Femicidio de Cecilia Basaldúa: comenzó el juicio y la querella reclama la absolución del único imputado

Familiares de Cecilia, ante el juzgado en Cruz del Eje. Quieren que si el acusado es absuelto, se realice una nueva investigación.

En los Tribunales de Cruz del Eje, en el norte cordobés, comenzó este lunes el juicio por el femicidio de Cecilia Gisela Basaldúa (34), la turista porteña que desapareció en Capilla del Monte el 5 de abril de 2020 y fue encontrada asesinada tres semanas después cerca de un basural.

Cerca de las 12, antes de que comenzara la primera audiencia a las 14, hubo una nutrida concentración frente a la sede judicial de familiares y amigos de Cecilia, en la que participaron de una radio abierta colectivos feministas como el Ni Una Menos, agrupaciones defensoras de los DD.HH.; además de legisladoras de izquierda que reclaman Justicia y por el esclarecimiento del crimen y denunciaron que “la investigación a cargo de la fiscal de Instrucción, Paula Kelm, mantiene detenido hace dos años a ”un perejil“ como Lucas Bustos (24)”.

“Llegamos al juicio como venimos denunciando, con múltiples irregularidades durante la investigación, y apuntamos a que haya una absolución del único imputado, lo que posibilitará que se ordene una nueva investigación para determinar quién o quiénes asesinaron a Cecilia Basaldúa”, señaló la abogada querellante Daniela Pavón a elDiarioAR, antes de que comenzara el juicio.

La abogada, que representa a los padres de la víctima, Susana Reyes y Daniel Basaldúa, agregó que “este es un juicio donde hay casi 100 testigos, llegamos al juicio con una Policía muy criticada, señalada, y algunos policías que estuvieron en medio del proceso que están privados de su libertad por delitos que han tenido en contra de mujeres, causas de violencia de género. Por ejemplo, el responsable de Defensa Civil, Diego Concha, que se encargó de la búsqueda de Cecilia, que ha sido tan criticada esa búsqueda, llega privado de su libertad por abuso sexual. En este marco de todo lo que venimos denunciando, estamos muy disconformes con la investigación llevada a cabo por la doctora Kelm y pretendemos que se reabra una nueva investigación con otros actores”.

El juicio se realiza en Cruz del Eje, pero actúan los camaristas y el fiscal de Villa Dolores, debido a la enemistad manifiesta de los jueces de la Cámara del Crimen local con el socio de Claudia Brandt, la abogada que defiende al imputado Lucas Bustos.

La acusación

Ya en la sala de audiencias, el fiscal Sergio Cuello, leyó a los ocho jurados populares que participarán del veredicto, los hechos por los que está siendo juzgado Bustos, imputado formalmente de los delitos de abuso sexual calificado y homicidio calificado. Cecilia Basaldúa murió por asfixia provocada por estrangulamiento. En su alegato acusatorio el fiscal Cuello destacó que en sede policial y durante la Instrucción a cargo de su colega Kelm, el sospechoso Bustos declaró y que “lo hizo bajo presión”.

El fiscal también les habló a los padres de Cecilia y les prometió “un amplio tratamiento de la prueba”. Es que durante la instrucción hubo elementos contra Bustos que nunca aparecieron, como una supuesta foto donde los mostraba juntos a él y Cecilia. La prueba genética también dio negativa, no hay rastros de Bustos en el cuerpo de la víctima, ni hay testigos que los vieron juntos.

Durante la primera audiencia declararon sólo los padres de Cecilia. Susana Reyes habló durante unos 25 minutos, declaró que “hubo inoperancia y ocultamiento y nosotros queremos la verdad”, y presentó un audio de una testigo anónima que relata durante 16 minutos cómo habría sido el secuestro, desaparición y muerte de su hija. Daniel Basaldúa, en tanto declaró que “lo que nosotros buscamos desde el primer día, como familia, es que haya Justicia por Cecilia. No queremos que condenen a alguien por condenar. Si a mí me presentan las pruebas, y si dicen eso, no lo voy a defender. Pero no han presentado las pruebas contra Bustos como deberían haber hecho. Estamos para saber que se sepa la verdad, no nos vamos a conformar con alguien condenado sin pruebas, queremos que los que le hicieron esto a Cecilia vayan presos”.

