Engaño y desinformación de "Médicos por la verdad": cómo funciona la red que opera en Alemania, España y Argentina

El peligro de la desinformación

Maldita.es

0

Esta investigación es parte de “Los desinformantes”, una serie de investigaciones sobre diferentes actores que han desinformado durante la pandemia, que está realizando Latam Chequea, la red de chequeadores latinoamericanos coordinada por Chequeado, y cuenta con las ediciones de las organizaciones que participan y del periodista Hugo Alconada Mon.

Un grupo de médicos se ha dedicado a desinformar durante la pandemia. Se trata de una organización internacional que nació en Alemania, se fortaleció en España y se expandió por América Latina. Las falsedades que difunden van desde promover falsas curas, llamar a no usar mascarillas y hasta negar la pandemia, por ser parte de un supuesto “plan de dominación global”. Al ser médicos, su peso en la discusión pública es mayor y algunos colegios de médicos de distintos países comenzaron procesos para investigarlos por temor al daño que pueden generar en la salud pública.

Domingo 15 de marzo de 2020. Segundo día de confinamiento domiciliario en España. Natalia Prego Cancelo, quien se presenta como médica de familia, envía un audio sobre el coronavirus de cinco minutos y 47 segundos de duración por WhatsApp a sus contactos. El mensaje, que era falso y decía cosas como que el coronavirus no es más grave que una gripe y que la población sana no tiene que aislarse, se hace viral.

Esa fue la primera intervención pública de Prego durante la pandemia. Menos de tres meses después, el 13 de junio, en Madrid se organizó una manifestación “contra el nuevo orden mundial”. El médico Ángel Ruiz Valdepeñas acudió a ese acto y dijo varias falsedades sobre la COVID-19, como que "no hay pandemia de coronavirus" y que, por lo tanto, "no tiene sentido ni la mascarilla ni el distanciamiento social".

Tras esta manifestación, Ruiz Valdepeñas y Prego fundaron el colectivo "Médicos por la Verdad", según cuenta la propia Prego. El sábado 25 de julio de 2020 se presentaron en público en un evento en el Palacio de la Prensa de Madrid. En él participaron Prego y la licenciada en Medicina y homeópata María José Martínez Albarracín, entre otros. Fue un evento caracterizado por decenas de afirmaciones falsas sobre la COVID-19, el uso de mascarillas y las vacunas de la gripe. Las principales figuras y la mayoría de los miembros públicos de esta organización promovía o practicaba pseudoterapias contrarias a la evidencia científica desde antes de la pandemia (aquí pueden verse algunas de las falsas afirmaciones).

Las organizaciones médicas españolas han reaccionado contra este negacionismo con comunicados de rechazo, apertura de expedientes y posibles sanciones contra estos profesionales. También han alertado de que los efectos de estos bulos difundidos por personas que se presentan como médicos “pueden ser muy graves para la salud individual y colectiva” y suponen un “desprestigio y pérdida de confianza en la profesión médica” por “acusaciones sin fundamento contra todos los que no participan de sus planteamientos”. Además, la desinformación con apariencia científica está asociada con un mayor rechazo a la vacunación contra la COVID-19, según un estudio publicado en la revista Nature Human Behaviour.

Una organización que empezó en Alemania y se fortaleció en España

A ese primer acto del 25 de julio no sólo acudieron negacionistas de España. También estuvo presente Heiko Schöning, cofundador de "Médicos por la Verdad Alemania". El grupo de Schöning es anterior al colectivo fundado por Prego y Ruiz Valdepeñas. El 28 de abril de 2020 subieron el primer vídeo. El 7 de mayo de 2020 Schöning dio una conferencia de prensa en Berlín. Walter Weber, Marc Fiddike y Olav Müller-Liebenau son los otros tres médicos de Hamburgo cofundadores de la organización, explican los verificadores alemanes de Correctiv.org, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN).Fiddike también practica la homeopatía, una práctica que no está probado que funcione (más allá del efecto placebo).

