En un mail a Rusia, el Gobierno reconoce las trabas para acceder a la segunda dosis de la Sputnik V

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial, Cecilia Nicolini, responsables de las negociaciones con Rusia

elDiarioAR

0

La asesora presidencial Cecilia Nicolini, una de las caras visibles, junto a la ministra de Salud, Carla Vizzotti, de las negociaciones con Rusia por las vacunas Sputnik V, de las primeras en llegar a la Argentina para combatir la pandemia del coronavirus, envió a comienzos de julio una carta a los responsables en Moscú de los contratos por los inoculantes en la que reclama con vehemencia el cumplimiento en la llegada de las dosis, al tiempo que desnuda el apoyo inicial que el Gobierno nacional le dio al fármaco elaborado por el Instituto Gamaleya por sobre otras opciones.

Coronavirus: Argentina llegará este jueves a los 40 millones de vacunas recibidas

Coronavirus: Argentina llegará este jueves a los 40 millones de vacunas recibidas

En el escrito, dirigido a Anatoly Braverman, mano derecha de Kirill Dmitriev, el CEO del Fondo Ruso de Inversión Directa, que publicó este jueves el diario La Nación, Nicolini admite que la Argentina “siempre hizo todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito, ¡pero nos estás dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto!”, y reconoce que el Gobierno se enfrenta a “un proceso judicial debido a estas demoras como funcionarios públicos, lo que pone en riesgo” la gestión que encabeza el presidente Alberto Fernández.

El reclamo de la asesora, con “amenaza” de romper el acuerdo incluido, es por la falta de cumplimiento del contrato original con el laboratorio ruso y las demoras en las llegadas de las dosis de Sputnik V, sobre todo, del componente 2, ya que de los 11.868.830 de vacunas que arribaron desde Moscú, sólo 2.493.160 corresponden al segundo componente (9.375.670, al componente 1), por lo que hay más de 6.000.000 de personas que aguardan completar su esquema de vacunación.

En diciembre pasado, Fernández anunciaba que Argentina había “suscripto el contrato con el Fondo Soberano de la Federación Rusa, que nos garantiza la provisión de vacunas rusas para la Argentina, por lo que vamos a poder contar con las dosis suficientes para vacunar, entre enero y febrero, a 10 millones de argentinos”. Lejos quedó esa fecha y faltan casi la mitad de vacunas que prometía el contrato.

En la carta que Infobae publica completa, Nicolini interpela a sus interlocutores en Rusia: “Nuevamente nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que después de la conversación que tuvimos hace un par de semanas, las cosas fueran más sencillas. Pero incluso empeoraron. Seguimos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos al menos de las personas con más de 90 días de intervalo mínimo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenían con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo”. Y reclama: “Necesitamos urgentemente al menos 1 millón de dosis para vacunar a las personas mayores este fin de semana. Compartimos contigo el Excel con el mínimo requerido varias veces. Todavía necesitamos recibir las dosis pendientes del componente 1 también. Según el contrato, aún quedan 18.734.185 dosis (5,5 M C1 + 13,1 M C2). Todavía estamos esperando el calendario de entregas de julio que accedió a enviar en esa llamada también. No lo recibimos. Incluso podemos pensar en algún momento en recibir más C1 que C2, o pensar en nuevas estrategias, pero urgentemente necesitamos algo de C2. En este punto, todo el contrato corre el riesgo de ser cancelado públicamente. Entendemos la escasez y las dificultades de producción de hace algunos meses. Pero ahora, 7 meses después, todavía estamos muy atrasados, mientras comenzamos a recibir dosis de otros proveedores de forma regular, con horarios que se están cumpliendo”.

Además, la asesora ponderó la reciente modificación de la Ley de vacunas por la cual la Argentina está habilitada para conseguir vacunas de laboratorios estadounidenses, algo que, hasta hace días, estaba vedado por problemas con cláusulas contractuales que, según los funcionarios nacionales, no estaban en sintonía con la legislación vigente. “Acabamos de emitir un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas estadounidenses y recibir donaciones de Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen la pediatría, que es otra ventaja. Le pedimos a su equipo que compartiera un protocolo para pediatría para que pudiéramos realizar un estudio aquí, pero seguimos sin recibir nada”.

