Contra los incendios intencionales en las islas del Delta del Paraná

El puente une

La convocatoria sobre el puente Rosario- Victoria para pedir frenar los incendios y la ley de humedales

0

El puente une. Un puente como el de Rosario-Victoria elevado sobre el río Paraná cruza sobre todos los obstáculos. Y son muchos los obstáculos. Los gobiernos-socios que no gobiernan para los vivientes sino para diez tipos que eluden cínicamente las responsabilidades. Pero el puente unió a 10.000 personas para el cruce, cómo lo cuenta Cesar Massi, naturalista, cuando vio llegar a miles en bici “estiré la vista para ver la columna larguísima, familias enteras con muchos niños. Cada vez hay más combustible para algo bueno, este puente que tanto lleva y trae del humedal, ahora también transporta lucha”.

El puente une isla con continente, une provincias, une hartazgos, une sentimientos. Lopez Brach, fotógrafo de los humedales sintió “el entramado de conciencias creando otra realidad, nuestra naturaleza es luchar”.

Organizado por la Multisectorial de Humedales y otros colectivos que unieron el día y la noche y un día más. Jorge Fandermole conectó, con su canción Río Marrón, a los soñantes nocturnos de 60 carpas sobre el puente Rosario-Victoria. “Río marrón \ devolveme sangre abajo de tu paso”... Pero ni sangre quedó que también se calcina en las quemas de vida botánica y animal, apenas las cenizas que bajan hacia el mar. 

Jesica, de la Multisectorial, quien afirma que son todxs los que mantienen la organización y no me da nombres, dice que la jornada fue un quiebre en la lucha que habilita, pero un poco duda y se pregunta si “los poderes” van a hacer de cuenta que no pasó nada“, aunque pasó mucho. La estructura del puente vibra debajo de los pies de miles, es tracción a sangre que cruza, no son los camiones que tuvieron que demorar su marcha.

 La lluvia hizo al puente techo y éramos cientos de gentes debajo del puente que une, retomando el baile hasta la asamblea. Acciones futuras, saben de esperas, también de urgencia: hace 10 años la ley de humedales se escribía, ahora que la crisis climática arde, el fuego parece ser la evidencia, no hay más tiempo: que los ecocidas devuelvan los humedales, son un bien común que nunca fue suyo. Tampoco, los animalitos y menos lxs rehenes del humo. 

Los puentes unen. Están para salvar obstáculos: ley de humedales consensuada, ya.

CA

Etiquetas
stats