La tenista china Peng Shuai transmite al COI que está bien y pide que se respete su privacidad

Peng Shuai durante un partido en 2019

elDiarioAR

0

El Comité Olímpico Internacional (COI) informó este domingo que su presidente, Thomas Bach, dialogó mediante una videollamada de media hora con la tenista china Peng Shuai, quien le informó de que "se encuentra bien" y pidió "que se respete su privacidad", después de que nadie supiera de su paradero desde el 2 de noviembre, cuando denunció abusos sexuales por parte del ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli.

El COI agregó que también intervino en la charla la presidenta de la Comisión de Atletas del organismo, Emma Terho, y el miembro del COI en China, Li Lingwei, "que conoce a Peng Shuai desde hace muchos años" cuando estaba en la Federación China de Tenis.

"Al principio de la llamada, de 30 minutos, Peng Shuai agradeció al COI su preocupación por su bienestar. Explicó que se encuentra bien y que vive en su casa de Pekín, pero que le gustaría que se respete su privacidad en este momento", señaló el organismo. "Por eso prefiere pasar el tiempo con sus amigos y su familia. No obstante, seguirá participando tenis, el deporte que tanto le gusta", agregó.

Emma Terho señaló en una nota del COI: "Me alivió ver que Peng Shuai estaba bien, que era nuestra principal preocupación. Ella parecía estar relajada. Le ofrecí nuestro apoyo y que se mantuviera en contacto en cualquier momento que le conviniera, lo que obviamente agradeció".

Al final de la llamada "Bach invitó a Peng Shuai a una cena cuando llegue a Pekín el próximo mes de enero, que ella aceptó de buen grado, y ambos acordaron incluir a Emma Terho y Li Lingwei".

El 2 de noviembre, Peng publicó un extenso comunicado en Weibo, una red social china similar a Twitter, en el que acusaba al antiguo viceprimer ministro del país, Zhang Gaoli, de haberla agredido sexualmente.

Peng dijo que ella y Zhang, que ahora tiene 75 años, habían tenido durante varios años una "relación" extramatrimonial intermitente. Según su relato, Zhang había dejado de ponerse en contacto con ella después de ascender en las filas del Partido Comunista pero hace unos tres años la invitó a jugar al tenis con él y su esposa y luego la agredió sexualmente en su casa.

La acusación es la más significativa del movimiento #MeToo de China, que ha luchado por ganar terreno frente a la estricta censura, un sistema judicial opaco y la hostilidad social y política. Nunca antes se había presentado una acusación pública contra un alto funcionario del Partido Comunista chino, y menos aún uno de tan alto rango como Zhang.

Los estrictos censores chinos borraron el mensaje de la tenista en menos de 30 minutos, pero aún así se hizo viral. A medida que la gente trataba de discutir y compartir la noticia, los censores tomaron medidas drásticas, bloqueando palabras clave como "tenis", deshabilitando los comentarios en la cuenta de Peng y eliminando numerosas referencias a ella del Internet chino.

En los últimos días, sólo medios afines al Gobierno chino habían distribuido imágenes de la tenista, exnúmero uno del mundo en dobles, lo que generó preocupación a nivel internacional.

CB con información de EFE

Etiquetas
stats