Para explicar el contenido del texto, Nicolini reconoció este jueves, en declaraciones a Radio con Vos, que muchas personas “están esperando la segunda dosis y nuestra responsabilidad es hacer todo lo posible para que las vacunas lleguen lo antes posible. En el contexto de escasez de vacunas en todo el mundo, Argentina está entre los primeros 20 países en recibir vacunas. Rusia tiene dificultades para escalar la producción, en el medio India explota, y nuestra responsabilidad es encontrar soluciones. Una es, por lo menos, producir la parte final en Argentina". Y especificó: “Hay muchísimas notas, tenemos una comunicación constante. El compromiso de la Federación Rusa desde un comienzo fue cumplir con el contrato. Nosotros nos ponemos serios, duros y exigimos lo que tiene que llegar".

Por su parte, la ministra Vizzotti explicó en declaraciones a radio El Destape, que el envío de cartas a los proveedores "es una práctica muy común para discutir los contratos y, entre comillas, presionar para que se cumplan. Todos los países del mundo necesitan lo mismo al mismo tiempo, y ante una situación de dificultad en la producción de todos los laboratorios, estas negociaciones son muy habituales. Si no lo hacemos nosotros, lo hacen otros; esto no es una guerra, pero sí una pelea grande para conseguir vacunas", reconoció.

En tanto, la carta dada a conocer por La Nación generó malestar en la oposición. “Da escalofríos. Millones sin segunda dosis y la confesión de los acuerdos ideológicos”, dijo a ese medio la presidenta de Pro, Patricia Bullrich. “Las personas más vulnerables y la ola delta entrando. A confesión de parte, relevo de pruebas”, agregó y completó: “El tema no es Nicolini, sino la cabeza. La decisión de no firmar con Pfizer y apostar a Rusia fue de Ginés González García y Alberto Fernández”, concluyó. También, se manifestó por Twitter: "La carta del Gobierno a los rusos es prueba contundente de la decisión política que nos dejó sin millones de vacunas, con miles de muertos, sin economía y sin educación", escribió la dirigente opositora.

En el mismo sentido, la diputada Graciela Ocaña aseveró que la Comisión de Salud de Juntos por el Cambio va a realizar “un pedido de informes. Y en el marco de los encuentros pendientes con los laboratorios tienen que venir los funcionarios del Gobierno y los representantes de Gamaleya a la brevedad. Es imprescindible aclarar esta situación porque el texto de esa carta es de una gravedad inusitada”, dijo, y agregó que el escrito “prueba que la compra de las vacunas no tuvo que ver con cuestiones de poder, sino con un tema de interés geopolítico que les costó la vida a miles de argentinos. Es sumamente grave. Amerita que vengan todos los funcionarios a dar las explicaciones correspondientes.”

El texto completo del mail de Nicolini a Rusia:

Como mencioné hoy, nuevamente nos encontramos en una situación muy crítica. Esperábamos que después de la conversación que tuvimos contigo, Carla, Kirill y yo hace un par de semanas, las cosas fueran más sencillas. Pero incluso empeoraron. Seguimos esperando una cantidad mínima del componente 2 para completar los tratamientos al menos de las personas con más de 90 días de intervalo mínimo. Fuimos muy proactivos para encontrar una solución a las dificultades que tenía con esto, pero ni siquiera pudimos tener el mínimo.

Necesitamos urgentemente al menos 1 millón de dosis para vacunar a las personas mayores este fin de semana. Compartimos contigo el Excel con el mínimo requerido varias veces. Todavía necesitamos recibir las dosis pendientes del componente 1 también. Según el contrato, aún quedan 18.734.185 dosis (5,5 M C1 + 13,1 M C2). Todavía estamos esperando el calendario de entregas de julio que accedió a enviar en esa llamada también.

