Por el cierre de las exportaciones de maíz, productores convocan a asambleas mientras la Mesa de Enlace evalúa medidas de fuerza

La primera asamblea tendrá lugar el miércoles en Bell Ville, Córdoba

Productores agropecuarios autoconvocados realizarán una serie de asambleas para evaluar medidas a tomar frente a la decisión oficial de cerrar las exportaciones de maíz hasta marzo. Las asambleas tendrán lugar en distintos puntos de las provincias donde se concentra la producción de cereales. Para el miércoles 6 de enero está convocada una asamblea en la localidad cordobesa de Bell Ville y, para el día siguiente, una en Pergamino, provincia de Buenos Aires. 

Entre los palos por los precios de los alimentos y las zanahorias para la inversión que logre reactivar

Entre los palos por los precios de los alimentos y las zanahorias para la inversión que logre reactivar

El 8 de enero se reunirán en el cruce de la Ruta Nacional A012 y la Ruta Nación 34, al norte de la ciudad de Rosario y el 9 de enero en el cruce de las rutas 9 y 178 en Armstrong, provincia de Santa Fe. Además, desde el Twitter de Chacareros Autoconvocados anticiparon que se sumarán más puntos de encuentro. 

Las distintas entidades que representan al sector y que conforman la Mesa de Enlace se reunirán hoy al mediodía en videoconferencia. Según confirmaron a elDiarioAR fuentes de la Sociedad Rural Argentina (SRA) -que integra la Mesa junto con Confederaciones Rurales (CRA) Coninagro y Federación Agraria (FAA)- se tratará el tema de las exportaciones de maíz y no se descarta la posibilidad de determinar una medida de fuerza. 

El 30 de diciembre pasado, día en que fue anunciada la medida del Gobierno, la Mesa de Enlace había publicado un comunicado en el que manifestaba su disgusto.  "Este año ha sido muy complicado para el país y para los productores y creíamos que, luego de que el propio presidente Fernández nos asegurara que no volverían este tipo de medidas, ya no había lugar para acciones inconsultas. Evidentemente, volvieron a defraudar al campo y a todo el interior productivo con una decisión que, además, vuelve a generar una nueva transferencia de recursos de la producción primaria a otros eslabones de la cadena”, sostenía el texto.

Concretamente, la decisión del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca fue suspender la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) de maíz, cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, cuando comienza formalmente la nueva campaña del cereal. 

Según informó el Gobierno, esta decisión se basa en “la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, básicamente la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción”.

Según datos oficiales, hasta el momento se lleva autorizada la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20 (89%), sobre un total teórico exportable de 38,50 millones de toneladas.

“Esta medida nos toma por total sorpresa”, dijo apenas conocida la noticia a elDiarioAR Alberto Morelli, presidente de la Asociación de Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), al tiempo que la consideró una “pésima señal para el sector agroindustrial”. “Nunca faltó maíz para la transformación y no tiene por qué faltar este año, en el que tuvimos una muy buena campaña. Por eso nos parece que es una medida injustificada e incomprensible”, aseguró Morelli. 

El representante sectorial consideró que "el problema no es la falta de cereal sino la resistencia de los productores para vender, por considerar que existe un dólar atrasado”, lo que los lleva a retener la cosecha como resguardo de valor.

DT

Etiquetas