Prego lleva, al menos desde julio de 2020, viajando por España y otros países interviniendo en actos y manifestaciones en las que minimiza el impacto de la pandemia. Este medio ha comprobado la celebración de uno de estos actos en el Hotel Colón Plaza de Valladolid el 21 de agosto de 2020. Un portavoz del establecimiento confirma que alquilaron lugar para la charla. Quién y por cuánto rentó el espacio “es privado”, según el hotel.

El 10 de octubre de 2020, Prego participó en Berlín en la autodenominada Comisión extraparlamentaria internacional del Comité de investigación de la COVID-19. Le devolvía de esta forma la visita de julio a Heiko Schöning.

“Médicos por la Verdad”, una marca registrada por Natalia Prego

El 28 de septiembre de 2020, Natalia Prego presentó una solicitud para registrar la marca "Médicos por la Verdad Doctors for the Truth" en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Su logo son dos manos azules sosteniendo un globo terráqueo rodeado por un estetoscopio con un corazón rojo situado en la península ibérica. 

Prego aparece como médica especialista en medicina general colegiada en Pontevedra en el buscador de colegiados de la Organización Médica Colegial de España. Pero el Colegio Oficial de Médicos de Pontevedra ha anunciado un comunicado de prensa su desacuerdo con las declaraciones de Prego y ha elevado a la Comisión Central de Deontología Médica de España las declaraciones “presuntamente negacionistas” de Prego por su repercusión a nivel nacional.

El Colegio Oficial de Médicos de Pontevedra comunicó en julio de 2020 a este medio que las declaraciones de Prego sobre COVID-19 “en ningún caso nada tienen que ver con la opinión de este colegio”. Esta institución añade que “ha reiterado a sus colegiados y a la población en general, la necesidad de seguir rigurosamente las recomendaciones y órdenes de las autoridades sanitarias del gobierno, en lo relacionado con la situación producida por la pandemia del COVID-19”.

Además, el Servicio Gallego de Salud (SERGAS) señala a este medio que su nombre no consta “en las bases de datos de las instituciones sanitarias del Servicio Gallego de Salud” como “trabajadora con ese nombre ni apellidos que haya trabajado o trabaje en el SERGAS”. La clínica privada de Vilagarcía de Arousa (en Pontevedra) en la que trabajaba Prego informó públicamente que le rescindió el contrato “de forma inmediata” tras la difusión de su primer audio viral desinformador.

Desde entonces, en sus canales en redes sociales, Prego aporta un número de cuenta bancaria y una cuenta de Paypal para “el pago de querellas, demandas, investigación en España y el extranjero (sic), cooperación con la comisión extraparlamentaria con los médicos de Alemania, desplazamientos, alquiler de espacios para comunicación de resultados en ruedas de prensa, producción audiovisual y demás gastos para satisfacer necesidades básicas de la vida”. La web de "Médicos por la Verdad" también aporta una cuenta de Paypal para financiar la actividad del colectivo. El 16 de julio de 2020 también lanzó una campaña de crowdfunding en GoFundMe, donde ha recaudado 4.149 euros al 4 de mayo de 2021.

Estos médicos difunden desinformación a través de redes sociales y apariciones en algunos medios de comunicación. Más allá del audio viral distribuido por WhatsApp, Prego tiene un canal de Telegram con casi 12.000 seguidores y Ruiz Valdepeñas supera los 1.900.

También distribuyen sus teorías negacionistas a través de videos publicados en YouTube y Rumble, otra plataforma que, a diferencia de lo que dice hacer YouTube, no borra videos que contengan desinformación sobre la pandemia. Ruiz Valdepeñas también ha lanzado en su canal de Telegram su número de cuenta y de PayPal para recibir donaciones de sus seguidores.

¿Quiénes son las caras más visibles de “Médicos por la Verdad”?

El otro cofundador, Ángel Ruiz Valdepeñas Herreros, es médico colegiado especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y ejercía en las urgencias de atención primaria del Centro de Salud de Formentera (en las Islas Baleares) con contrato eventual “como refuerzo y para cubrir guardias”, según explica el Servicio Balear de Salud a este medio. También indica que se le abrió un expediente por declaraciones en las que inducía a las personas a no usar mascarillas y por hacerlas vistiendo el uniforme del centro sanitario, pero el centro de salud no ha aportado información sobre su resolución. Según el propio Ruiz Valdepeñas, le han prohibido ejercer como médico en la sanidad pública balear durante tres años.

