Opinión - Economías

Tenencia precaria de viviendas: ¿la escritura es un derecho o privilegio?

El fenómeno de la autoconstrucción agrava la situación de irregularidad

0

Un hogar debe brindarle seguridad a la familia que lo habita. ¿Cuáles son los elementos que favorecen a la seguridad de la vivienda? Podemos pensar en un techo por el que no traspase la lluvia, en paredes firmes, una puerta infranqueable. También en la correcta instalación de servicios como el agua, la electricidad y el gas hacen a la seguridad del hogar. Sin embargo, hay un elemento clave que puede parecer intangible: la escritura. Este documento se traduce en seguridad y estabilidad para la familia. Es, antes que nada, un reconocimiento de derechos por parte del Estado. Se reconoce el derecho de esa familia a habitar, en el sentido más amplio de la palabra, en su hogar. 

Esto que parece tan simple y básico, no lo es para miles de familias en todo el país que compran, alquilan, heredan o reciben por un traspaso su vivienda sin el respaldo legal (o uno precario como el boleto de compra-venta). El fenómeno de la autoconstrucción y la imposibilidad de acceder a una vivienda agravan la situación.

También es común la situación que se da en muchos barrios en desarrollo, donde el terreno es privado, subdividido y vendido, y no logra reunir a todos los herederos para la correcta sucesión, o el costo de los trámites lo hace inaccesible, dejando a muchas personas que tienen allí sus viviendas sin titularidad documentada. Es decir, hay familias que compran sus terrenos o casas sin poder acceder al título por la informalidad en el traspaso de propiedades vigente en muchos lugares. Así, quedan a la deriva, sin ningún tipo de documento legal que les asegure estabilidad a pesar de haber invertido en una vivienda con la única intención y necesidad de habitarla. 

La escrituración conlleva múltiples beneficios. A las familias se les reconocen todos los derechos sobre su hogar y pueden hacer uso de su vivienda con total seguridad. Además, tienen seguridad sobre la inversión que vayan a realizar. Asimismo, formaliza los traspasos como herencia y venta, y le permite poner la propiedad como bien de familia, protegiéndola de ser ejecutada por deudas posteriores (salvo casos de excepción). Un punto importante es que con la escritura, las familias pueden acceder a beneficios estatales que de otra forma no podrían hacerlo.

También los municipios se ven beneficiados porque, además de regularizar la situación anterior, pasan a cobrar tasas que antes no podían cobrar. Es decir, aumenta la recaudación beneficiando a todo el área. 

La Provincia de Buenos Aires cuenta con la Escrituración Social Gratuita. Quedan a cargo de la Escribanía General de Gobierno “las regularizaciones dominiales de interés social que involucren a particulares cuando así lo requiera el Poder Ejecutivo Provincial o Municipal”, según la ley 10.830.

Para poder recibir la escritura social, las familias deben ser favorecidas por la declaración de “interés social” por parte del municipio correspondiente. Por eso, es fundamental el rol de los municipios en este proceso y debemos trabajar para que avancen en este sentido.

En agosto pasado, tres viviendas del proyecto de Hábitat para la Humanidad Argentina en el barrio Los Gallitos de Jáuregui, en la provincia de de Buenos Aires, fueron escrituradas después de muchos años de gestión para lograrlo y ahora podrán ser trasladadas a las familias. Conocemos el esfuerzo y el recorrido que hicieron las tres familias para invertir y cuidar su vivienda, y celebramos que todo ello vaya a quedar protegido por la escritura para darles mayor tranquilidad. Estas tres viviendas también son parte de un barrio que en su momento estaba casi deshabitado y que hoy está desarrollado.

En los proyectos donde Hábitat para la Humanidad Argentina brinda préstamos para la autoconstrucción de viviendas se busca garantizar la tenencia segura de los terrenos por parte de las familias. Creemos que la vivienda empodera a las personas, brindando fuerza, estabilidad, autosuficiencia y seguridad jurídica. Sin embargo, todo esfuerzo puede verse truncado sin la escritura. Por eso, debemos trabajar junto a los gobiernos provinciales y municipales para poder avanzar con los procesos de escrituración para más familias.

AC

Etiquetas
stats