Guerra en Ucrania

Medio centenar de muertos en un ataque ruso con misiles contra una estación de tren en el este de Ucrania

Imagen del ataque a la estación de Kramatorsk.

Icíar Gutiérrez

elDiario.es —

0

Decenas de personas han muerto y han resultado heridas en Kramatorsk, al este de Ucrania, después de un ataque con cohetes por parte de las fuerzas rusas en la estación de tren de la ciudad utilizado para las evacuaciones a partes más seguras del país, según han denunciado las autoridades ucranianas.

Los crímenes contra civiles ucranianos estancan las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania

Los crímenes contra civiles ucranianos estancan las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania

El gobernador de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, ha informado de que al menos 50 personas han muerto, cinco de ellas niños. 12 de ellas han fallecido en el hospital. Hay otras 86 que han sido trasladas a hospitales. Esperamos que otras víctimas busquen ayuda médica en uno o dos días, por lo que el número de víctimas cambiará constantemente“. Por su parte, Ukrzaliznytsia, la compañía ferroviaria ucraniana, ha dicho que dos trabajadores han fallecido.  

Reporteros del Washington Post que han llegado a la estación 15 minutos después del ataque han contado al menos 20 muertos en medio de la destrucción, según informa el medio estadounidense.

Miles de personas estaban durante el ataque con misiles en la estación, que ha sido un punto importante para las evacuaciones de civiles, según ha explicado el gobernador de Donetsk. “Sabían bien hacia dónde apuntaban y lo que querían querían sembrar el pánico y el miedo, querían llevarse al mayor número posible de civiles”.

El alcalde de la ciudad, Oleksander Honcharenko, ha dicho que 4.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, se encontraban en la estación cuando fue alcanzada por los cohetes. Los civiles son evacuados diariamente de esta estación, desde donde parten trenes hacia varias ciudades del oeste y el centro de Ucrania, según recogen los medios del país.

Ukrzaliznytsia ha informado en Telegram de que han impactado dos cohetes. “Este es un ataque dirigido a la infraestructura de pasajeros del ferrocarril y a los residentes de Kramatorsk”.

Las imágenes compartidas por las autoridades muestran varios cuerpos tendidos en el suelo entre montones de maletas y otras pertenencias, y rastros de sangre. En otras se aprecia a los bomberos llevando a cabo tareas y una nube de humo gris que se eleva en el aire. La Policía y los trabajadores de rescate están en la zona. Los hospitales en varias áreas asisten a las víctimas.

[Atención: imágenes explícitas que pueden herir la sensibilidad del espectador]

Según había informado el presidente de Ukrzaliznytsia, tres trenes que trasladaban a personas evacuadas quedaron bloqueados este jueves en la misma región de Ucrania tras un ataque aéreo. La diputada Lesia Vasylenko compartió este jueves un vídeo en el que se aprecia a una aglomeración de personas en la estación de Kramatorsk.

El gobernador de la región de Donetsk ha acusado a las fuerzas rusas de utilizar municiones de racimo –prohibidas por un tratado internacional debido a su efecto indiscriminado– y de querer “interrumpir deliberadamente” la evacuación de civiles. “Para ellos, la vida de las personas es solo una moneda de cambio y una herramienta para lograr su objetivo cínico. La evacuación continuará. Cualquiera que quiera salir de la región podrá hacerlo”.

Las autoridades regionales y nacionales han instado en los últimos días a los civiles a huir de las ciudades y pueblos de Donetsk y Lugansk mientras se preparan para la intensificación de la ofensiva rusa en el este, donde creen que las fuerzas rusas intentarán tomar el control de las regiones de Donetsk y Lugansk. Rusia ha dicho que ahora quiere centrarse en la “liberación” del Donbás, área oriental del país donde se ubican estas regiones y los territorios separatistas reconocidos por Moscú. Kramatorsk se encuentra en territorio controlado por el Gobierno.

En línea con lo que ha afirmado desde el comienzo de la invasión –a pesar de que se han documentado diversos bombardeos rusos contra infraestructuras civiles–, el Ministerio de Defensa ruso niega su responsabilidad en el ataque a la estación, asegurando que las declaraciones de las autoridades ucranianas “son una provocación y completamente falsas”.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha condenado lo que considera un “mal sin límites”. “Los ocupantes atacaron la estación de tren de Kramatorsk con un Point-U (misil), donde miles de ucranianos pacíficos esperaban ser evacuados. ”Los no humanos rusos no abandonan sus métodos. Al carecer de la fuerza y ​​el coraje para hacer frente a nosotros en el campo de batalla, están destruyendo cínicamente a la población civil. Este es un mal que no tiene límites. Y si no se castiga, nunca se detendrá“.

“Condeno enérgicamente el ataque indiscriminado de esta mañana contra una estación de tren en Kramatorsk por parte de Rusia, que ha matado a decenas de personas y ha dejado muchas más heridas”, ha dicho por su parte el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, de visita en Kiev. “Se trata de un nuevo intento de cerrar las vías de escape de quienes huyen de esta guerra injustificada y de causar sufrimiento humano”.

Etiquetas
stats