El Consejo Asesor de Contenidos de Facebook respalda la suspensión de las cuentas de Trump y considera que la suspensión "indefinida" no fue apropiada

Trump

0

Entre muchas otras particularidades, la suspensión de las cuentas de Facebook e Instagram de Donald Trump el 7 de enero tuvo una: se convirtió en una prueba de la validez y relevancia de un nuevo organismo independiente pero creado por Facebook para dirimir asuntos espinosos de sus plataformas sociales (Facebook e Instagram) en relación moderación de los contenidos y a la libertad de expresión. 

El 6 de enero, el día en que un grupo de manifestantes pro Trump tomó el Capitolio de Estados Unidos desatando un enfrentamiento violento que terminó con 5 muertos, el entonces presidente realizó dos posteos en los que hablaba de fraude, de elecciones robadas y también pedía a los manifestantes que se abandonaran el lugar pacíficamente si bien entendía su enojo. Los posteos fueron removidos por la red social por considerar que violaban sus estándares de comunidad sobre individuos y organizaciones peligrosas. Después del segundo posteo, Facebook boqueó las cuentas por 24 horas. Pero al día siguiente, dimensionando la importancia del evento en el Capitolio, la compañía decidió extender el bloqueo "indefinidamente y al menos por las próximas 2 semanas hasta que la pacífica transición de poder sea completada", dijo en relación a la asunción de Joe Biden. Después de su asunción, Facebook remitió el caso al Consejo Asesor de Contenidos, que hoy comunicó su decisión en la que respaldó la suspensión.

Por un lado, el Consejo ratificó y apoyó la decisión del 7 de enero de restringir el acceso de Trump a seguir posteando. Por otro, declaró que no fue apropiado imponer una penalidad de suspensión "indeterminada y sin estándares", ya que las penalidades normales de Facebook incluyen remover el contenido inadecuado, imponer un período de suspensión acotado o desactivar de manera permanente la cuenta. Aplicar una sanción que no está en sus propias normas le otorga discrecionalidad a la compañía, que deberá reevaluar el carácter indefinido de la penalidad dentro de los próximos 6 meses de esta decisión.

"El Consejo encontró que, al mantener una narrativa sin fundamentos sobre el fraude electoral y persistentes llamados a la acción, Trump creó un ambiente en el que un riesgo serio de violencia era posible", expresó el flamante organismo en el documento oficial sobre los posteos de enero. Al la vez, realizó recomendaciones sobre cómo tratar casos semejantes. Entre otras cosas, expresó: "En el futuro, si un jefe de estado o un alto funcionario del gobierno publica repetidamente mensajes que presentan un riesgo de daño, Facebook debería suspender la cuenta por un período definido o eliminarla". 

El Consejo Asesor es una apuesta autorregulatoria de Facebook con algunas características novedosas. Si bien por un lado es “independiente” de la compañía, por otro lado fue creado por la propia corporación, aunque sus miembros no son empleados y se establecieron algunos mecanismos para evitar la intromisión formal de la plataforma creada por Mark Zuckerberg. Está formado por 20 miembros de distintos países y regiones del mundo y con una probada expertise en asuntos relativos a la libertad de expresión y derechos humanos. Entre ellos, están Julie Owono, directora ejecutiva de Internet Sans Frontières, Michael McConnell, director del Centro de Derecho Constitucional de la Facultad de Derecho de Stanford, Alan Rusbridger, líder de The Guardian por 20 años y actual presidente del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo y Catalina Botero-Marino, abogada que ha sido Relatora Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

El proceso que transitó el Consejo para llegar a la decisión de hoy tuvo diferentes pasos: Facebook presentó el caso de su decisión ante Trump a fin de Enero y le pidió que tuviera en cuenta dos aspectos: ¿fue correcta la decisión de prohibirle a Trump acceder a seguir posteando en sus cuentas por tiempo indeterminado considerando los valores de la compañía? A la vez, le pidió al Consejo recomendaciones sobre qué hacer ante casos similares de líderes políticos. 

En función de su mecanismo de trabajo, el Consejo abrió caso a comentarios del público: el interés fue tal que recibieron 9666 comentarios de organizaciones y personas particulares.

No sorprende el interés: el caso de la suspensión de Trump de las redes sociales -algo que también hizo Twitter al mismo tiempo que Facebook- toca temas urticantes de la libertad de expresión en redes sociales que son privadas pero a la vez son planetarias y masivas. Llegó, además, después de una escalada de furia entre el ex presidente y las plataformas que incluyó avanzar en contra de la Sección 230 que regula y quita responsabilidad a las plataformas respecto de lo que se publique en ellas. 

La creación de una herramienta como el Consejo Asesor para dirimir temas complejos de moderación llega después de una seguidilla de decisiones controversiales de la plataforma. Entre ellas, la censura de "La chica de napalm", la imagen de los chicos y chicas que escapan sin ropa de la bomba de napalm en Vietnam. A la vez, esta moderación es motivo mismo de consignas políticas. En 2019, por ejemplo, la Casa Blanca -entonces bajo la presidencia de Donald. propuso una herramienta para que los ciudadanos denunciaran bloqueos y censuras de distintas plataformas.

Noticia en desarrollo

NS

Etiquetas
stats