Coronavirus

En junio se consolidó la baja de contagios y se modera el riesgo de un rebrote inminente

El tren vacunatorio

elDiarioAR

0

Fueron seis días en alerta. Primero porque la curva de casos dejó de bajar pero, luego, por una suba leve, rebote que sembró el temor de que se anticipe la temida tercera ola, potenciado por la irrupción de la variante Delta. Ocurrió entre el miércoles 23 y el lunes 28 de junio, cuando el registro detectó una suba en la comparación con el mismo día de la semana anterior. Pero el martes 29 la cifra se estabilizó y, desde entonces, se mantuvo planchada o "a la baja".

Luego de ese sacudón, junio cerró con una reducción sensible respecto a mayo a la cantidad de casos diarios, La baja fue de 27,2% comparado mes con mes. En mayo, la media diaria fue de 26.394 casos mientras que en junio, el mismo indicador se ubicó en 19.210 contagios cada 24 horas. Lo que importa, deslizan fuentes oficiales, es el cambio de tendencia: mientras en mayo la media diaria subió 19% respecto a abril -que tuvo 22.024 casos diarios-, en junio descendió 27,2%.

Según el detalle de los datos epidemiológicos, entre la semana 24 y 25 -las dos últimas de junio, se confirmó una tendencia a la baja con un descenso de 7,4% en la región Centro (sin AMBA), mientras que bajó 4,98% en AMBA, 3,15% en el NEA, 2,03% en Cuyo y 7,54% en el sur. El NOA, en tanto, fue la única región donde la cantidad de casos fue hacia arriba: creció 3,97%.

El análisis según cantidad de casos se debe cotejar con la positividad -cantidad de positivos según número de testeos- que, de acuerdo un análisis que circula en Casa Rosada, se mantuvo estable durante los últimos meses en el orden del 35,35%. Es, admiten en el Gobierno, "alto por efecto del aumento de la circulación de personas". Cambió, además, la estrategia a partir de que se masificó la llamada búsqueda activa.

Efecto Vacunas

"Es el efecto de la vacunación", indicó a elDiarioAR la semana pasada un funcionario que había seguido, con atención, el cambio de tendencia. Días atrás, se superó la barrera del 50% de mayores de 18 años vacunados con al menos una dosis, proceso que reduce la cantidad de contagios pero sobre todo impacta positivamente sobre la baja en la cantidad de casos fatales o que requieren atención crítica.

Hay otro dato vinculado. La que pasó fue tercera semana consecutiva con una baja en la cantidad de personas internadas en unidades de cuidados intensivos. Así como 10 días atrás, se había logrado bajar de los 7000 internados, una frontera que se mantuvo fija desde mediados de mayo, ahora el número cayó este lunes a 5607.

El rebote de diez días atrás se interpretó en varios planos. Uno referido al fin del confinamiento, con el consecuente aumento de la circulación, ligado en paralelo a la cuestión climática porque comenzó la temporada más fría del año. Pero, sobre todo, se puso bajo la lupa el riesgo de que se acelere el ingreso de la variante Delta y se expanda a nivel local. Según las fuentes oficiales, tanto de Nación como de provincia y Ciudad -el domingo, lo ratificó Fernán Quirós- esa variante todavía no es de circulación comunitaria.

Sobre esa base, se acordó entre Nación y las provincias apuntan a completar los esquemas de vacunación, en particular para los mayores de 60 años, porque se da por hecho que con las dos dosis se está más protegido frente a la Delta, una variante que se presenta como más contagiosa.

Por eso, en el mapa oficial hay dos segmentos de preocupación. Uno está vinculado con las vacaciones de invierno, que aunque implicarán la suspensión de la circulación que suponen las clases presenciales, podría disparar una mayor movilidad con fines turísticos.

La otra tiene que ver con los 44 mil argentinos que salieron del país durante el mes de junio y que, aun con cupo de 600 por día, empezaron a volver a la Argentina. Tres provincias -Buenos Aires, Salta y San Juan- fijaron esquemas de aislamiento domiciliario. El resto mantienen operativos de control.

PI

Etiquetas