María Jesús Martínez Albarracín, quien el 15 de febrero de 2021 anunció en su cuenta de Facebook que abandonaba "Médicos por la Verdad" “por pura higiene mental”, era otra de los integrantes del colectivo negacionista que más intervenía en actos y charlas. Aclaró en ese momento que abandonaba las plataformas en las que estaba porque se encontraba muy cansada, aunque seguía defendiendo la honorabilidad de “Médicos por la Verdad” y sus fundadores. Ahora lo sigue haciendo, pero a título individual. Esta licenciada en medicina está jubilada, no está colegiada en ningún colegio médico y aunque se presenta como catedrática de Procesos de Diagnósticos Clínicos, lo es pero de enseñanza secundaria y no de universidad. Desvinculada ya de la organización, continúa propagando desinformación sobre la pandemia en redes sociales y actos.

Martínez Albarracín vive en la Región de Murcia. Hemos contactado al Colegio de Médicos de esa provincia para obtener datos sobre esta persona y nos han remitido a un comunicado “sobre las declaraciones carentes de evidencia científica sobre la pandemia vertidas por una persona que se presenta como médica”, cuya identidad no develan, pero sí aclaran que no está colegiada en Murcia ni aparece en el registro de colegiados de España. El Colegio de Médicos de Murcia destaca que estas declaraciones “contienen afirmaciones carentes de evidencia científica sobre la pandemia y que pueden generar temor y alarma social” y “dañan el honor de las instituciones públicas, con la consecuente alteración del equilibrio público”. También ha anunciado que ha comunicado a la Fiscalía estas declaraciones “a fin de proteger los intereses legítimos de los ciudadanos y por si existieran responsabilidades de índole penal, dada que la conducta de esta persona pudiera ser constitutiva de delitos como desorden público, delito de odio, delito de injurias y/o calumnias contra instituciones públicas y delito contra la salud pública”.

Grupos de Telegram para viajar desde toda España a las manifestaciones negacionistas

 El 20 de marzo de 2021, se celebró en Madrid una “marcha por la libertad” convocada por la asociación negacionista "Policías por la Libertad" y apoyada por "Médicos por la Verdad". Este acto se celebró en ciudades de todo el mundo. Pese a que fue prohibido por la Delegación del Gobierno en Madrid por razones de salud pública, más de 500 personas de toda España se organizaron en un grupo de Telegram para compartir coche. También se preparó un autobús desde la ciudad gallega de Vigo, comprobó este medio.

Este es un ejemplo de cómo en estas plataformas cerradas, como Telegram (donde no hay límites de miembros de grupos y algunos sobrepasan hasta 100.000), se difunden y organizan actos negacionistas. Dado que otras redes sociales abiertas han tomado medidas contra el negacionismo, Telegram se ha convertido en un reducto “sin censura” de la desinformación sobre el coronavirus. En el video en que “Policías por la Libertad”, publicado en Rumble, anunciaba que el acto había sido prohibido, remitía a su chat de Telegram para recibir más información sobre “próximas concentraciones/marchas”. Los propios carteles que convocaban al acto remiten a canales de Telegram, sin aludir a web alguna o red social abierta.

Nexos en otros países, como Perú e Italia

Pero no sólo en Alemania y España han surgido y se han organizado negacionistas de la pandemia que se presentan como médicos. En el video de felicitación de la Navidad que Natalia Prego subió a su canal de YouTube, aparecen personas que dicen ser sanitarios de -o que ejercen en- Francia, Holanda, Suiza, Bélgica, Portugal, Puerto Rico, El Salvador, Costa Rica, Italia, Argentina, Costa Rica, Paraguay, Uruguay, Perú, Polonia y Suecia. Todos ellos, organizados bajo la marca paraguas “Médicos por la Verdad”.

