Martín Guzmán replicó quejas de Paolo Rocca por los impuestos

Rocca y Guzmán en el cierre de la 19° edición del Seminario ProPyme, organizado por el Grupo Techint

0

La baja de impuestos fue el centro del contrapunto que protagonizaron hoy el presidente y CEO del Grupo Techint, Paolo Rocca, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el cierre de la 19° edición del Seminario ProPyme, organizado por el grupo empresario y transmitido, por primera vez, de manera virtual. “Es importante que el equilibrio de la cuenta pública se logre con un reordenamiento y reducción del gasto público, y no sólo con carga impositiva que afecta los activos productivos”, le reclamó el empresario, en un diálogo frente a frente que tuvo lugar en el Centro de Convenciones Buenos Aires (CEC). “Hoy no estamos en condiciones de poder hacer cosas que impliquen una reducción de los ingresos fiscales”, le respondió el funcionario. 

Un año después, Alberto Fernández todavía busca su modelo económico

Un año después, Alberto Fernández todavía busca su modelo económico

En la conversación, Rocca dijo que considera que ya pasó “lo peor” de la crisis y que la economía tiene oportunidades internacionales y nacionales para recuperarse, sobre todo en los sectores de agro, industriales y energía. Sin embargo, le señaló a Guzmán que para poder capitalizar esas oportunidades las empresas demandan ciertas condiciones. “Un contexto que transmita confianza a las empresas, a los inversores y a los consumidores es un tema de enorme relevancia. Y esa confianza se construye con estabilidad y previsibilidad institucional”, dijo. 

Sobre todo, el dueño de Techint insistió en la importancia de equilibrar las cuentas vía reducción de gasto y no mediante un aumento de impuestos, lo que permitiría “exportar y mantener competitividad”. “Es un tema que yo escucho por parte de todos nuestros proveedores y colegas. Es importante entender cómo la Argentina va a sostener y avanzar hacia el equilibrio fiscal después de la pandemia, más cuando no tiene a la FED [Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos] en la reserva, no tiene la banca central europea ni el Bank of China para ayudar y tiene que financiar cualquier desequilibrio”, apuntó. 

Por otro lado, el empresario se refirió a “la previsibilidad y la estabilidad cambiaria”. “La estabilidad macro y la previsibilidad del mercado cambiario son un factor importante. La pequeña empresa necesita una referencia relativamente estable porque a veces no tiene espalda suficiente para sostener la imprevisibilidad. Éstos son los temas sobre los cuales nos gustaría escuchar tu punto de vista”, le dijo Rocca a Guzmán, tomando el rol de moderador. 

“Hemos hablado de la brecha cambiaria”, le dijo Guzmán, quien, el 1 de noviembre, recibió en su despacho a los dueños de las principales empresas argentinas, agrupados en la Asociación Empresaria Argentina (AEA), y volvió a encontrarse con Rocca semanas después en la presentación oficial del Plan Gas. De hecho, Rocca confirmó que su firma Tecpetrol participará del Plan Gas y que proveerá “alrededor del 20% de toda la producción de gas de la cuenca neuquina”. “El plan de inversión asociado a la presencia en el plan, está en el entorno de los US$ 1400, US$ 1500 millones a lo largo de los próximos años, alrededor de US$ 350 millones en 2021”, detalló. 

“El gobierno comparte tu diagnóstico, Paolo, de que que la estabilidad cambiaria es fundamental para las inversiones, para el ambiente en el que se desarrolla la economía y el sector privado. Buscamos tener un programa que en el frente fiscal vaya resolviendo el problema, que converja a una situación de cuentas en orden, pero de una manera y a una velocidad que ayude a la economía a recuperarse y a construir mayor capacidad productiva en el futuro”, dijo Guzmán. Agregó el objetivo de “ir acumulando reservas internacionales” que le den “robustez” al Banco Central y permitan modificar el esquema actual de regulaciones cambiarias, que definió como “defensivo”. 

Por otro lado, el funcionario explicó que la pandemia “alteró el programa fiscal y monetario” del gobierno. “Nos llevó a enfrentar otras necesidades en términos de gasto para proteger al trabajo, la producción, las pymes, los sectores más vulnerables”, dijo, y ejemplificó con el programa de Asistencia de Emergencia Trabajo y Producción (ATP), la línea de crédito del 24% de interés anual para pymes y las tres rondas de Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). “Experimentamos una reducción de la recaudación y más gasto: eso es déficit, y no teníamos crédito, lo que nos llevó a depender más del financiamiento monetario. A pesar de eso, vamos a terminar el año con una inflación 20 puntos porcentuales menor a la de 2019. Eso quiere decir que gran parte de lo que se emitió encontró dónde ir”, dijo. 

Rocca insistió en que las “expectativas” empresarias se relacionan con “cuál es el nivel de carga impositiva soportable para poder crecer, para que la inversión llegue... sueño con el 15%, me gustaría el 20% de PBI”. “La carga impositiva implica economía informal, pérdida de capacidad de competir. Para nuestra cadena es muy importante”, sostuvo el empresario, para quien “el motor de la economía es la inversión privada”. 

“Entendamos la situación en la que estamos parados”, pidió, por su parte, Guzmán. “Aun sobre la base de diferencias sobre el rol del Estado que pudiéramos tener, deberíamos estar de acuerdo en que a las cuentas hay que ir poniéndolas en orden y que hoy todos los sectores de la economía debemos trabajar respetando esa premisa. Hoy no es un momento para tomar medidas que generen más déficit fiscal”, apuntó. 

Al final de la charla hubo espacio para preguntas de empresarios, donde la cuestión impositiva apareció reiteradamente. “¿Tienen previsto alguna medida para bajar impuestos?”, leyó Luciana Geuna, moderadora del evento junto con Luis Novaresio. “Es exactamente la misma que me hiciste dos preguntas atrás —le dijo Guzmán—, creo que ya lo respondí”.

DT

Etiquetas
stats