, cómo se usa y cuáles son sus pros y contras

La Boleta Única se utiliza en cinco distritos del país.

elDiarioAR


0

La Cámara de Diputados debate estos días para cambiar desde 2023 el instrumento de votación para las elecciones presidenciales y legislativas de la Nación y que la Boleta Única (que ya funciona para cargos provinciales en 5 de los 24 distritos del país) reemplace a las tradicionales listas sábana. De avanzar en la cámara Baja, deberá ser refrendado después en Senadores. El sistema ya se utiliza en Santa Fe, Córdoba, Salta, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y Mendoza.

Boleta única: la oposición fuerza al oficialismo a debatir el proyecto en comisión

Boleta única: la oposición fuerza al oficialismo a debatir el proyecto en comisión

Por lo pronto, este jueves, la oposición en bloque logró forzar al oficialismo a debatir la boleta única, luego de que, en una sesión especial en la Cámara de Diputados, se votara a favor de que tres comisiones parlamentarias traten a partir de la semana próxima la iniciativa de reforma electoral.

Con 132 votos afirmativos, el acuerdo al que llegaron Juntos por el Cambio con el Interbloque Federal y el sector de José Luis Espert, le ganó la pulseada al Frente de Todos, que rechazó cualquier tipo de cambio en el sistema de las elecciones nacionales. La votación se completó con 116 negativos y tres abstenciones, que correspondieron a los diputados del Frente de Izquierda-Unidad.

Según el cronograma que propuso JxC, el tratamiento formal de la boleta única debería comenzar el martes 10 de mayo, cuando se conformen las comisiones de Asuntos Constitucionales y Justicia, con seis meses de demora. La iniciativa también se girará a Presupuesto, comisión que ya está conformada. Así, la oposición espera que haya una reunión conjunta de las tres comisiones el miércoles 11 desde las 15, para luego de un tratamiento que duraría dos semanas, se emita dictamen el 31 de mayo. 

Llegado al recinto y dado el acuerdo entre los partidos opositores, el proyecto podría obtener media sanción sin mayores sobresaltos y luego girarse a Senado, aunque allí el oficialismo cuenta con la mayoría para bloquear su sanción definitiva.

De acuerdo a un informe publicado en Chequeado.com, te contamos de qué se trata y qué puede cambiar a partir de las elecciones nacionales de 2023.

¿Qué es la boleta única?

Es un instrumento de votación que muestra toda la oferta de candidaturas de un distrito en un solo papel.

El voto se hace efectivo al marcar los casilleros correspondientes a los partidos o frentes electorales para cada categoría (por ejemplo, diputados y senadores de la Nación, y/o gobernador, legisladores, intendente, concejales, en el caso de elecciones provinciales).

El votante recibe en mano la boleta única de parte de las autoridades de mesa y, ya en el cuarto oscuro -box de votación o biombo-, marca sus opciones con un lápiz o una lapicera e introduce esa boleta en la urna.

¿Hay un solo tipo de boleta única?

No. En algunos casos, como el de Córdoba, una misma boleta concentra la oferta electoral total de la provincia (gobernador, legisladores, intendente, concejales, etcétera). Todo, en una sola carilla.

En Santa Fe, en cambio, el votante recibe 5 boletas por cada cargo, identificadas por colores: la de gobernador es celeste; la de diputados provinciales, violeta; la de senadores provinciales, amarilla; la de intendente, verde; y la de concejales, roja.

En Córdoba, la boleta única muestra a las agrupaciones políticas (Hacemos por Córdoba, Juntos por el Cambio, Frente de Todos, etcétera) en vertical y a las categorías (gobernador, legislador, intendente, concejal, etcétera) en horizontal. También figura la opción de votar a la lista completa, es decir, a una misma agrupación para todos los cargos en disputa.

¿Qué diferencia a la boleta única de la tradicional?

Con la boleta única el votante marca su decisión en una planilla mientras que con el sistema actual arma su voto con las boletas de cada partido o frente que encuentra en el cuarto oscuro (a veces puede haber decenas de estas disponibles, según la cantidad de agrupaciones que se hayan presentado para participar de la elección).

Con el sistema actual, el elector puede tomar una boleta completa o cortar boleta y elegir, por ejemplo, el candidato a presidente de un partido y la lista de candidatos a diputado y/o senador, de otro. Todo eso lo deposita en un sobre, que se cierra y va a la urna. Con la boleta única también se puede votar a distintas agrupaciones por categoría, pero usando un lápiz, no una tijera.

Con la boleta única el voto en blanco es dejar los casilleros en blanco y, con el sistema actual, meter en la urna un sobre vacío.

¿Qué ventajas se atribuyen a la boleta única?

