Libertad, igualdad, diversidad en pandemia: el festival de cine francés que se puede ver gratis desde casa

My French Film Festival

0

A principios de enero, Netflix estrenó Lupin, una serie sobre un ladrón sofisticado que se siente inspirado por la novela de Maurice Leblanc en la París del siglo XXI. Con su cóctel de intriga, suspenso y vistas panorámicas de la capital francesa, ya se convirtió en uno de los sucesos del año y la plataforma estima que será vista por 70 millones de personas. Al cierre de esta nota, la serie estaba tercera entre las preferencias de los argentinos

Si vieron Lupin y se quedaron con ganas de ver contenidos en lengua francesa, acá está la solución: desde el 15 de enero y hasta el 15 de febrero se puede acceder de manera online a la 11° edición de My French Film Festival. A pesar de que el 100% del material esté con audio en francés y subtítulos en diez idiomas, el nombre del festival está en inglés: paradojas de la globalización. Un dato importante, en época de vacas flacas, es que en Argentina todo se puede ver de manera gratuita. Sin alfombra roja y sin cócteles, sin macarons ni croissants, pero desde la comodidad de casa.

“El cine es un eje histórico de la política cultural francesa, es algo clave para nosotros; es el espejo del alma del país”, le dice con entusiasmo a elDiarioAR Lionel Paradisi-Coulouma, consejero cultural y de cooperación de la Embajada de Francia en Argentina y director del Institut Français en el país. Para el diplomático, las claves de esta edición del festival se resumen en tres ejes: la promoción de la francofonía, la digitalización y el apoyo al cine en francés, importante sobre todo en momentos de crisis como el que estamos atravesando.

En Argentina hay dos escuelas francesas, una en la Ciudad de Buenos Aires y otra en Martínez, y 53 delegaciones de la Alianza. Por el peso que tiene la cultura gala en el país, Argentina integra desde 2016 la Organización Internacional de la Francofonía. Es la institución encargada de difundir la educación y las expresiones culturales en este idioma y está integrada por 49 estados de pleno derecho, 4 miembros asociados y 10 observadores. Aunque no hay cifras oficiales acerca de la cantidad de personas que dominan el idioma en Argentina, se estima que globalmente es hablado por 900 millones de personas. Los organizadores esperan que ese número se pueda acrecentar a partir de experiencias como esta.

Qué hay para ver

My French Film Festival nació como una iniciativa digital de UniFrance, una organización que promueve el cine francés y depende del Centro Nacional de Cine y Animación. En ese sentido, la pandemia no cambió los planes ni la organización del evento, aunque en ediciones anteriores se habían hecho cruces entre lo presencial y lo remoto. La programación de este año es enteramente online y está compuesta por 33 películas, entre largometrajes y cortometrajes, que participan de una serie de competencias. Lo que une a todas ellas es que se trata de creaciones hechas por hombres y mujeres jóvenes y en lengua francesa.

La más importante de las distinciones es el Gran Premio del Jurado Internacional, compuesto por Monia Chokri, Franco Lolli, Mounia Meddour, Gianfranco Rossi y Roselie Varda, hija de la legendaria Agnès y productora de Caras y Lugares y Varda por Agnès. También hay dos premios a cargo de periodistas de medios extranjeros y dos a cargo del público, que puede votar por su largo y su corto preferido.

El cine es el espejo del alma de la cultura francesa

Lionel Paradisi-Coulouma Consejero cultural y de cooperación de la Embajada de Francia en Argentina

El material está dividido en siete categorías que también llevan nombre en inglés. Forever Young está compuesta por films acerca del paso a la madurez, el género que en inglés se conoce como coming-of-age y en español se puede traducir como novelas de aprendizaje; Crazy Loving Families reúne a una serie de comedias familiares; True Heroines engloba a historias de empoderamiento femenino; French Ghost Stories se aboca al terror; On The Road a historias de migrantes; Kids Corner al género infantil; VR Experience al cine experimental que juega con los formatos; y Love is Love a historias de diversidad sexual.

A continuación, una lista de cinco películas recomendadas para ver en el marco del festival:

  1. Mereces un amor, dirigida por Hafsia Herzi

Escrita, dirigida y protagonizada por Herzi, es una de las favoritas para llevarse la estatuilla más importante del certamen. Cuenta la historia de Lila, o más bien de su desgarro. Una mujer que está enamorada de un hombre, Rémi, que después de dejarla se va en un viaje de autodescubrimiento a Bolivia y la deja sola, mascullando entre el dolor, la bronca y las ganas de encontrarle un sentido al dolor.

2) Marlene, dirigida por Stéphane Riethauser

A partir de la reconstrucción del vínculo con su abuela Caroline, el director suizo hace un pantallazo por la sociedad patriarcal en la que se crió y narra el camino que lo llevó a convertirse en un activista por los derechos LGBT+. Pinta tu familia y pintarás el mundo.

3) Camille, dirigida por Boris Lojkine.

Basada en una historia real, cuenta la historia de la fotoperiodista francesa Camille Lepage, quien murió asesinada en una emboscada en 2014 mientras cubría la actividad de los grupos opositores en la República Central Africana, en medio de una guerra civil. Al momento de su muerte tenía apenas 26 años. El director, que no conoció a Camille en la vida real, dijo que a través del guión intentó responder la pregunta acerca de cómo se puede encontrar un poco de humanidad en medio de la violencia más descarnada.

4) Enorme, dirigida por Sophie Letourneur

Comedia de enredos, se centra en los desencuentros entre Frédéric y Claire, una pareja de 40 años que “queda embarazada” sin haberlo consensuado. A partir del humor, propone una indagación sobre la maternidad y los mandatos sociales.

5) Josep, dirigida por Aurel

Ópera prima del artista gráfico Aurel, usa la animación para recrear la vida de Josep Bartoli, dibujante como él y combatiente republicano en la Guerra Civil Española. Huyendo del franquismo recaló en Francia en 1939, desde donde fue transportado a varios campos de concentración hasta que pudo escapar, primero a África, luego a México y luego a Estados Unidos. La leyenda cuenta que fue amante de Frida Kahlo y, una vez en suelo estadounidense, trabajó haciendo los decorados de películas de Hollywood en las que trabajaban algunas de las estrellas más emblemáticas de la edad dorada como Clark Gable y Robert Taylor. Una vida de película hecha finalmente película.

Todas las películas de My French Film Festival están disponibles de manera gratuita en su sitio web.

Etiquetas
stats