Blanqueo para insumos industriales: “Necesitamos que se implemente ya”, el reclamo de los empresarios

Tombolini la semana pasada en una reunión con Cgera. Sentado a su derecha, Marcelo Fernández

En las más de 4.800 páginas del Presupuesto 2023, el Ministerio de Economía incluyó una propuesta que discutió en los últimos meses con la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera): un blanqueo para que los industriales puedan pagar con dólares no declarados los insumos importados que, aseguran, complican la continuidad de su producción. 

“Si bien agradecemos que esté en el Presupuesto, nosotros necesitamos que se implemente ya porque es declarada la falta hoy de insumos. Necesitamos que resuelva ahora la urgencia que tenemos las pymes de poder importar mercaderías”, dijo a elDiarioAR Marcelo Fernández, titular de Cgera. El problema más acuciante, insistió, es lo que queda del 2022 y no el año próximo. 

Tal como le transmitieron en distintas reuniones al secretario de Comercio, Matías Tombolini, la falta de reservas en el Banco Central, que generó un aumento de restricciones para el acceso a dólares en el mercado oficial, puso a la industria en una situación “crítica”. Por eso sugieren que la iniciativa se escinda del texto general de la ley de Presupuesto y tenga un tratamiento más expeditivo. 

Según Fernández, el problema central está en los insumos importados que no tienen reemplazo en la industria nacional. Mencionó como ejemplo la goma de los elásticos, que proviene exclusivamente de Indonesia, y es de uso básico dentro de la producción de indumentaria. 

En la iniciativa que acercaron al Gobierno –que fue discutida primero con el ex ministro de Producción Daniel Scioli, luego con el actual secretario del área, José Ignacio de Mendiguren, y luego con Matías Tombolini– Cgera establecía dos limitaciones, para que el blanqueo no se volviera una maniobra “especulativa”. Por un lado, que el dinero se pudiera utilizar solo para importar insumos que no se hacen en el país y, por otro, que el monto no superara el 20% de la facturación mensual de la firma. Estos puntos no fueron incluidos en el texto del Presupuesto, donde la redacción es más vaga. 

De todos modos, según pudo saber este medio, la Secretaría de Comercio trabaja en un formulario para ajustar la puntería. Las empresas deberán completarlo con el detalle de su situación particular y remitirlo al Ejecutivo mediante las cámaras del sector.

Incluido en el Presupuesto, el blanqueo se subsume al proceso de discusión y aprobación de todo el texto. Según un informe de la Unión Industrial Argentina (UIA) actualmente el 74% de las empresas tiene dificultades para el abastecimiento de insumos y el 32% ya tuvo un freno de parte de sus operaciones por este motivo.

¿Creen que muchos empresarios se acogerían a ésta régimen? “Sí, porque para nosotros es mucho más caro parar que especular con el tipo de cambio”, dijo Fernández. “Nosotros entendemos que el Banco Central está en un momento en que necesita acumular reservas y que no puede atender nuestra demanda de dólares. En ese periplo al empresario le sale muchísimo más caro frenar la producción, suspender, recortar horas o no facturar que especular con el tipo de cambio más barato”, completó. 

Según confirmó el tributarista César Litvin, todo blanqueo debe ser aprobado en el Congreso. “Para mí hay un error estratégico en meterlo dentro de la Ley de Presupuesto porque el tema de las partidas genera mucha discusión y suele demorarse hasta fines de diciembre”, apuntó. Según explicó, la alternativa que tiene el Ejecutivo es hacer una ley autónoma que logre pasar más rápidamente el debate parlamentario y dejar sin efecto lo escrito en el Presupuesto sobre este punto. 

DT

Etiquetas
stats