Bustos no declaró

Tras la acusación del fiscal, los jueces de la Cámara del Crimen de Villa Dolores, Carlos Escudero, Raúl Castro y Santiago Camogli Roque le realizaron algunas preguntas a Lucas Bustos referidas a su identidad y educación. Bustos se negó a declarar, aunque respondió las preguntas de los jueces, del fiscal Cuello, de su defensora Claudia Brandt y de los querellantes Daniela Pavón y Gerardo Battistón, este último propuesto por la Secretaría de DD.HH. de la Nación. 

Bustos respondió que sólo cursó la escuela primaria y que después no siguió estudiando “porque tenía que trabajar”. Contó que desde los 14 años trabaja en la construcción y haciendo changas; y que hasta que fue detenido a fines de abril de 2020, vivía con su familia en El Mogote, un caserío ubicado a unos dos kilómetros del centro de Capilla del Monte.

A fines de 2021, inexplicablemente, el acusado Bustos despidió a su abogado Sergio Sánchez, quien lo defendió ni bien fue detenido y que denunció las torturas sufridas en la sede policial. En su reemplazo llegó Claudia Brandt, una abogada sin mayor reconocimiento en el foro local. En Capilla del Monte llamó la atención el sorpresivo cambio en la defensa.

Battistón, un reconocido abogado cordobés militante de organismos de DD.HH. llegó a la causa, luego de que Bustos denunciara apremios ilegales por parte de policías de Capilla del Monte para que confesara ser el autor del femicidio de Cecilia.

Hoy, antes del inicio de la segunda audiencia, el representante de la Secretaría de DD.HH. de la Nación señaló a elDiarioAR que “acá lo que se está cuestionando es la actuación policial, hay contradicciones flagrantes en las declaraciones de los policías que participaron de la investigación. Se hicieron mal las cosas y llevaron a un inocente a estar preso desde hace dos años. Acá tenemos a una víctima de femicidio que es Cecilia Gisela Basaldúa; y lo que se trata de demostrar con este juicio es la inocencia de Bustos, porque no había pruebas para traerlo a este juicio y hay mucho menos pruebas para condenarlo. La absolución de Bustos permitirá realizar otra investigación para detener a los verdaderos asesinos de Cecilia”.

Mientras que la abogada querellante Daniela Pavón aseguró que “el inicio del juicio fue positivo, el fiscal de Cámara hizo una buena presentación del caso; con el transcurso de las audiencias vamos a ver los testimonios de los policías que actuaron y la forma en que lo hicieron”.

Ayer, además de los padres de la víctima estaban citados a declarar como testigos el hombre y su hijo que encontraron el cadáver de Cecilia el 25 de abril de 2020: Walter Luna, un arrendatario de campos y su hijo adoptivo León González, quien se topó con el cadáver. Inexplicablemente se informó que no declararían porque se encontraban en Mar del Plata de viaje, aunque hay vecinos que los vieron en Capilla del Monte.

Este martes a la siesta comenzaron a declarar cuatro policías que participaron de la investigación, entre ellos, Ariel Zárate y Ramón López, quienes dieron detalles de cómo había sido la búsqueda de Cecilia, cuando desapareció a principios de abril de 2020 en plena cuarentena estricta por la pandemia de Covid.   

Las audiencias seguirán esta semana hasta el viernes y continuarán el jueves y viernes de la semana próxima. Cerca de 50 testigos son presentados por la Fiscalía; unos 30 los presentan ambas querellas y otros 10 lo hace la defensora Brandt. 

GM/CC

Etiquetas
stats