BIENESTAR

Por qué viajar es un buen antídoto contra la depresión, el estrés y los problemas del corazón

Fotografía de viaje

Marta Chavarrías

Diario.es —

0

Muchas personas ya tienen planificado su viaje para este verano. Salir y viajar, sobre todo durante estos años post-pandemia, puede tener muchos beneficios tanto para nuestra salud mental como física

Explorar nuevos lugares, conocer gente nueva, descubrir su forma de vida, así como sumergirnos a nuevas culturas, es emocionalmente estimulante. Salir a la ruta, emprender un vuelo o surcar los mares hacia destinos desconocidos (o conocidos) no solo nos enriquece, sino que nos beneficia de una manera saludable, tanto en la mente como en el cuerpo. 

Los siete beneficios de hacer las valijas

Viajar por placer puede contribuir a nuestro bienestar porque tenemos más oportunidades de desconectar de nuestro entorno laboral, experimentar cosas nuevas y controlar lo que queremos hacer durante las vacaciones. 

Existe una amplia investigación que respalda que las experiencias de viaje positivas pueden fortalecer nuestras relaciones y beneficiar nuestra salud general. Ahora que las restricciones de viaje se han relajado, alejarnos un poco de nuestra rutina, ya sea por un día, una semana o más, puede hacer maravillas en nuestro cuerpo y nuestra mente. 

Algunas de las más evidentes, respaldadas por la ciencia, son:

1. Aumenta la felicidad y la satisfacción

Cuando viajamos, la mayoría de nosotros tendemos a ser más felices. Los viajes son la clara expresión de la felicidad ya que nos permiten acumular experiencias únicas y de valor para nosotros. Este beneficio no solo lo experimentamos cuando estamos de viaje, sino también incluso mientras lo planificamos, según demuestra un estudio de la Universidad de Cornell. Para los investigadores, los beneficios de viajar empiezan muchos antes de emprender la aventura. 

2. Mejora la salud del cerebro

Existe una conexión entre viajar y un aumento de la creatividad. Las vías neuronales de nuestro cerebro están influenciadas por nuevos sonidos, nuevos lugares, olores y sabores que ayudan al cerebro a revitalizar la mente. Además, las personas que viajan más son emocionalmente más estables, según demuestra un estudio

3. Reduce los niveles de estrés

Viajar, aunque sea una pequeña escapada de unos pocos días, también ayuda a reducir los niveles de ansiedad y nos mejora el humor. Viajar nos ofrece la capacidad de sacarnos de nuestra rutina diaria y de llevarnos a nuevos entornos y experiencias, y esto puede restablecer cuerpo y mente. 

En un ensayo controlado aleatorio publicado en International Journal of Environmental Research and Public Health  los investigadores demuestran que uno de los grandes beneficios de viajar es precisamente la reducción del estrés y la ansiedad. Incluso una escapada de tres días tiene efectos positivos inmediatos sobre el estrés y duran bastante tiempo después de regresar (unos 30 días).

Solo debemos asegurarnos de que la forma en la que viajamos no nos provoque más estrés, como puede ser para algunas personas volar en avión si tienen miedo.

4. Mejora la salud física

Aunque muchas personas no se planteen su viaje como una oportunidad para intensificar su rutina de ejercicios, sí es verdad que estamos obligados a ser más activos que cuando estamos sentados en la silla de la oficina todo el día. Sin darnos cuenta, terminaremos caminando más de lo habitual solo por el hecho de hacer turismo por una ciudad. 

5. Ayuda a la salud del corazón

En general, las vacaciones se experimentan como algo positivo, algo que se traduce en beneficios para la salud física. En una investigación publicada en Psychology and Health, los expertos descubrieron que aquellas personas que se toman días de vacaciones tienen menos incidencias o síntomas del síndrome metabólico que quienes no lo hacen. 

Los investigadores incluso detectaron que el riesgo de síndrome metabólico disminuía en casi una cuarta parte con cada periodo de vacaciones adicional que se toman las personas. 

Según otro estudio realizado por la Comisión Global sobre el Envejecimiento, viajar reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco. De acuerdo con los resultados de la investigación, los hombres que toman vacaciones anuales tienen un 30% menos de probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca.  

6. Nos hace más creativos

Si queremos aumentar nuestra creatividad, lo que necesitamos es añadir un sello a nuestro pasaporte. Es lo que dice una investigación publicada por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA), según la cual las personas que han pasado un tiempo en el extranjero son más creativas que las que no lo han hecho. 

Como ya hemos mencionado, viajar nos expone a nuevas experiencias y nuevas ideas, lo que se traduce en un aumento de la creatividad, amplía nuestra visión de las cosas y nuestra perspectiva de las cosas se vuelve más amplia. Viajar, además, nos enseña a entender que todo tiene una alternativa.

7. Reduce el riesgo de depresión

Algunas investigaciones respaldan también el vínculo entre viajar y felicidad. Según un estudio publicado en la revista Nature, las personas que ven más cambios en el paisaje día a día tienden a ser más felices. Unos resultados que confirma otra investigación según la cual las mujeres que viajan al menos dos veces al año tienen menos probabilidad de sufrir depresión y estrés crónico que las que lo hacen una vez cada dos años. 

M.Ch.

Etiquetas
stats