Artes plásticas

A los 92 años, falleció el artista Guillermo Roux

Roux falleció a los 92 años

elDiarioAR


0

El artista plástico argentino Guillermo Roux, uno de los pintores más destacados, que todo el tiempo estaba creando y hasta sus últimos días seguía dibujando, falleció este domingo a sus 92 años, informaron allegados.

Hijo del dibujante e historietista uruguayo Raúl Roux, Guillermo nació en 1929 en el barrio porteño de Flores y descubrió el arte de ver a su papá trabajando. Con la huella de esa infancia, su recorrido profesional arrancó dibujando “humildes” viñetas e ilustraciones, como una forma de ayudar a su papá, a quien veía trabajar largas horas sentado en su escritorio.

Más tarde decidió él también estudiar dibujo, se formó y trabajó en la editorial de Daniel Quinterno, en los años 40: “Era un obrero del tablero”, definió la experiencia en varias entrevistas, donde también confesaba la dificultad de esos inicios, como lo señaló en un reportaje con el diario Página12: “Entrar en el mundo del arte me sentó mal. Era muy competitivo. Me llevó mucho esfuerzo encontrar mi camino. Pero no tenía las ideas claras”.

Después de ese trabajo de jornalero gráfico, como también lo llamó alguna vez, Roux trabajó varios años en Italia restaurando frescos y mosaicos. Los murales marcaron también un legado de su obra, como el trabajo que hizo en las Galerías Pacífico en 1994, cuando junto a Josefina Robirosa, Carlos Alonso y Rómulo Macció completó el más importante ciclo pictórico realizado en el país. Las decoraciones murales completaron el conjunto iniciado en 1945 por los maestros Lino Enea Spilimbergo, Manuel Colmeiro, Antonio Berni, Demetrio Urruchúa y Juan Carlos Castagnino, quienes pintaron la cúpula y testeros del edificio.

Recibí nuestro newsletter Mil Lianas
Libros, series, películas y un montón de cosas de las que aferrarse en medio del desconcierto, por Agustina Larrea.

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

Además de Italia, Roux también vivió en Jujuy, donde trabajó como maestro, y en Nueva York. Finalmente se proclamó “artista de tiempo completo” tras el encuentro con Franca Beer, su mujer y marchand desde hace 50 años. En 1982 participó en la Bienal de Venecia y expuso su obra en los mejores museos y galerías del mundo.

Esa condición de trabajador trazó mucho la impronta de Roux, dado que siempre dio cuenta de la contradicción entre la manutención económica y el tiempo dedicado a la creación de obras. “Yo no soñaba con ser pintor. Soñaba con ser dibujante, hacía lo que tenía que hacer y me ganaba los mangos todos mis meses. Hoy cuando pinto, pinto. No hago una gran alaraca porque pinto, simplemente laburo”, dijo en un programa que se emitió por Canal A.

En el último tiempo se inclinó por los dibujos, lo que lo llevó a un muestra muy disruptiva con su obra previa “Diario gráfico” que se exhibió en 2018 en el Museo Nacional de Bellas Artes y donde reunió 290 dibujos realizados con birome entre agosto de 2015 y diciembre de 2017, luego de regresar del hospital a su casa de Martínez, donde pasó horas de madrugada desvelado, dibujando desde la cama en sus cuadernos.

En una entrevista con el Ministerio de Cultura de la Nación, declaró: “No se puede negar que el mundo de hoy trae una cantidad de elementos, materiales, formas, que son muy diferentes a los de antes. No se pinta con pincel, el pincel no se usa, el lápiz se usa poco, el grafito se usa poco y antes era muy común. El dibujo es una forma de conocimiento, es conocer a través de la forma lo que estamos viendo”.

CRM/CB con información de la agencia Télam

Etiquetas
stats