Por primera vez una comisaría de Tucumán estará a cargo de dos mujeres: “Soy comisario y feminista”

Paola Lobos a cargo de una comisaría de Tucumán

David Correa

Tucumán —

0

Paola Lobo tiene 44 años, vive en Vipos, un pueblo que está 44 kilómetros al norte de San Miguel de Tucumán, en el departamento de Trancas, y desde siempre quiso ser policía. Igual no fue su primera opción al salir de la secundaria porque comenzó la carrera de Psicología, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán, en donde llegó hasta tercer año. Apenas vio una posibilidad dejó todo y se inscribió en la Escuela de Suboficiales y Agentes de la Policía de Tucumán. Tenía entonces 22 años. El 11 de mayo, ya con el cargo de comisario, fue designada junto a la subcomisario Gabriela Valdéz, para ser las jefas de la comisaría de San Pedro de Colalao, la segunda villa turística en importancia en Tucumán. Un hecho inédito para la provincia.

La caída de Alperovich: cómo el caso de abuso sexual contra su sobrina quebró la vida social, familiar y política del exgobernador de Tucumán

La caída de Alperovich: cómo el caso de abuso sexual contra su sobrina quebró la vida social, familiar y política del exgobernador de Tucumán

La provincia con mayor cantidad de habitantes por kilómetro cuadrado, después de CABA, es también conocida por hechos policiales de fuerte trascendencia nacional que provocaron un fuerte impacto también en los mundos de la política y la justicia. El último 3 de abril se cumplieron 20 años de la desaparición de María de los Ángeles Verón, un caso que fue una bisagra en el país en lo relacionado a la búsqueda y trata de personas. La joven fue secuestrada por una red de explotación sexual y aún no aparece, pese a que hubo un juicio y varias condenas.

La madre de “Marita”, Susana Trimarco, que preside la Fundación María de los Ángeles, fue protagonista de una búsqueda intensa en la que hasta simuló ser una trabajadora sexual para bajar al submundo de los prostíbulos. Así rescató a numerosas víctimas pero no pudo dar con su hija, sólo débiles pistas sobre su posible destino. Su lucha sí sirvió para poner en la superficie los cruces entre la corrupción estatal, un sector de la política y el Poder Judicial que encubrieron las redes de trata. Desde entonces, ante la repercusión pública, se sancionaron las leyes 26.364 en el 2008 y su reforma 26.842 en 2012 para prevenir y perseguir el delito de trata y proteger y asistir a sus víctimas. Hasta el momento se han rescatado más de 17.000 víctimas por trata en el país.

Paola cuenta a elDiarioAR que los tres años en la escuela de policía no fueron fáciles, sobre todo por el rigor físico de los entrenamientos. “El mundo policial siempre fue muy machista y me pasaba que quería ingresar para intentar cambiar eso desde adentro, sentía que podía hacer algo desde ahí pero antes tenía que entrar. Nunca tuve problemas con los estudios pero los entrenamientos físicos eran iguales que los de los hombres. Los hacíamos al mismo tiempo, aunque separados, quedaba muerta. Fue terrible pero lo soporté”.

Mientras eso sucedía otro hecho impactó en la sociedad tucumana. El crimen de Paulina Lebbos, de 22 años, el 26 de febrero de 2006, luego de salir de un boliche de la zona conocida como el ex Abasto, en San Miguel de Tucumán, a donde había ido a bailar con una amiga. Al salir tomaron un taxi, la amiga se bajó antes, pero Paulina no regresó a su casa y comenzó la búsqueda. Su cuerpo fue hallado 13 días después al costado de la ruta provincial 341, camino a la villa turística de Raco. Tenía heridas de arma blanca, quemaduras de cigarrillo, el cuero cabelludo arrancado y las huellas digitales limadas. Según la autopsia, la madre de una niña que entonces tenía 5 años, murió asfixiada por estrangulamiento.

Otra vez en los dos juicios que se hicieron quedaron al descubierto las vinculaciones entre un sector del Poder Judicial, el mundo de la política y el policial. Fueron condenados ex miembros de la fuerza de alto rango y ex funcionarios de primera línea del ex gobernador tucumano José Alperovich. En la actualidad, el también ex senador nacional se encuentra comprometido en una causa por abuso sexual.

La Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°10 porteña, a cargo del fiscal Santiago Vismara; y la titular de Fiscalía Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, pidieron la elevación a juicio oral de la causa en la que el ex gobernador está acusado por distintos hechos de abuso sexual contra su sobrina, ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires y en Tucumán.

