Con el 82% de las camas críticas ocupadas en el sistema privado, Córdoba dispuso que todos los hospitales reciban pacientes con Covid

Protesta de personal de salud en Córdoba

El Covid-19 no sabe de Decretos de Necesidad y Urgencia ni de años electorales. Avanza sin distingos de ideologías, ni geografías. En la ciudad de Córdoba donde viven 1,3 millones de personas, está ocupado el 82% de las camas críticas de las clínicas y sanatorios privados con pacientes Covid y no Covid; según un informe publicado hoy por el Registro de Unidades de Gestión de Prestadores de Salud (RUGEPRESA).

Frente a este panorama, el Ministerio de Salud de Córdoba decidió que durante 30 días la totalidad de los hospitales públicos de la provincia comience a recibir pacientes con Covid, para lo cual se están acondicionando las distintas salas; aunque desde la intersindical de los trabajadores de la salud denuncian que “no basta con incorporar aparatología; hay que sumar más personal”.

“Nuestro sistema público va a seguir atendiendo las patologías prevalentes, pero le daremos prioridad a aquellas que sean con carácter de urgencia. Las cirugías programadas se pasarán para más adelante. Las cifras no son alentadoras, se prevé una alta demanda de pacientes Covid para los próximos días”, confió una alta fuente del Ministerio de Salud cordobés.

Distintos responsables de clínicas privadas y hospitales públicos consultados por elDiarioAR confirmaron que por la alta demanda de esta última semana y por la poca disponibilidad de camas comunes y de terapia intensiva, se decidió derivar pacientes desde la capital a las distintas localidades del Gran Córdoba: “Se está dando la inversa de lo común. Los centros de alta complejidad están en la ciudad de Córdoba, entonces los pacientes del interior fueron derivados a nuestras clínicas. Entonces, el sistema se saturó, estamos al borde del colapso y quedan camas libres en el interior. Ahora buscamos camas disponibles donde haya”, dijo un alto directivo de la Asociación de Clínicas y sanatorios de Córdoba (ACLISA).

El Ministerio de Salud de la Nación informó hoy que en Córdoba hubo 3.516 nuevos contagios de Covid y 19 muertos. La provincia mediterránea concentró el 10% de los 35.884 nuevos pacientes con Covid. El pico de contagios en la provincia de Córdoba se dio el pasado martes 18 cuando se registraron 4.074 casos.

En esta Capital, están inscriptas en Registro de Unidades de Gestión de Prestadores de Salud 30 clínicas y sanatorios privados que en conjunto disponen de 635 camas críticas; de las cuáles 521 (el 82,05%) están ocupadas con pacientes con distintas patologías, entre ellas, Covid. Las camas críticas son aquellas que están destinadas a la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) y la Unidad de Cuidados Intermedios (UCI); en el primero de los casos, se destina un médico cada dos pacientes y en el segundo, un médico cada cuatro pacientes. Ambas, UTI y UCI tienen disponibles respiradores mecánicos.

Del total de esas 635 camas críticas de UTI y UCI, 289 están destinadas a los pacientes con Covid-19. Y de ese total de 289 camas para enfermos graves de Covid, están ocupadas 230, el 79,58%.

El Ministerio de Salud de la Nación informó hoy que en Córdoba hubo 3.516 nuevos contagios de Covid y 19 muertos. La provincia mediterránea concentró el 10% de los 35.884 nuevos pacientes con Covid.

 

El 74% de las camas de piso

 Además, entre todas las clínicas y sanatorios privados de la ciudad de Córdoba reúnen 1.726 camas de piso que se suman a las 635 de UTI y UCI. De las camas de piso, RUGEPRESA consigna que están ocupadas 1.282, el 74,28% del total. De las 1.726 camas de piso, 357 están destinadas a pacientes con Covid: el 20,68% del total. Y de esas 357 camas destinadas a pacientes con Covid están ocupadas 297, el 83,19%.

El subsecretario de Salud de la Provincia de Córdoba, Carlos Cánovas confirmó los números, y amplió la información a todo el territorio provincial: “En toda la provincia tenemos un 82% de ocupación total, teniendo en cuenta que hay instituciones que aceptan solamente Covid; otras que atienden más Covid que otras patologías; y otras que aceptan más patologías prevalentes que Covid”. El funcionario cordobés detalló que sumando las camas del sector público y privado de toda la provincia, ya no sólo de la Capital, como consignó el RUGEPRESA, “tenemos el 46% de las camas ocupadas por Covid y el 36% restante por patologías prevalentes”.

