El streaming no arrasa con todo: la historia del quijotesco cine de la Mancha que resucita tras 30 años cerrado

Interior del cine 'Don Quijote'

Alicia Avilés Pozo

Argamasilla de Calatrava/España —

0

No es habitual que los pueblos de la Mancha tengan hoy en día su propia sala de cine. En las grandes ciudades de la comarca española como Alcázar de San Juan o Valdepeñas todavía persisten los multicines de los centros comerciales. En el resto de localidades, de menos de 10.000 habitantes, comenzaron a desaparecer mucho antes de la llegada de las grandes plataformas de streaming. Netflix, Amazon, Movistar o Disney+ solo fueron la estocada final y actualmente quedan básicamente los cines de verano, habilitados al aire libre.

Pero siempre hay excepciones, pequeñas iniciativas contra gigantes, como es el caso de Argamasilla de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real. En este municipio se construyó en los años 60 su emblemático cine 'Don Quijote', un referente para la comarca que todavía recuerdan las personas más mayores, que cuentan a los más jóvenes cómo llegaron allí los primeros 'western' y el cine negro de Hollywood, junto con la evolución de la cinematografía española que lograba sortear la censura en esa década de la dictadura franquista.

Ubicado en la Plaza del Ayuntamiento, frente a la Casa Consistorial, ocupa un espacio privilegiado en el centro de la localidad. Se cerró en la década de los 80, convirtiéndose en una sala de celebraciones de bodas y comuniones. Después, directamente se quedó sin actividad y así ha estado más de 20 años. Hasta ahora.   

De corte clásico, firme y señorial, en ese sitio se mantiene y en ese sitio cobrará una nueva vida. Jesús Manuel Ruiz , alcalde de Argamasilla de Calatrava, cuenta que hace tres años surgió la oportunidad de reabrirlo, algo que “siempre había querido el Ayuntamiento” pero que no había sido posible por falta de presupuesto municipal.

Una línea de financiación de la Diputación provincial de Ciudad Real para la adquisición de bienes históricos permitió que ese deseo se hiciera realidad. Compró al edificio por 300.000 euros a su propietario, un particular. Tras realizar los informes pertinentes sobre su estado de conservación y posibilidades, se vio claro el objetivo: rehabilitarlo y devolverle la vida como sala de cine.

La compra se hizo firme en marzo de 2019, después tocó realizar el estudio arquitectónico y su futuro diseño, y entre unos trámites y otros, en los que la Diputación aportó otros 200.000 euros para toda la obra civil, demoliciones, adaptación de baños, falsos techos y ampliación del escenario y la pantalla, llegó la pandemia de COVID-19, que paralizó todo el proceso. Quedó terminada la primera fase y ahora “queda vestirlo” y climatizarlo.

Como hace 60 años

“Lo vamos a mantener como hace 60 años”, precisa el alcalde. Su rehabilitación se notará en varios puntos porque el palco superior se quedará con su corte clásico “tal y como los más mayores lo recuerdan”, mientras que el patio de butacas de la parte baja tendrá un diseño más moderno. Lo mismo sucederá con su fachada: la rehabilitación de su imagen histórica confluirá con iluminación led y elementos más contemporáneos. Para toda esta fase, el Ayuntamiento también ha invertido 200.000 euros de fondos propios y el Gobierno de Castilla-La Mancha ha comprometido otros 50.000 euros.

“La gente más mayor recuerda perfectamente el cine. Yo recuerdo haber ido de muy niño a ver alguna proyección de dibujos animados, de las últimas que se exhibieron. Argamasilla es pequeñito y esa sala de cine era de las pocas actividades culturales que había por entonces. Disponer de nuevo de esta sala de cine, que también utilizaremos para teatro y para alternativas de ocio y cultura, marcará un antes y un después en el pueblo”, celebra Jesús Manuel Ruiz.

Esta localidad dispone de un centro cultural bastante amplio y para todo tipo de eventos, pero el Ayuntamiento ha querido también hacer posible “este espacio más noble y más céntrico”, con “ese toque especial que nos comunica con nuestras raíces y nuestro pasado”.

Ahora la guerra en Ucrania, la inflación y la subida de precios ha retrasado ligeramente las obras debido a la escalada de los costes de producción. Pero aún así, el Ayuntamiento confía en que el cine 'Don Quijote' vuelva a la vida antes de que acabe la legislatura.

Al igual que en otros municipios, este pueblo de la Mancha ya trabaja con exhibidoras y distribuidoras cinematográficas debido a su cine de verano, por lo que tras su renacimiento, la sala de cine podrá ponerse en marcha enseguida. “Solo falta un empujón más y el sueño estará cumplido”.

AAP

Etiquetas
stats