Denuncias de la oposición en Bolivia

Hija de Añez dice que la quieren matar mientras alianza opositora acusa a diputados del MAS por "faltas de decoro"

Áñez asumió la jefatura del Estado después del golpe contra Evo Morales en noviembre de 2019

elDiarioAR

0

En Bolivia continúan las repercusiones del golpe de Estado de noviembre del 2019. Mientras la hija de la expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Añez denunció este sábado que quieren matar a su madre, reclamó ver los resultados de los exámenes médicos que se le practican y que se le informe “cómo está”, la alianza opositora Comunidad Ciudadana denunció a seis diputados del MAS por su actitud en la sesión del pasado 6 de agosto.

Bolivia: la Justicia ordena otros seis meses de prisión preventiva para Jeanine Áñez

Bolivia: la Justicia ordena otros seis meses de prisión preventiva para Jeanine Áñez

“Están arriesgando la vida de mi madre. Lo que quieren es matarla y esa es la desesperación que tengo como hija. Solo quiero saber que ella está bien, porque físicamente se la ve muy mal. Quiero ver los resultados de todas las evaluaciones médicas que le hacen, que me informen qué es lo que le están haciendo, que me digan cómo está”, afirmó Carolina Ribera.

En un video que hizo público en diferentes medios bolivianos, la hija de la expresidenta advirtió que no la dejan conocer los resultados de los exámenes clínicos.

Puso como ejemplo de los desmanejos para con su madre, detenida desde marzo, que este viernes debían trasladarla a la Clínica Alemana para ser sometida a exámenes, pero se decidió llevarla a otro lugar sin avisar a sus familiares. “Me parte el alma verla sufrir tanto a mi madre. Se la llevaron a otro lado, sin decirme a mí que soy su hija, sin darnos ningún tipo de información”, dijo Ribera.

Áñez asumió la jefatura del Estado después del golpe institucional contra Evo Morales en noviembre de 2019.

Fue detenida el 13 de marzo en Trinidad, capital del departamento de Beni, y luego trasladada a la ciudad de La Paz, donde dos días después fue encarcelada en el Centro de Orientación Femenina (COF) de Obrajes. El 20 de marzo, fue llevada al penal de Miraflores por sus problemas de salud, donde ahora permanece encerrada.

En un principio se dispuso cuatro meses de detención preventiva en su contra por los presuntos delitos de terrorismo, sedición y conspiración, pero luego la medida fue ampliada a seis meses, y se sumaron los cargos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, e incumplimiento de deberes.

El miércoles, la exsenadora fue llevada al Hospital del Tórax, donde se le hizo una revisión que concluyó que sufre de hipertensión y síndrome ansioso depresivo. A su ingreso a ese centro hospitalario se la vio delgada y demacrada.

En tanto, la alianza opositora Comunidad Ciudadana (CC) de Bolivia presentó una denuncia ante la presidencia de la Cámara de Diputados contra seis legisladores del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) por “faltas de decoro” durante la sesión del 6 de agosto, en respuesta a una denuncia idéntica contra asambleístas opositores promovida por el oficialismo.

El diputado Alberto Astorga denunció a sus pares del MAS que, en la sesión por la Independencia del país, gritaron “golpe de Estado”, la “derecha no pasará” y otros estribillos en medio del discurso del presidente Luis Arce.

Astorga sostuvo que los denunciados son Deisy Choque, Tania Paniagua, Alina Canaviri, Dany Rojas, Ángelo Céspedes y Juan Huanca, para quienes pidió proceso en la Comisión de Ética para que sean sancionados por un año sin derecho a percibir dieta mensual.

Se trata de una suerte de “contrademanda”, porque él mismo y otros diputados opositores habían sido denunciados ante la misma Comisión por Choque, por ponerse de espaldas a Arce en esa polémica sesión.

“Dejamos esto en manos de la Comisión de Ética; son dos denuncias por un hecho similar y si va a sancionar a uno, también tiene que sancionar a otros”, declaró el asambleísta suplente, según el sitio de la red Erbol. Para Astorga, es “evidente que el MAS ha tomado” el Órgano Judicial y el Ministerio Público, donde jueces y fiscales “son serviles al gobierno y ahora quiere convertir a la Comisión de Ética en guillotina”.

El denunciante aportó como pruebas videos de la sesión y otras manifestaciones similares que algunos de los diputados masistas habrían publicado en plataformas de redes sociales.

Choque hizo el martes su presentación por faltas "graves y gravísimas" establecidas en el Reglamento de Ética de parte de Astorga, Alba Moyra Osinaga, Edwin Bazán, María René Álvarez, Marioly Morón y Walthy Egüez, de Comunidad Ciudadana y Creemos.

La sesión del 6 de agosto fue tensa porque el discurso de Arce fue interrumpido varias veces por intervenciones de las bancadas oficialistas y opositoras, unos al grito de “golpistas, golpistas”, y otros al grito de “fraude, fraude”, en relación a los hechos del 2019.

Con información de la agencia Télam

CRM

Etiquetas
stats