Cánovas advirtió que “lo que va a pasar es que mucha de la patología prevalente se deja de internar en esas camas y empieza a aumentar la proporción de pacientes Covid; y eso se ha venido dando a lo largo de los meses. Hace un mes atrás, teníamos un 29%, 30% de Covid y el resto, alta demanda de patologías prevalentes, sobre todo por la parte de cirugías programadas y un poco más de cuadros más programados por procedimientos, hemodinamias y ese tipo de cuestiones, que hoy comienzan a reducirse por la ocupación Covid”.

Pablo Igarzábal, médico del Hospital Córdoba explicó a elDiarioAR que “desde octubre éramos hospital para manejo inicial, tenemos una Unidad de Febriles que está en un apéndice de la Guardia; veíamos a los pacientes Covid y una vez que eran positivos, hacíamos el diagnóstico y los derivábamos al Polo Sanitario (lo integran los hospitales San Roque, Rawson y de Niños), eso hacíamos hasta ahora. Desde ahora, el Hospital Córdoba va a recibir en todos lados pacientes Covid, el hospital ampliaría todos los servicios para recibir los pacientes Covid, una cosa que no tenemos clara para nada”. 

Igarzábal agregó que “en nuestro hospital tenemos un montón de patologías prevalentes crónicas que hay que resolver. El Córdoba es un hospital de referencia quirúrgica, tenemos pacientes en lista de espera en neurocirugía, de cirugía cardíaca, de cirugía general; de cirugía vascular, que somos el único centro de referencia que hay en Córdoba, juntos con áreas de reumatología y hematología, donde los pacientes que llegan, vienen descompensados; no son patologías que se programan. Es muy difícil plantear esta cuestión de priorizar el Covid sobre las patologías prevalentes, nosotros estamos llenos de patologías prevalentes, no de Covid. Imaginen a toda esta gente que ya tiene atrasos de resolver sus problemas crónicos quirúrgicos, se están enterando a partir de ahora que sus cirugías se verán más tiempo postergadas a partir de este tipo de decisión de la pandemia. Estamos ante una situación bastante compleja en el sistema de salud y los más complicados serán los pacientes. Ya lo advertimos con la primera ola y la segunda ola vino a complicar la situación con el coronavirus y a su vez pone en evidencia la situación de las patologías prevalentes crónicas que ya tienen un año de pacientes que se han venido descompensando por la falta de contención del sistema de salud. Esto demuestra que las cosas se hicieron con un grado de improvisación y cuando se improvisa, las cosas se hacen mal”.  

Más críticas del personal de salud

“Las camas críticas están ocupadas en más del 90%. Incluso si se agregaran más camas no hay quién las pueda atender. Hace falta aumentar el personal, reincorporar a todos los despedidos, recomposición de salarios con aumento al básico y terminar con la precarización. Las y los trabajadores de salud estamos agotados luego de más de un año de combate del Covid. Estamos saturados física, mental y emocionalmente”, apuntó Estela Giménez, enfermera del Hospital de Niños y secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS).

Raúl Audenino, dirigente del Foro de Especialidades Médicas de Córdoba señaló a elDiarioAR: “Estos números oficiales de altísima ocupación de camas críticas y camas comunes, demuestran lo que nosotros venimos planteando desde antes que finalizara el año pasado, que se venía una segunda ola con cepas mucho más contagiosas. Siempre le elevamos nuestras propuestas desde la primera línea de combate del Covid a las autoridades, siempre propusimos el diálogo porque somos los que estamos en la zona caliente y los que vemos la cara de la realidad. Y siempre apostamos al diálogo con el Gobierno de Córdoba, porque queremos apoyar no sólo al Ministerio de Salud, sino a la población de Córdoba que es la que está sufriendo y la que va a seguir sufriendo, porque esta nueva ola le queda un tiempo largo para que siga aumentando la cantidad de infectados y lamentablemente, la cantidad de muertes”.

La situación es de tal gravedad que hasta José Pihen, legislador de la alianza oficialista Hacemos por Córdoba y secretario general del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) emitió un comunicado donde señala que “la escalada de contagios de Covid 19 ha puesto a los trabajadores de los hospitales provinciales en una situación verdaderamente límite. Aunque la Provincia aumenta las instalaciones fijas o móviles para ampliar la atención de la creciente demanda, lo hace sin incrementar en la medida necesaria las dotaciones de personal. No sólo es insuficiente la dotación de médicos y enfermeras, sino que lisa y llanamente no se cubren los puestos de camilleros, choferes y administrativos. A título de ejemplo, en el Hospital Rawson, la dotación total de personal es menor a la que contaba antes de la pandemia. En efecto, en enero de 2020 el hospital contaba con una dotación de 485 agentes y en este momento prestan servicio efectivo 477 personas”.

 

GM

Etiquetas