Miguel Pesce en Diputados: “Aquellos que pidieron acceso a dólares por razones productivas, lo tuvieron”

Miguel Angel Pesce en la Comisión de Presupuesto de Diputados

“Aquellos que requieren acceso al mercado cambiario por razones productivas, han tenido acceso”, se defendió esta tarde el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, que respondió preguntas en la Cámara de Diputados en marco del tratamiento del proyecto de ley de Presupuesto 2023. Indirectamente, el funcionario respondió a la crítica de distintas cámaras empresarias que cuestionan la rigidez del mercado oficial de divisas y también a la de pequeños ahorristas, expuestos a un cepo cada vez más amplio sobre los billetes destinados a atesoramiento.  

Para argumentar su punto, Pesce señaló que la Argentina tiene récord de importación de insumos y récord de importación de bienes de capital. Admitió que “el problema” que se tuvo este año estuvo relacionado con la importación de combustible, que desembocó en tres meses de saldo comercial negativo. “Eso se está revirtiendo en el mes de septiembre, potenciado por el programa de fomento a las exportaciones”, dijo en referencia al esquema dólar soja, que impulsó la liquidación de casi US$8.000 millones en granos y subproductos. 

Según detalló, las importaciones totales hasta septiembre de este año se incrementaron respecto del año pasado en un 40% y las de energía en particular, en 165%, llevándolas a los US$7.000 millones. “Si nuestro país no estuviera importando energía, los niveles de importaciones se ubicarían en el orden de los US$5.500 millones, que es una cifra totalmente abordable con el nivel de exportaciones de nuestro país”, sostuvo.  

Por otro lado, dijo que el Gobierno apuesta a que el gasoducto Néstor Kirchner esté operativo el año próximo, del mismo modo que el “oleoducto que conecta a la Argentina con Chile, que va a permitir exportaciones por US$1.500 al año”. Desde las mesas de la sala del segundo piso del edificio anexo de Diputados lo escuchaban apenas un puñado de diputados, sentados entre muchas sillas vacías. Más temprano habían estado los ministros de Educación, Jaime Perczyk, y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Daniel Filmus. Tras su exposición, estaba agendado el turno de Juan Cabandié, ministro de Ambiente.  

Pesce anticipó que el próximo viernes 7 de octubre el Fondo Monetario Internacional (FMI) culminará el proceso de aprobación de la segunda revisión del acuerdo con Argentina, lo que lo habilitará a hacer un nuevo desembolso. Con ese dinero se compensarán los gastos que se hicieron de pago de deuda en septiembre, que fueron de más de US$2.000 millones. 

Frente a una pregunta de la diputada del Frente de Izquierda Romina Del Plá –que fue destacada y refrendada por el referente del PRO Luciano Laspina– Pesce dijo que no le “resta” importancia al stock de instrumentos monetario que tiene el BCRA; a “la bola” de letras del Tesoro. “El sistema argentino tiene serios problemas para convertir los ahorros en inversión”, dijo, y señaló que, empezando por la inestabilidad macroeconómica, hay “diez mil argumentos de por qué esto es así”. “Hay que encontrarles una solución porque cuando la economía empieza a crecer y se acumula ahorro, en vez de generar un círculo virtuoso genera un problema: o la fuga de capitales o la acumulación de excedentes en el Banco Central”. Para el economista llevará tiempo saldar este problema, que depende del desarrollo de un mercado de capital local. 

Respecto de la inflación, el presidente del Banco Central ratificó la meta del 60% para el año próximo. Aseguró que eso es posible porque, a diferencia de lo sucedido este año por la guerra entre Ucrania  y Rusia no se espera ningún shock externo, y que “no está previsto ningún salto devaluatorio”. “Ahí tenemos dos componentes importantes que afectan la inflación [y que no van a estar presentes] y estamos esperando que los aumentos de demanda que se están dando dejen de ser respondidos por precio y empiecen a ser respondidos con mayor producción”, dijo, además de sumar el elemento de la monetización del déficit más baja desde 2015, a excepción de 2018. 

La previsión sobre este problema clave, según sostuvo Pesce, es que la suba de precios se empiece a desacelerar a fines de este año y que esto vaya disminuyendo las expectativas de inflación en el futuro. 

DT

Etiquetas
stats