Perú es el país del que más personas aparecen como parte de los autodenominados "Médicos por la Verdad" con cinco miembros: Lydia Vargas, Julio César Sarmiento, Jackeline Montero, Roxana Cárdenas y Jency Velásquez. El tercer país que tiene más representantes en el video no es hispanohablante: es Italia, con cuatro. Hemos podido comprobar que el negacionismo es muy activo en ese país. De hecho, hemos desmentido las desinformaciones de otros dos médicos negacionistas que no llegan a aparecer en el vídeo: Roberto Petrella y Pasquale Bacco.

La doctora puertorriqueña Sally Priester, que también ha tenido una charla con Natalia Prego publicada en el canal de Rumble de esta última, se encuentra en investigación por la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica de Puerto Rico que regula y certifica a los profesionales de la salud en esta isla y estado libre asociado de los Estados Unidos de América por negar la evidencia de la existencia de la COVID-19. El presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, el doctor Víctor Ramos, lo confirmó a este medio y aseguró que las medidas cautelares le prohíben seguir haciendo declaraciones públicas “por poder estar infringiendo los procedimientos de ética. Una vista decidirá si será sancionada o no y con qué sanción le supondrá. Priester fue precandidata a gobernadora de Puerto Rico por el Partido Nuevo Progresista (PNP), que gobierna actualmente la isla.

En la Argentina, el grupo también está activo y Chequeado, una organización de chequeadores de ese país, ha desmentido a varios de sus referentes.

Las organizaciones médicas de España rechazan las tesis de “Médicos por la Verdad”

Mientras las versiones negacionistas se expandían por varios países, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España (CGCOM) comenzó a reaccionar. En agosto de 2020, ese órgano que agrupa y representa a todos los colegios oficiales de médicos a nivel estatal inició los trámites de apertura de un expediente informativo a "Médicos por la Verdad" por si existe algún comportamiento que vulnere su Código Deontológico. Junto con la Organización Médica Colegial de España (OMC), el organismo que representa a los médicos colegiados de España, el CGCOM publicó en septiembre un informe sobre las tesis negacionistas sobre la pandemia de COVID-19.

El documento de las organizaciones médicas españolas señala que han surgido grupos liderados por “profesionales médicos que desconocen y niegan la evidente realidad de la pandemia COVID-19, creando confusión, alarma social y provocando que ciertos ciudadanos que les prestan atención abandonen las únicas medidas que han demostrado eficacia”.

Estas personas “utilizan cualquier argumento, tergiversando informes, haciendo referencia a estudios obsoletos, parciales o directamente falsos, empleando la opinión de falsos expertos o relacionando cuestiones que nada tienen que ver entre sí” para “ganar adeptos”, afirman la CGCOM y la OMC.

Las consecuencias de estas tesis negacionistas difundidas por personas que se presentan como médicos “pueden ser muy graves para la salud individual y colectiva” y además supone “desprestigio y pérdida de confianza en la profesión médica” por “acusaciones sin fundamento contra todos los que no participan de sus planteamientos”, destaca el informe.

Por ello, la OMC y la CGCOM consideran que los colegios de médicos “deberán actuar de manera contundente contra los médicos” negacionistas “en un acto de responsabilidad para la protección de la salud de la sociedad española”. La deontología médica no permite falsificar datos y las prácticas inspiradas en el charlatanismo, según recuerda el documento.

Cómo actúa la Comisión Deontológica ante el negacionismo médico

El presidente de la Comisión Central de Deontología de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha explicado a este medio que cuando un colegiado es denunciado se abre un expediente deontológico por parte de su colegio provincial que puede llevar la descolegiación por un tiempo, de forma definitiva o un apercibimiento. Pero advierte que sería consecuencia de una falta en el código deontológico, que es de obligado cumplimiento. En cambio, para colegiarse basta con acreditar la titulación en Medicina y pagar la cuota del colegio.

Como aclara Sendín, cuando se reciben quejas la Junta Directiva de cada colegio evalúa el caso. Si la junta considera que puede haber una falta o hay denuncia expresa de un paciente u otro médico, se pasa a la Comisión Deontológica provincial. Allí se escucha al médico en investigación y se emite un informe final. Con este informe, la Junta Directiva decide si abre expediente disciplinario o no. Si se abre, tiene que nombrar a dos médicos colegiados que redacten el expediente, que vuelve a la Junta Directiva para imponer la sanción correspondiente, explica Rodríguez Sendín. Es un proceso, añade Sendín, que “tiene máximas garantías y puede tardar hasta siete meses. El resultado final puede ser recurrido a la Justicia si el afectado lo considera".

