Mientras el marido de Carolina Píparo permanece preso hace más de 50 días, una testigo complica su situación

Juan Ignacio Buzali, marido de Carolina Píparo, fue detenido el 8 de enero de 2021.

elDiarioAR

0

Juan Ignacio Buzali, marido de la diputada bonaerense Carolina Píparo permanece preso desde el 8 de enero acusado por el delito de “homicidio en grado de tentativa”, tras haber atropellado a dos jóvenes que circulaban en moto durante la madrugada de Año Nuevo, en medio de una persecución por las calles de la ciudad de La Plata después un confuso episodio en el que la pareja aseguró haber sido asaltada por delincuentes que circulaban, también, en moto.

Denuncian a Carolina Píparo por el delito de incumplimiento de deberes de funcionaria pública

Denuncian a Carolina Píparo por el delito de incumplimiento de deberes de funcionaria pública

Luis Lavalle, de 23 años, y un menor, de 17, a quienes Buzali y Píparo habrían confundido con delincuentes, sufrieron heridas múltiples. Incluso Lavalle permaneció internado unos días hasta ser dado de alta. El 12 de febrero pasado, tras evaluar las primeras pruebas, con videos, testimonios y pericias, la jueza de Garantías Marcela Garmendia decidió hacer lugar al pedido de la fiscal del caso, María Eugenia Di Lorenzo, y Buzali quedó recluído con prisión preventiva.

En las últimas horas, mientras la diputada salió a defender en diversos medios a su marido y a pedir su libertad tras estar “más de 50 días preso por un accidente de tránsito. En este momento tenemos toda la esperanza puesta en la próxima instancia, que es la Cámara. Todas las pericias indican que, tanto mi marido como yo, dijimos la verdad y que fue un accidente de tránsito por el que nadie merece estar preso 50 días como lleva él", dijo esta semana la diputada de Juntos por el Cambio a Infocielo.

Sin embargo, Martín de Vargas, el abogado defensor de Luis Lavalle, uno de los heridos, dio a conocer en las últimas horas el testimonio de una de las jóvenes que estaban en el lugar la noche del 1 de enero de este año. Y su relato no coincide con la teoría del “accidente de tránsito”.

Nadia Videla era parte del grupo de amigos que en la madrugada de Año Nuevo decidió recorrer el centro de La Plata para ver la popular quema de muñecos que se realiza en la capital bonaerense. El siguiente es el testimonio de la testigo directa de los hechos que la Justicia deberá evaluar para conocer qué pasó. Si se trató de un accidente o de una persecución en la que Buzali impactó la moto de Lavalle con la intención de dañarlos a él y a su acompañante.

Esta es la declaración de Nadia Videla:

"Yo pasé la noche de fin de año en la casa de Emiliano (Guzmán), mi novio, con su familia. Antes de esto me venía mandando mensajes con Leandro, uno de los chicos, para coordinar después de las 12 ir a ver la quema de muñecos en La Plata”.

“A eso de las 2, más o menos, nos encontramos con Leandro (Licciardello), con (Gabriel) Casasola, con otro chico que se llama Agustín Aguirre, Luis (Lavalle), Iván y Tomi. Para eso de las 02:23 estábamos en 190 y 44, esperando al papá de un amigo que venía en auto. Sé la hora exacta de esto porque en ese momento le mando un mensaje a mi hermana diciéndole que estaba en esa dirección”.

“Yo venía con mi novio en moto, de acompañante, y manejaba él, Emiliano Guzmán. De ahí arrancamos para el centro de La Plata. Pasamos por el Parque que está en el Hospital de Niños y Plaza Güemes. Como vimos muchos autos y mucho operativo en la zona, era imposible transitar y decidimos volvernos para nuestro barrio”.  

“Leandro empieza a circular delante de todos, atrás veníamos Emiliano y yo, atrás Casasola y Agustín Aguirre, más atrás Tomi, y Luis con Iván. Yo iba delante de todo, pero iba mirando para atrás y chusmeando cómo veníamos, por eso me acuerdo como venían las motos”.

