Oscars 2022

La osadía masculina compitió con la elegancia femenina en la alfombra roja de los Oscar

Los looks de los Oscars 2022

0

La osadía y originalidad de hombres como Timothée Chalamet, Kodi Smit-McPhee y Sebastian Yatra compitieron con la elegancia y sutileza de Penélope Cruz, Zendaya y Nicole Kidman en la alfombra roja de la 94 edición de los Óscar en la que hubo mucho color, entre ellos el azul, en apoyo a los refugiados de todo el mundo.

Will Smith y la nueva masculinidad de siempre

Will Smith y la nueva masculinidad de siempre

Penélope Cruz, nominada a mejor actriz protagonista por “Madres paralelas”, con vestido negro de original escote de Chanel y Javier Bardem, que opta a mejor actor protagonista por “Being the Ricardos”, también de negro, marcaron el rumbo en una alfombra roja en la que mujeres y hombres compitieron por brillar con luz propia.

Y en ese juego de luces, destacó la actriz Zendaya, protagonista de “Dune”, que muy elegante lució blusa “crop top” blanco de raso y falda larga con cola cuajada de lentejuelas, una creación de Valentino que completo con joyas en el cuello y muñeca.

Jessica Chastain fue una de las más madrugadoras en la alfombra roja y llegó con un vestido muy ochentero en malva y dorado con el que hizo un guiño a su personaje Tammy Faye, por el que está nominada a mejor actriz.

Con destellos en plata apareció Olivia Colman, que aspira a mejor actriz protagonista por “The Lost Daughter”, un tono también escogido por Alana Haim, protagonista de “Licorice Pizza”, que se decantó por un diseño de Louis Vuitton.

El brillo alcanzó su punto más álgido cuando apareció en la alfombra roja Lupita Nyong'o con un vestido dorado de lentejuelas firmado por Prada.

Centelleos que se rebajaron con la sencillez de Judi Dench, nominada a mejor actriz de reparto por “Belfast”, que resultó elegante con una creación en blanco, y la sutileza de Nicole Kidman, que compite en la misma categoría, con un palabra de honor azul celeste de Armani Prive.

Tras las dos ediciones marcadas por la pandemia, los nominados e invitados a esta nueva fiesta del cine fueron conscientes de que la prestigiosa alfombra exige glamour y así, con las cosas bien claras, llegó Chastain al Dolby.

 Aplaudida fue la elección de Ariana DeBose, actriz que hasta ahora nadie conocía, pero esta noche nominada a mejor actriz de reparto por “West Side Story”, resultó atractiva con un conjunto rojo de alta costura de Valentino.

 Un color con el que también resultó muy favorecida Kirsten Dunst, nominada a mejor actriz de reparto por “The Power of the Dog”, que apostó por un diseño vintage de Christian Lacroix y Tracee Ellis Ross en un diseño de Carolina Herrera.

No solo Penélope Cruz se decantó por el negro. La cantante y actriz Vanessa Hudgens, que participa en “tick, tick...Boom!, llegó con un vestido de corte columna de Michael Kors y una importante gargantilla de esmeraldas y brillantes.

Un color por el que también se decantó Sofía Carson, con un teatral vestido de tul negro de Giambattista Valli; Laverne Cox y la directora Jane Campion.

Apostó al negro también Rita Moreno, que dio vida a Anita en la versión de “West Side Story” de 1961 y que vuelve a participar en la de Steven Spielberg.

La actriz Maggie Gyllenhaal brilló con un diseño negro de de Schiaparelli y Kristen Stewart, nominada a mejor actriz protagonista por “Spencer”, llamó la atención con un rompedor diseño de Chanel compuesto por pantaloncitos cortos.

Elegante y sutil resultó la noruega Renate Reinsve, protagonista de “The Worst Person in the World” con un modelo negro y beige de Louis Vuitton.

 Los Óscar recuperan en esta edición el teatro Dolby de Los Ángeles, adonde regresó la vieja normalidad y el glamour volvió a una espectacular alfombra roja marcada hasta ahora por la elegancia femenina, pero que esta ocasión los hombres compiten, arriesgan y ganan.

Así, la mayoría eligieron su vestuario con tino, tenían claro que querían romper barreras. Uno de los estilismos más comentados y arriesgados fue el de Timothée Chalamet, que optó por no llevar nada debajo de la chaqueta de su traje de Louis Vuitton, unas joyas y una sutil sonrisa le bastaron para dar la campanada en sobre la alfombra roja.

Vanguardistas y originales también se mostraron Kodi Smit-McPhee, que se decantó por un esmoquin azul bebé de Bottega Veneta y el cantante colombiano Sebastián Yatra, por otro de color rosa palo de Moschino.

Ceñido a una elegancia más tradicional, pero con una nota vanguardista apareció Javier Bardem, con un esmoquin negro brocado. Una estela que siguió Andrew Garfield con americana de terciopelo granate y camisa negra con lazada.

Clásico, el actor y director Kenneth Branagh, nominado por su trabajo en “Belfast” apareció con elegante esmoquin azul marino con solapadas en negro, combinado con una camisa blanca y pajarita negra.

 En esa misma línea, Benedict Cumberbatch, lució impecable con un esmoquin negro y en su solapa la bandera de Ucrania. 

Por Carmen Martín - Agencia EFE

Etiquetas
stats