Alimentación

Arándanos, el superalimento que ayuda a cuidar el cerebro según Harvard

Arándanos, una fuente de nutrientes para la salud

Javier Garrido

0

Incluir fruta en nuestro día a día es algo realmente importante para tener una salud de hierro y los arándanos son un gran ejemplo de ello. Esta fruta no solo tiene un sabor muy característico y dulce, sino que también nos da una ayuda extra a la hora de cuidar nuestro cerebro, ese órgano tan fundamental y vital para nosotros. Y así lo demuestra un reciente estudio de la Universidad de Harvard.

Ya sea para tomarlo en zumo o añadirlo a una gachas recién hechas, los arándanos son realmente versátiles por su característico sabor y su utilidad saludable.

Así que todavía no has decidido si incluir arándanos en tu dieta diaria es buena idea o no, vamos a ver en este artículo de qué forma ayudan los arándanos a cuidar el cerebro y qué aporta a nuestro organismo, además de alguna idea para comerlos sin que sea de forma directa y en crudo.

¿Cómo ayudan los arándanos a cuidar el cerebro?

Es sorprendente saber que las personas que añaden esta fruta dentro de su dieta habitual tienen un 20% menos de riesgo en lo que al deterioro cognitivo se refiere, según este estudio de la Universidad de Harvard. Además, los arándanos son ricos en flavonoides, unos compuestos que reducen la demencia, al menos el riesgo de ella.

En lo que a la salud del cerebro se refiere, los arándanos también aportan muchos antioxidantes. Estos elementos ayudan a tener menos inflamación a nivel general del cuerpo y, más en concreto, en el cerebro, lo que ayuda a cuidarlo de forma adecuada.

Pero eso no es todo, y es que además de tener un nivel alto de flavonoides, los arándanos contienen mucha fibra, que ayuda al cuerpo a llevar una digestión controlada, disminuyendo también la inflamación del estómago y ayudando a las bacterias de la zona.

Las mejores formas de tomar arándanos en el día a día

Para sacar el máximo partido a los arándanos y conseguir así todos sus nutrientes la mejor forma de tomarlo es siempre crudo. El calor fuerte, en estos casos, de un horno o una sartén lo único que consigue es eliminar gran parte de los beneficios de esta fruta.

Por lo tanto, triturarlo de forma directa con alguna otra pieza de fruta como sandía o naranja ayudará de forma excepcional a cuidar el cerebro. Otra muy buena opción es comerlo con yogur en el desayuno o sobre un cuenco de avena.

En este sentido, no es nada aconsejable añadir arándanos en tartas o similares si quieres cuidar el cerebro con su ayuda. Una forma de comerlos sin que estén al cien por cien crudos y que no afecte a su composición es colocarlos sobre tortitas de avena recién hechas o unas gachas de frutos secos. Si hacemos esto, debemos añadir los arándanos fuera de la fuente de calor y siempre en el último momento, justo antes de comer.

También son una buena opción para tomarlos como snack a media mañana y evitar así otros alimentos procesados o la panificación industrial. ¡Los arándanos ayudarán a cuidar de tu cerebro y de tu organismo!

JG

Etiquetas
stats