La sostenida caída de casos en Sudáfrica genera esperanzas de que los picos de ómicron sean breves

Los casos de coronavirus cayeron por cuarto día seguido en Sudáfrica y ya están en un tercio de lo que eran hace siete.

elDiarioAR

0

Los casos de coronavirus cayeron por cuarto día seguido en Sudáfrica, informaron este miércoles autoridades sanitarias, lo que parece indicar que su pico de ómicron está en remisión y que los brotes causados por esta temida variante podrían ser breves, casi la única noticia alentadora en otra jornada de avance del coronavirus de un extremo al otro del mundo.

La OMS confirmó que los vacunados y curados de Covid-19 pueden infectarse con la variante ómicron

La OMS confirmó que los vacunados y curados de Covid-19 pueden infectarse con la variante ómicron

En Asia, China confinó una ciudad de 13 millones de habitantes por un brote de Covid-19 y Japón confirmó sus primeros casos de transmisión local de la variante ómicron. En Europa, Alemania y Francia dijeron que la muy contagiosa ómicron avanza rápidamente y pronto será la cepa dominante, mientras que, en América, Canadá sumó restricciones por un aumento de contagios por ómicron.

El pico de casos de Sudáfrica por ómicron es uno de los más atentamente mirados del mundo, porque, dado a que allí fue donde se detectó por primera vez la variante, su evolución podría ser similar en otros países ya afectados por ella, e incluso menos grave, teniendo en cuenta la baja tasa de vacunación del país africano, del 25%, y el hecho de que ni siquiera ha comenzado a aplicar dosis de refuerzos.

El Instituto Nacional para las Enfermedades Transmisibles (NICD), la autoridad sanitaria sudafricana, informó 15.424 contagios en las últimas 24 horas, un tercio menos que los casi 24.000 que registró el martes pasado. El récord de casos hasta ahora fue el jueves pasado, con unos 27.000.

La positividad de las pruebas -la proporción de los testeados que están infectados-, siguió a la baja por octavo día, según los datos del NICD.

Pero, en cambio, sí aumentaron las hospitalizaciones y las muertes por Covid-19, que demoran entre dos y tres semanas en seguir el patrón de los casos debido al tiempo que pasa hasta que una persona infectada desarrolla un cuadro clínico grave.

Más de 630 personas estaban hospitalizadas hasta ayer con Covid-19, un aumento de solo un 5% en una semana pero el mayor número para la actual cuarta ola del país, el primero donde se detectó la variante ómicron, el mes pasado.

En tanto, el NICD reportó 35 nuevas muertes, un 46% más que hace siete días, informó la cadena BBC.

La comunidad científica mundial cree que ómicron es bastante más transmisible que las otras variantes, incluyendo la Delta, que ya había causado tremendos y muy letales picos en muchos países.

También se cree que provoca cuadros clínicos más leves y que podría evadir las vacunas, aunque los datos son aún muy preliminares, han dicho los especialistas.

Fuera de Sudáfrica, el coronavirus continuó hoy su avance, con el mundo preparado para otras fiestas de Navidad y fin de año empeñadas por una pandemia que ya mató a más de 5,3 millones de personas, destruyó economías y se creía que iba a acabar con la vacunación. Sin embargo, a dos años de su inicio, naciones han reintroducido restricciones que habían levantado, algunas hace poco.

En China, autoridades impusieron un confinamiento total en la norteña ciudad de Xi'an, que alberga las famosas esculturas de los “Guerreros de Terracota” del mausoleo del primer emperador chino, debido a un alza en los casos de coronavirus.

Los habitantes de Xi'an deben “permanecer en sus casas salvo razón imperativa”, indicaron las autoridades locales en un comunicado.

Solo una persona por hogar está autorizada a salir a hacer las comprar “cada dos días”, agregó la nota, informó la agencia de noticias china Xinhua.

Xi'an, capital de la provincia de Shaanxi, reportó en las últimas horas 52 contagios, elevando el total de casos a 143 desde el 9 de diciembre.

China acumula 4.636 muertos desde el inicio de la pandemia en su ciudad central de Wuhan a fines de 2019.

Japón, en tanto, confirmó hoy su primeros casos de transmisión local de la variante ómicron del coronavirus en la región de Osaka, lo que indica que ya está avanzando en el país.

Los casos corresponden a los tres integrantes de una familia que no viajó al extranjero y cuyas infecciones no pudieron rastrearse, dijo el gobernador de Osaka, Hirofumi Yoshimura.

Japón había registrado unos 80 casos previos de la variante ómicron, pero todos eran de personas que habían dado positivo al ingresar al país por aeropuertos o contactos estrechos de ellas, según el Gobierno.

En Europa, el Gobierno de Francia dijo que la variante ómicron está avanzando rápidamente y que será ya la dominante en los últimos días del año, cuando los casos podrían llegar a los 100.000 por día.

El país europeo comenzó hoy su campaña de vacunación contra el Covid-19 de los niños de 5 a 11 años.

En Alemania, donde un fuerte brote de la variante Delta comenzó ya a remitir a golpe de restricciones, el Gobierno dijo que ómicron será la dominante dentro de una a tres semanas, lo que hace temer un nuevo pico. Alemania prohibió ayer el público en grandes eventos deportivos y limitó a 10 el número de personas que pueden reunirse en Nochebuena.

La temida variante ya es la dominante en Inglaterra y Escocia, Reino Unido, y en EEUU.

El Ministerio de Salud informó este martes 90.629 casos en las 24 horas previas, cerca del récord de más de 93.000 de la semana pasada.

Pese a consejos de sus asesores médicos y a presiones de los sindicatos de enfermeras, el Gobierno británico descartó ayer endurecer medidas antes de Navidad, aunque no descartó hacerlo después.

En América, la provincia occidental canadiense de Columbia británica anunció un cierre de bares, discotecas y gimnasios desde mañana debido a la variante ómicron del coronavirus, con lo que se convirtió en la segunda en tomar tal medida luego de que Quebec lo hiciera esta semana.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats