El hijo de 16 años del fallecido Taylor Hawkins emociona tocando la batería en el homenaje de Foo Fighters a su padre

Una captura del vídeo de la actuación en el que se ve a Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters fallecido, y a su hijo

elDiarioAR

0

Paul McCartney, AC/DC, Liam Gallagher, Queen, Metallica, Kesha o John Paul Jones (Led Zeppelin) son solo algunos de los artistas que se juntaron para homenajear a Taylor Hawkins en el estadio de Wembley, en Londres. El antiguo batería de Foo Fighters falleció a los 50 años en su habitación de hotel antes de un concierto en Colombia. Pese a todos los grandes nombres que congregó la noche, la actuación más emotiva fue la de Oliver Shane Hawkins, su hijo de 16 años.

El verdadero testamento de Kurt Cobain

El verdadero testamento de Kurt Cobain

“Tenemos un baterista más que vendrá y tocará con nosotros esta noche. No creo que hayan visto a nadie tocar la batería como él”, comentó Dave Grohl para presentar a Shane. El adolescente interpretó la batería con Foo Fighters la canción 'My hero' (Mi héroe), compuesta por Dave Grohl y dedicada a “los héroes del día a día”. Durante la actuación, con un solo de Shane incluido, se puede ver llorar emocionados a los asistentes al concierto. El vídeo se ha viralizado bastante por redes sociales.

La de Londres no era la primera vez que el joven tocaba junto a la banda. Ya demostró galones con 11 años en Los Ángeles, aquella vez junto a su padre en un concierto benéfico.

Era la primera actuación de Foo Fighters desde el 25 de marzo, día de la muerte de Hawkins. Tanto Dave Grohl como el resto de miembros de la banda lloraron durante el concierto, al no poder contener la emoción del momento. “En momentos como este aprendes a amar de nuevo”, dijo Grohl sobre el que era uno de sus mejores amigos.

“Estamos aquí para celebrar la música, la vida y el amor a Taylor. Él estaba siempre haciéndote sonreír. Nadie reía, bailaba y cantaba como él. Estoy seguro de que sentisteis lo mismo todos vosotros que lo admirasteis desde lejos. Así que hoy vamos a cantar, bailar, reír, llorar y gritar. Vamos a hacer algo de jodido ruido para que Taylor pueda escucharnos”, expresó también el cantante de Foo Fighters.

El tributo acabó con una emotiva interpretación de Everlong, tal como sucede con todos los conciertos de Foo Fighters; sin embargo, en esta ocasión solo cantó Dave Grohl, para poner fin al concierto que, según medios especializados, duró más de 6 horas.

Además del homenaje de anoche en Londres, habrá un segundo concierto el 27 de septiembre en The Kia Forum en Los Ángeles. Ya han confirmado su participación Alanis Morissette y Red Hot Chili Peppers, que aunque no estuvieron en Londres, sí mandaron un mensaje en recuerdo del baterista americano.

Etiquetas
stats