En ese contexto de la búsqueda de Marita y el pedido de justicia para esclarecer el crimen de Paulina, se formó la actual jefa de la comisaría de San Pedro de Colalao, que está en el extremo norte de la provincia, a 90 kilómetros de la capital tucumana, de clima amable, a los pies de las cumbres calchaquíes. “Tuve la opción de convertirme en una agente con carrera administrativa, sin salir a la calle, o conocer y crecer en cada puesto de un destacamento. Opté por esto último porque ahí siento que soy útil a la sociedad”, confesó.

En ese contexto de la búsqueda de Marita Verón y el pedido de justicia para esclarecer el crimen de Paulina Lebbos, se formó la actual jefa de la comisaría de San Pedro de Colalao

Por esta razón, sus primeros pasos y durante varios años fueron las guardias en comisarías que se encuentran en zonas difíciles. La mayoría, en municipios del Gran Tucumán. “Cuando estaba de turno me buscaban y a menudo llegaban mujeres víctimas de violencia de género. Venimos de una sociedad patriarcal en donde la mujer era un objeto y en donde el policía hombre ocupaba, por lo general, el lugar del supermacho. Eso provocó distancia y desconfianza, a lo que se le sumaba que no teníamos ningún tipo de formación sobre qué hacer en esas circunstancias. A mí me salía charlar con ellas, guiarlas, contenerlas, solo por mera intuición y empatía. Tras el caso Marita Verón comenzaron las capacitaciones y se creó la División Violencia Familiar en la fuerza”, cuenta Paola.

En diálogo con elDiarioAR sobre cómo ser define como mujer y policía, no lo duda: “soy feminista pero no de las que marchan por las calles, creo que este es mi lugar. Me apasiona la relación que puedo tener con la sociedad desde esta profesión, desde este servicio. Y la presencia de una mujer en una comisaría se nota; la sociedad, especialmente las víctimas, nos buscan para contenerlas y guiarlas. Se genera un vínculo distinto”.

Casi todo en la casa de Paola es color azul uniforme porque su esposa también es policía, una historia de amor que nació cuando ambos se conocieron en la comisaría de la Villa Obrera, Tafí Viejo. “Trabajábamos juntos y nos encontramos hace 13 años. Entre los dos tenemos cinco hijos y me niño menor tiene un año, son Fabricio, Lucila, Maxi, Celeste y Abril. Mi esposo Cristian es mi gran compañero y consejero, aprendí mucho de él. Ah, en cuanto pueda voy a retomar mis estudios de Psicología, quiero recibirme”, contó.  

Lo inédito en San Pedro de Colalao es que serán dos las mujeres a cargo de la comisaría. “Con Gabriela ya veníamos trabajando en otras comisarías con funciones de jefe pero es la primera vez que estaremos juntas a cargo de una dependencia. Se tiraron de cabeza nuestros jefes con esta confianza que nos dieron”, expresó y sonríe.

La subcomisario Valdéz también hizo una reflexión ante este desafío: “Con Paola nos conocemos hace tiempo, ambas somos de Trancas y tenemos muchas propuestas para realizar en la villa veraniega. Uno de los ejes serán las tareas de prevención con actividades en los establecimientos educativos, dar charlas en el teatro de lugar y trabajar junto las autoridades locales y de la sociedad civil para generar conciencia”.

La designación se ambas se produjo un mes después de que el juez tucumano Guillermo Matías Puig, a cargo del Juzgado de Instrucción Conclusional, solicitara a Legislatura el desafuero del parlamentario Ricardo Bussi, quien fue denunciado por abuso sexual por una joven colaboradora de su partido, Fuerza Republicana. El requerimiento del magistrado, en el marco del caso que comenzó en junio de 2020 con la denuncia de M.J.A., que hoy tiene 26 años, aún no fue tratado por el cuerpo. La joven, mientras tanto, realizó una presentación ante la ONU y la Comisión de Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el acompañamiento de Abofem Argentina y Actrices Argentinas, entre otras organizaciones.

San Pedro de Colalao tiene alrededor de 7.000 habitantes permanentes, cifra que crece los fines de semana y que hasta se cuadruplica entre diciembre y marzo, debido a las casas de veraneantes, hosterías, cabañas y campings. Los fines de semana de verano suele haber espectáculos públicos, como el Festival de la Humita y la Fiesta de la Virgen de Lourdes, en los que hay concentraciones de hasta 10.000 personas. Todo esto deberá ser coordinado desde la seguridad por la pareja de jefas de la comisaría y pondrá a prueba sus experiencias. 

La desaparición de Marita Verón, el crimen de Paulina Lebbos y las denuncias por abuso sexual en contra de Alperovich y Bussi son un costado de la realidad tucumana que la sociedad repudia, en las que las víctimas son mujeres. Y también existe ese Tucumán inédito en donde por primera vez una comisaría importante estará a cargo de dos mujeres.

DC

Etiquetas
stats