Sendín aclara que han recibido el expediente remitido por el Colegio de Médicos de Pontevedra y tras su valoración lo devolverán al Colegio de Médicos y ahí se terminará el expediente, que puede concluir que Prego no incumplió el código deontológico, que sea apercibida o sea descolegiada temporal o definitivamente.

Apariciones en una televisión en manos de un empresario ligado al partido Vox

La ideología o intereses políticos que tienen estas personas para negar la pandemia es una cuestión abierta. Los apoyos políticos y mediáticos de forma pública son actualmente limitados. Pero en el caso de España sí podemos señalar que los integrantes de “Médicos por la Verdad España” han aparecido en numerosas ocasiones en la televisión española El Toro TV, la antigua Intereconomía, propiedad de Julio Ariza Irigoyen.

Este empresario fue diputado del Partido Popular en el Parlament de Cataluña entre 1992 y 1999. En las elecciones generales de abril de 2019, volvió a ir en listas de un partido político, en esta ocasión de Vox, como el último miembro de la candidatura por Barcelona. Vox define su proyecto como “la defensa de España, de la familia y de la vida”. En el Parlamento Europeo es miembro del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos.

Además, en su canal de Telegram, con más de 42.000 seguidores, reenvía mensajes del canal de Vox. El propio Ariza ha entrevistado en el plató de El Toro TV a los autodenominados “Médicos por la Verdad”.

Promueven teorías de la conspiración sobre fraude electoral en España

En la rueda de prensa donde se presentó el colectivo y en otro acto en los salones de Ecocentro en la ciudad de Madrid en enero de 2021 participó Pilar Baselga, conocida divulgadora de teorías conspirativas y negacionista de la pandemia. Además, Baselga fundó la Plataforma Elecciones Transparentes para denunciar sin pruebas un supuesto fraude electoral en las dos elecciones generales que hubo en España en 2019. En el evento de enero de 2021, Ángel Ruiz Valdepeñas calificó al Gobierno de España de “ilegal” e “ilegítimo” como “denunciasteis muy acertadamente Elecciones Transparentes”. Las mascarillas, por supuesto, brillaban por su ausencia.

En ese acto de enero de 2021, además de Ruiz Valdepeñas, Prego y Martínez Albarracín, también intervinieron la oftalmóloga Blanco Lario Elboj y el médico Luis Miguel de Benito. Los negacionistas defendieron como tratamiento frente a la COVID-19 y otras patologías el dióxido de cloro (CDS) y el MMS, una "lejía gourmet" y supuesta solución milagrosa para todo que no cura nada y es peligrosa. Proponer el CDS como tratamiento contra la COVID-19 es una tesis negacionista, según la Organización Médica Colegial. (Acá puede verse una investigación sobre quiénes venden esta sustancia tóxica en Argentina y otros países de América Latina).

METODOLOGÍA: Esta investigación surge del rastreo en redes sociales de las intervenciones de los integrantes de “Médicos por la Verdad”, especialmente del canal de Telegram de Natalia Prego y de las distintas plataformas de videos donde aloja sus videos. Plataformas como YouTube han eliminado parte de esos videos como "acciones contra la desinformación sobre la COVID-19”, lo que ha impedido poder llegar más lejos en la investigación, sobre todo en los comienzos de este colectivo. También hemos usado buscadores y medios de comunicación para encontrar conferencias y actos que han realizado.Maldita.es también ha contactado con todos los colegios médicos provinciales donde están colegiadas estas personas para conocer si tienen expedientes abiertos y su conclusión, así como los sistemas sanitarios de cada comunidad autónoma española para saber si ejercen en el sistema sanitario público. Además, se ha contactado con algunos de los lugares en los que dieron charlas para conocer si pagaron por su uso y cuánto.

Etiquetas