La boleta única es una sola por cada votante y la impresión la realiza el Estado, sin la participación de los partidos políticos, que “en muchos casos suelen financiar las campañas con el dinero de las boletas” que reciben del Estado.

Los fiscales no deben ir a chequear los posibles faltantes de boletas, porque con la boleta única en el cuarto oscuro no hay nada, y se terminarían prácticas como el robo de boletas, las roturas o las boletas truchas.

Al no tener que colocar decenas de boletas partidarias, los cuartos oscuros pueden ser más chicos o directamente boxes de votación, y no necesariamente usar un aula entera para un solo elector por vez. Esto podría agilizar el proceso electoral.

Es más económica y ecológicamente sostenible, ya que en el sistema actual se consume una gran cantidad de papel, tinta y otros materiales no biodegradables, además de la logística asociada, porque son grandes volúmenes de elementos que se transportan.

El conteo resulta más sencillo, ya que, dependiendo de su diseño y su tecnología, la boleta única de papel podría ser leída con sistemas de escaneo veloces y seguros.

¿Cuáles pueden ser las desventajas?

La Argentina tiene un esquema de distribución de cargos electivos provinciales muy complejo. La Provincia de Buenos Aires, por ejemplo, realiza por ley sus elecciones primarias el mismo día que las PASO nacionales y son muchos los cargos y postulantes por cada partido, lo que haría que el tamaño del papel sea de dimensiones incómodas. 

La elección del orden en el que aparece cada fuerza política en la boleta única también puede ser controversial, aunque todo apunta a que sería por sorteo.

Un cambio a nivel país implicaría instrucción sobre cómo hacerlo y más gastos en materia de publicidad oficial para que el acto eleccionario funcione con corrección y los votantes comprendan el sistema.

¿Dónde funciona la boleta única para cargos provinciales? 

De los 24 distritos en que se divide el país, la boleta única -tanto de papel como electrónica (es decir, con la oferta electoral en una pantalla)- se implementa en Santa Fe, Córdoba, Salta y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Mendoza se sumó recientemente, con una ley aprobada por la Legislatura. En CABA, por la sanción del Código Electoral porteño en 2018, está legislada la boleta única con opción a utilizar boleta electrónica con respaldo de papel, como ya se había utilizado en elecciones anteriores.

¿Hay que reformar la Constitución para que la Argentina vote con boleta única?

No. Basta con modificar el Código Electoral Nacional con una ley que debe ser aprobada por ambas cámaras del Congreso y, posteriormente, promulgada y publicada en el Boletín Oficial por parte del Poder Ejecutivo que además la debe reglamentar.

Sin embargo, tal como dispone la Constitución, las reformas electorales exigen una mayoría agravada en el Congreso, la mayoría absoluta, es decir la mitad más uno de los integrantes de cada cámara (en Diputados es 129 sobre 257 y en el Senado, 37 sobre 72) y no de los presentes en la sesión (mayoría simple). Es la forma de lograr que modificaciones de alto impacto institucional requieran consensos amplios.

¿Cuáles son y de qué espacios políticos los proyectos de ley que buscan instaurar la boleta única?

La instauración de la boleta única figura en proyectos presentados por diputados y senadores de distintos espacios políticos, tanto de la oposición como del oficialismo. Entre ellos, los diputados opositores Florencio Randazzo (Identidad Bonaerense-interbloque Federal); Francisco Sánchez (PRO-Juntos por el Cambio); Rogelio Frigerio (PRO-Juntos por el Cambio); Emilio Monzó (Encuentro Federal-Juntos por el Cambio); Soledad Carrizo (UCR-Juntos por el Cambio); Enrique Estévez (Partido Socialista-interbloque Federal); Claudio Poggi (Avanzar San Luis-Juntos por el Cambio); y Dina Rezinovsky (PRO-Juntos por el Cambio).

Entre los proyectos del oficialismo figuran el de la diputada Graciela Caselles (Frente de Todos) y el del senador Guillermo Snopek (Unidad Ciudadana-Frente de Todos).

¿Qué opina la Justicia electoral sobre la boleta única?

La Cámara Nacional Electoral (CNE) también fijó posición sobre la discusión. En un comunicado que emitió en 2011, el máximo tribunal judicial en materia electoral del país señaló que la boleta “no es […] un instrumento al servicio del partido” sino “la posibilidad física para que se exprese el ciudadano”, y que por lo tanto “constituye el elemento mediante el cual se exterioriza la voluntad del elector”. 

En este sentido, la CNE subrayó la conveniencia de evaluar la instrumentación de un sistema de boleta única por categoría, con el órgano electoral a cargo de su confección y su suministro, de modo tal de poner a disposición del elector la totalidad de la oferta electoral.

Con información de Chequeado.com

IG

Etiquetas
stats