Más allá del dólar Qatar 2022: economistas y el FMI discuten cuánto pueden durar los 20 precios de la divisa norteamericana

Más allá del dólar Qatar 2022: economistas y el FMI discuten cuánto pueden durar los 20 precios de la divisa norteamericana

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), el brasileñoisraelí Ilan Goldfajn, sostuvo la semana pasada que los 20 precios del dólar, que contabilizó el domingo elDiarioAR, debe regir “de forma temporal y desactivarlos en el futuro”. Días previos, el directorio del organismo había aprobado una exención para el programa de la Argentina por sus “prácticas de moneda múltiple”, que no suelen encajar en sus recetas.

Hay sólo cuatro tipos de cambio, pero son 20 los precios del dólar según seamos exportadores o importadores

Hay sólo cuatro tipos de cambio, pero son 20 los precios del dólar según seamos exportadores o importadores

Sin embargo, el FMI está más flexible que nunca con el país. “Dentro de varios asuntos, no ha sido un tema en seria discusión. El Fondo básicamente comprende la situación, aunque no lo ve deseable a mediano y largo plazo”, comentan fuentes diplomáticas de las principales potencias que controlan el directorio. La prioridad para el organismo es que se cumplan las tres metas del acuerdo: reducción del déficit fiscal y del financiamiento monetario de ese rojo y acumulación de reservas.

Entre los economistas locales también se discute cuánto pueden durar las “prácticas de moneda múltiple” o si tarde o temprano iremos camino a una devaluación del peso como preludio o no de un plan de shock o estabilización de la inflación, que implicaría una posterior congelación del dólar, los precios, las tarifas y los salarios, como el plan Austral en la Argentina de 1985. Nicolás Zeolla, de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE), opina que “si se logra cuidar las reservas, durante mucho tiempo” puede mantenerse el esquema actual. “Precios de dólar hay con regulación cambiaría o sin regulación porque impuestos a las importaciones o subsidios a las exportaciones establecen tipos de cambio diferenciales sin medidas de acceso diferencial al MULC (Mercado Único Libre de Cambio). Además, la idea de que unificando el precio del dólar se generaría el fin de la falta de dólares es inconsistente con el el hecho de se trata de un problema de la estructura productiva argentina, agravada por nuestro bimonetarismo... Avanzar en ese sendero implicaría un salto brusco en el tipo de cambio oficial que sería muy desestabilizante para la macroeconomía con estas tasas de inflación”, concluye Zeolla.

Juan Miguel Massot, profesor de la Universidad del Salvador, opina que “es difícil de predecir” cuánto durará el régimen cambiario actual. “Me inclino a pensar que se convivirá con este esquema o similar hasta el fin de mandato presidencial. Primero, porque el Gobierno no está en condiciones de realizar una unificación cambiaria y tampoco es recomendable que lo haga en estas circunstancias. Segundo, porque la alternativa sería un desdoblamiento cambiario, por ejemplo, comercial, turista y financiero, pero que también requeriría instrumentos de intervención, como tasas, cupos, etc. Esto es debido al contexto de incertidumbre y a que los desbalances en el mercado cambiario no comercial podrían conducir a una disparada del dólar o a una excesiva volatilidad ante lo cual puede hacer poco y nada. Debe tenerse en cuenta que estos próximos meses tienden a ser de exceso de demanda de dólares debido al turismo, la estacionalidad de la liquidación de cosechas, el dólar ahorro, que no sería totalmente compensada por la desdolarización de carteras corporativas por los cierres financieros y contables de fin de año, y pagos a empleados, por ejemplo”, advierte Massot.

El esquema aguanta lo que estén dispuestos a perder en reservas”, razona Hernán Hirsch, de FyE Consult.  Su colega María Castiglioni, de C&T Asesores Económicos, considera “difícil” que los dólares múltiples se sostenga mucho tiempo, pero vaticina: “Creo que los van a hacer tirar. Eso no implica que no haya riesgo de un salto del tipo de cambio oficial un poco más fuerte en algún momento si el panorama de reservas se complica. De todos modos, primero van a intentar frenarlo vía tipos de cambio alternativos y restricciones a las importaciones, como lo están haciendo”.

AR

Etiquetas
stats