“Entonces como dije, yo venía mirando un poco para adelante y un poco para atrás, y en un momento cuando miro para atrás veo una luz que estaba muy cerca, y como que me encandila, entonces miro para delante de vuelta y en ese momento escucho un golpe muy fuerte. Pensé que habían chocado dos autos o algo así, y por ese ruido es que vuelvo a mirar para atrás, y ahí veo a Luis (Lavalle) volando por el aire, y la moto de él queda enganchada debajo de un auto y se la lleva arrastrando. En ese momento, yo soy quien le dice a Emiliano que nos corramos porque nos chocaban a nosotros también. Entonces él se corre para la derecha cuando llegamos a la esquina. Leandro iba delante nuestro pero muy cerquita veníamos y él también se corre, pero para la izquierda. A Leandro casi lo choca también el auto”.

“Emiliano casi ni llega a parar del todo que empieza a perseguir al auto. Lo empieza a perseguir junto a Leandro y a Casasola. Empezamos a seguir al auto. Yo iba llamando al 911, entonces no miré mucho el camino. En unos de los llamados aporto la patente y, es más, creo que me la acuerdo todavía. Era algo de OIF-925. Entonces el auto rodea todo el Parque y llegamos hasta Plaza Moreno, donde frena en un operativo. Se quedó unos segundos y arrancó de vuelta. Casi choca a los de tránsito y a nosotros, que nos pusimos adelante para que no se vuelva a ir, y llega a 12 y 54 donde por fin pudimos detenerlo”.

“Había varios policías en moto y empezamos a decirles lo que pasó. Emiliano y yo nos fuimos para el lugar donde había ocurrido el choque porque no sabíamos si nuestro amigo estaba vivo o muerto. Leandro y Casasola se quedaron ahí, en 12 y 54”.

“Llegamos al lugar, donde estaba Luis y, como no llegaba la ambulancia, llamamos al papá de Tomi y él lleva a Luis al Hospital, y a Iván también. Luis había perdido mucha sangre, tenía la cabeza rota y no podía mover la rodilla. Yo le hablaba y, como que se dormía, se desvanecía. A Iván no lo vi mucho porque lo ayudaron unos vecinos en la esquina, se quedó ahí él. Después de que se llevan a Luis, fuimos a 22 y 37 donde había quedado la moto”.

Videla aseguró a la Fiscalía que “nunca” perdió de vista el auto y que, en cuanto a sus ocupantes, dijo que al principio pensó que “eran dos mujeres, porque ambos tenían el pelo largo, pero en 12 y 54 me doy cuenta que el conductor era un tipo". Acerca de la velocidad con la que circulaba el auto que manejaba Buzali, la testigo declaró: "venía muy rápido, yo calculo que a unos 100 kilómetros por hora. Y antes del choque, nosotros íbamos a 40 como mucho, así que el auto venía más rápido que nosotros y apareció de la nada”.

Además, la testigo negó haber alcanzado en la persecución al auto: “Íbamos siempre pegados atrás, tratando de que se detenga en algún lugar. En el primer operativo que frena, uno de los chicos se acerca para que baje el conductor, pero ahí fue cuando arrancó de vuelta y casi nos choca".

En cuanto a la causa, tras el fallo de la jueza Garmendia, el abogado de Buzali, Marcelo Peña, presentó otro recurso ante la Cámara de Apelaciones de La Plata y pidió el cambio de carátula de la causa. "La calificación de tentativa de homicidio nos parece arbitraria y desproporcionada en relación a los elementos probatorios que hay en la causa", indicó.

Además de defender a su marido, Carolina Píparo cargó contra las políticas de seguridad del ministro Sergio Berni. "El Ministerio de Seguridad realmente está liberando a la ciudad de La Plata", afirmó la Diputada provincial. "Están sacando cada vez más policías, más móviles, no llegan los $400 millones que nos deben del fondo de seguridad que eran para nuestra ciudad. Creo que esto es algo que lo sienten todos los platenses, no es una cuestión de la política", sostuvo. 

IG

Etiquetas
stats