YPF tuvo un mal cuarto trimestre en uno de los peores años de su historia y planea vender activos

La empresa perdió US$ 1098 millones en el 2020 pero ya inició su recuperación

YPF, la empresa más grande de la Argentina, tuvo un pésimo 2020 en el que perdió US$ 1.098 millones, con un cuarto trimestre particularmente malo en el que cayó su producción de petróleo comparada con la del tercer trimestre y hasta perdió un 2% de sus ingresos por ventas en la comparación con el mismo período.

La pérdida neta para el año de la pandemia fue de un 59,5%, cuando se la compara con el rojo de US$ 688 millones que había registrado en 2019, según revelan los estados contables consolidados difundidos el jueves por la compañía controlada en un 51% por el estado federal y las provincias hidrocarburíferas.

La principal productora y refinadora del país tuvo ingresos antes de impuestos y depreciación de US$ 183 millones en el último trimestre del año, muy inferiores a los obtenidos en el mismo período de 2019 (US$ 660 millones) e incluso casi la mitad de los que había alcanzado en el tercer trimestre del 2020, cuando consiguió anotar US$ 183 millones en el rubro conocido como Ebitda por sus siglas en inglés.

Los ingresos por ventas de la compañía durante todo el 2020 alcanzaron los US$ 9.376 millones, una caída del 31,8% en relación a los US$ 13.749 millones que obtuvo en 2019. Los datos de los ingresos en el cuarto trimestre (US$ 2.270 millones) volvieron a resaltar la llamativa pobreza del período cuando se lo compara no solo año contra año (US$ 3.447 millones) sino también contra el trimestre anterior (US$ 2.327 millones).

La caída del 2,5% en los ingresos cuando se compara trimestre contra trimestre estuvo ligada a una serie de trabajos de mantenimiento que obligaron a la empresa a detener buena parte de su producción de gas y petróleo, dijo un funcionario de YPF. Los resultados del último trimestre claramente no son buenos porque cayó la producción de ambos rubros en un 10% medida trimestre contra trimestre por dos cuestiones puntuales, dijo el funcionario que pidió no ser nombrado ya que no es vocero de la empresa.

En primer lugar, YPF cerró pozos de gas para hacer mantenimiento de gasoductos. No perdió producción, si no que cerró momentáneamente los pozos que volverán a producir normalmente una vez que terminen los trabajos. Al mismo tiempo, YPF también perdió producción de petróleo porque decidió conectar 81 pozos no convencionales y para hacer esa labor de fracking, como se conoce a la fractura de la roca, tuvo que cerrar los pozos aledaños por razones de seguridad.

Descontando estos dos eventos no recurrentes, el cuarto trimestre de YPF presentó mejoras significativas con el tercer trimestre en muchos rubros, dijo el funcionario. La refinación, traccionada por la demanda en alza, se recuperó. Al mismo tiempo, los dos primeros meses del 2021 ya revelan cifras promisorias que serán expuestas por los ejecutivos de la empresa en la presentación con los inversores prevista para este viernes a las 10:30 horas. Según datos de la presentación que se les hará en idioma inglés, que ya está subida a la página web, los ejecutivos harán hincapié en la fuerte reducción de costos que se logró luego de la pandemia. Según una de las filminas, el recorte promedio para los pozos convencionales y no convencionales es de alrededor de un 17% en dólares. En la misma presentación, YPF adelanta que necesitará dinero para el financiamiento de sus inversiones y que planea vender activos no estratégicos.

La empresa, además, comienza el 2021 con un recorte neto de deuda de US$ 488 millones, luego de la refinanciación ejecutada en febrero, dijo el funcionario. Y de los US$ 1.300 millones que le vencen este año, apenas necesitará US$ 275 millones en moneda dura, ya que el resto es deuda denominada en pesos. Otra bondad del cuarto trimestre que no se ve en los números, es que por primera vez desde incluso antes del inicio de la pandemia, la empresa pudo hacer subir el precio de los combustibles en el surtidor en dólares. Otro hito del cuarto trimestre que no quedó reflejado a simple vista en ese período pero que sí comenzará a repercutir de ahora en más es el super pozo horizontal que YPF puso en producción en Vaca Muerta. Se trata de Bandurria Sur, el pozo más largo que se hizo en todo Vaca Muerta por cualquier empresa, con 3.800 metros de longitud, que está produciendo 2.200 barriles de petróleo por día.

Es un mal trimestre cuando se lo compara año contra año y trimestre contra trimestre, dijo el funcionario. Pero los trabajos de mantenimiento había que hacerlos y dejan ahora a la empresa en posición inmejorable para el despegue.

El departamento de prensa de YPF declinó hacer comentarios adicionales al comunicado en el que reiteró que invertirá US$ 2.700 millones en el 2021, una cifra que ya había sido comunicada como hecho relevante a los acreedores a comienzos de febrero.

 

Etiquetas
stats