No lo recibimos. Incluso podemos pensar en algún momento en recibir más C1 que C2, o pensar en nuevas estrategias, pero urgentemente necesitamos algo de C2. En este punto, todo el contrato corre el riesgo de ser cancelado públicamente. Entendemos la escasez y las dificultades de producción de hace algunos meses. Pero ahora, 7 meses después, todavía estamos muy atrasados, mientras comenzamos a recibir dosis de otros proveedores de forma regular, con horarios que se están cumpliendo.

Además, acabamos de emitir un decreto presidencial que nos permite firmar contratos con empresas estadounidenses y recibir donaciones de Estados Unidos. Las propuestas y entregas son para este año y también incluyen la pediatría, que es otra ventaja. Le pedimos a su equipo que compartiera un protocolo para pediatría para que pudiéramos realizar un estudio aquí, pero seguimos sin recibir nada.

Además, todavía estamos esperando los resultados del cóctel de vacunas con Astra, pero supongo que todavía está en marcha desde enero que nos informó sobre esto. Hemos comenzado estudios por nuestra cuenta. Finalmente, la producción local fue un gran paso para los dos. Nuestro Presidente participó incluso en el lanzamiento, esperando más de 2 horas. Estamos muy felices y apoyamos a Richmond.

Solo pedimos tener los primeros resultados antes del 9 de julio que es una fecha muy importante para nosotros, el Día de la Independencia, que significa mucho. Richmond envió las primeras dosis para pasar el control de calidad el 16 de junio. Nos han dicho que este proceso tardaría entre 10 y 15 días.

Es 7 de julio y todavía no está listo y no estará listo para el 9 como lo pidió amablemente el Presidente, después de los días necesarios. Las dosis están en Rusia desde hace más de 21 días ... esperábamos que usted estuviera especialmente al tanto de esto, fue la única y más importante solicitud del presidente Fernández, y nuevamente una decepción para él y para el país. Me gustaría agregar que alguien de su equipo de producción le está pidiendo a Richmond que le pida al Ministerio de Salud que facture y reciba el pago completo de las dosis producidas aquí.

Como puede comprender, no podemos cambiar nuestro contrato, y mucho menos tener un intermediario local en esto y pagar una recaudación de impuestos. Podría ser un gran problema político y de opinión pública para todos nosotros si cambiamos una carta de nuestro contrato original. Siempre estamos ansiosos por encontrar soluciones pero nunca fuimos informados oficialmente por usted, con quien tenemos el contrato, para estudiar esta opción.

Pedí una llamada sobre esto hace varios días e informé sobre nuestra situación. Pero aún no se informó ninguna propuesta oficial. Recuerde que pudimos firmar un contrato en primer lugar porque el RDIF y Human Vaccine son entidades controladas por el Estado ruso, por lo que era un acuerdo de Estado a Estado.

Lo justificamos con todas las pruebas y documentos que nos proporcionó. Podemos recibir y recoger vacunas donde usted diga: Moscú, Beijing, Seúl, Bombay, incluso Buenos Aires. Pero el pago y las responsabilidades con respecto a las indemnizaciones y la producción son entre nosotros y Human Vaccine / RDIF. Incluso dimos un paso más para permitir que Richmond importara la mayor parte sin impuestos (millones de dólares). Firmamos estas exenciones de buena voluntad y de manera colaborativa, entendiendo que son dosis que nos serán entregadas. Conozco su arduo trabajo, el compromiso que tiene Kirill con Argentina y todo el trabajo que hemos hecho juntos. Pronto, se publicará un nuevo estudio en una revista de revisión entre pares sobre la eficacia, la efectividad después de 6 meses y la respuesta a nuevas variantes.

Respondimos siempre haciendo todo lo posible para que Sputnik V sea un gran éxito, ¡pero nos estás dejando muy pocas opciones para seguir luchando por ustedes y por este proyecto! Y como también mencioné una vez, nos enfrentamos a un proceso judicial debido a estas demoras como funcionarios públicos, lo que pone en riesgo a nuestro gobierno.

Por favor, trabajemos juntos en una solución posible y real. Usted puede contar con nosotros.

El mail original en inglés:

Carta de Nicolini a Rusia

IG

Etiquetas