La mitad de las familias cree que la educación en Argentina no es buena, pero el 90% valora la de sus hijos

El informe se hizo con opiniones de madres de alumnos de nivel primario

Casi todas las madres del país consideran que la educación de sus hijas e hijos es buena o muy buena, sin embargo sola la mitad de ellas creen que la educación general tiene esos niveles. Un estudio realizado en escuelas primarias de todo el país indica que 9 de cada 10 tienen una valoración muy positiva de la experiencia educativa de sus hijos, pero solo 5 de cada 10 creen que esa situación se replica a nivel general. Además, cuánto más alta es la formación, la percepción respecto de la educación en Argentina es peor.

La deuda de la educación inicial: solo hay 500 jardines maternales públicos en el país

La deuda de la educación inicial: solo hay 500 jardines maternales públicos en el país

Según el informe ¿Qué opinan las familias sobre la educación argentina y la de sus  hijos?“, realizado por el Observatorio de Argentinos por la Educación, el 90% de las madres con niños en primaria considera que la educación es buena o muy buena. Sin embargo, solo el 52% tiene una valoración positiva de la educación en Argentina. En el otro extremo, solo el 1% cree que la educación de sus hijos es mala, pero el 21% califica de esa manera la educación argentina. Si bien esta brecha de la percepción entre la situación personal y la general es llamativa, no es nueva. Así lo explicó Sandra Ziegler, investigadora de FLACSO y coautora del informe junto a Gabriela Catri y Eugenia Orlicki: ”Es la tendencia que se observa en diferentes estudios que se hicieron anteriormente“.

“Este resultado ha estado presente en otras indagaciones de las mismas características, que muestran que, en general, hay una idea respecto a que la educación que reciben sus propios hijos es mejor que el estado general de la del país. Es una explicación que en algún punto tiene la ilusión de que la educación de los hijos los pone al resguardo de una situación más crítica en general. Como si la elección de la propia escuela o el contexto inmediato que conocen es mejor que la generalidad”, le dijo a elDiarioAR Ziegler, directora Maestría en Ciencias Sociales con orientación en Educación de FLACSO.

Las madres identifican como principal problema la falta de recursos y materiales en la escuela (51%). En segundo lugar, el escaso compromiso de las familias (48%), seguido por la formación de los docentes (44%) y los aprendizajes (42%)

En cuanto a los argumentos en los que basan sus opiniones, las madres identifican como principal problema la falta de recursos y materiales en la escuela (51%). En segundo lugar, el escaso compromiso de las familias (48%), seguido por la formación de los docentes (44%) y los aprendizajes (42%). Sin embargo, el 85% de las encuestadas considera que la educación aporta herramientas para que sus hijos ingresen al mercado laboral. Según Guillermina Tiramonti, también investigadora de Flacso no hay conclusiones certeras sobre esta diferencia en la opinión. “Desde hace más de 20 años las encuestas vienen mostrando un hiato entre la percepción de los padres sobre la educación que reciben sus hijos y la calidad de la educación nacional. No tenemos explicaciones claras respecto de por qué y cómo se construye esta percepción paradojal. El desafío es avanzar en una indagación sobre qué valoran los padres”, indicó.

Otro de los datos llamativos del informe, basado en la Encuesta Nacional Escolar (ENE) de julio con 500 madres de todo el país de escuelas primarias públicas y privadas, tiene que ver con el grado de formación de las mujeres. La disonancia en la percepción es más alta a mayor nivel educativo: solo el 10% de las madres con terciario o universitario completo considera que la educación en el país es “muy buena”, pero la cifra asciende al 46% cuando evalúan la de sus hijos. La diferencia se ve cuando se observan las respuestas de las madres con hasta secundaria incompleta, donde el 22% cree que la educación en Argentina es “muy buena”, mientras que el 40% valora de igual forma la educación de sus hijos.

“A mayor titulación hay una visión más crítica respecto de la educación que reciben sus hijos. Tiene que ver con el capital cultural de esas madres, la capacidad y los criterios con los que evalúan la escuela y la propuesta. Estas madres también dicen que la escuela en su época era mejor que la actual. Eso hay que leerlo en conjunto porque lo que están haciendo es un diagnóstico de una pérdida del nivel educativo a lo largo del tiempo”, explicó Ziegler.

En cuanto a la comparación con la experiencia escolar propia, el 44% de las madres indicó que la educación que reciben sus hijos es peor que la que ellas recibieron, mientras que el 39% considera que la educación ahora es mejor o mucho mejor. En este punto también hay diferencias según el nivel académico alcanzado. “A menor nivel educativo de las madres, consideran que la educación que reciben sus hijos es buena o muy buena y que es mejor de la que ellas recibieron. Eso no pasa con las madres con más estudios”, describió la investigadora. 

Al ser consultada sobre la decisión de encuestar solo a madres, Ziegler explicó que tiene que ver con el vínculo con la formación de sus hijos e hijas. “Está muy estudiado en el campo de la Sociología de la Educación que el nivel educativo de las madres es muy significativo al momento de transmitir también ciertos conocimientos y pautas a sus hijos. Eso incide también en los resultados educativos de los hijos”, especificó.

CDB/MG

Etiquetas
stats