Brasil identificó en forma preliminar dos casos de la variante de coronavirus Ómicron

Prueba para diagnosticar COVID-19.

elDiarioAR


0

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil informó hoy de dos casos de la variante ómicron del nuevo coronavirus en su territorio nacional, aunque falta otro test para su confirmación definitiva.

Ómicron ya estaba en Europa antes de que Sudáfrica diera el alerta

Ómicron ya estaba en Europa antes de que Sudáfrica diera el alerta

En un comunicado, este organismo estatal informó que "serán enviadas para análisis de laboratorio confirmatorio las muestras de dos brasileños que, preliminarmente, presentaron resultado positivo para la variante ómicron del Sars-CoV-2, después de test realizado por el laboratorio Albert Einstein".

Los protocolos nacionales establecen que el material debe ser enviado al Instituto Adolfo Lutz (una institución pública) para confirmar el secuenciamiento genético, informó la agencia Sputnik.

Los sospechosos son un pasajero que desembarcó en San Pablo procedente de Sudáfrica y de su esposa; el hombre llegó el pasado martes sólo, con un test PCR negativo.

El jueves, cuando se disponía a viajar ya con su esposa de vuelta a Sudáfrica, ambos dieron positivo en un test PCR, y se dio aviso a las autoridades sanitarias.

La Anvisa recuerda que el hombre llegó desde Sudáfrica justo un día antes de la notificación mundial de la nueva variante.

Su entrada también fue anterior a la decisión del Gobierno que prohibió los vuelos a Brasil procedentes de Sudáfrica y otros países africanos.

¿Es realmente tan peligrosa la nueva variante ómicron?

La identificación de una nueva variante del SARS-CoV-2 en Sudáfrica, caracterizada por un gran número de mutaciones (55 en todo el genoma, 32 en la proteína S o espícula) y el aumento vertiginoso de su incidencia relativa en esa población ha disparado una vez más las alertas a escala mundial. Varios países han cerrado el tráfico aéreo con Sudáfrica y hay expertos que indican que es "la variante más preocupante que hemos visto hasta la fecha". La OMS la ha elevado a la categoría de "variante preocupante" y la ha designado con la letra griega "ómicron".

Pero, con los datos disponibles, ¿podemos aceptar la pertinencia de estas afirmaciones?, ¿se basan en demostraciones o son conjeturas?, ¿cuándo podemos definir una nueva variante como de preocupación y qué consecuencias tiene eso sobre nuestra estrategia frente a la pandemia? Intentaré en los siguientes párrafos arrojar un poco de luz sobre estos temas.

La secuencia genómica de la variante ómicron (linaje B.1.1.529 en el sistema PANGO, o linaje 21K de NextStrain) muestra 55 mutaciones respecto al virus original de Wuhan, 32 de ellas situadas en la proteína S o espícula, la más importante por su papel en la infección de las células y la respuesta inmunitaria.

Muchas de esas mutaciones se han detectado previamente en variantes de preocupación (VOCs) o de interés (VOIs) del virus, como las mutaciones N501Y (presente en las VOCs alfa, beta y gamma), las T95I, T478K y G142D (todas en delta), o se ha demostrado su papel en la interacción con el receptor celular ACE2 (S477N, Q498R), o se encuentran en regiones de unión de algunos anticuerpos (G339D, S371L, S373P, S375F).

DA

Etiquetas
stats