Twitter limita el alcance de las cuentas oficiales rusas y las imágenes de prisioneros de guerra

Uno de los videos que circulan por Twitter que muestra a supuestos prisioneros de guerra.

Carlos del Castillo

0

Twitter ha actualizado sus políticas con dos nuevas medidas que afectarán a los contenidos sobre la guerra de Ucrania que circulan en la plataforma. Por un lado, la red social ha decidido limitar la visibilidad de las cuentas oficiales de gobiernos que restrinjan el acceso a la información a sus ciudadanos. Por otro, impedirá la publicación de imágenes de prisioneros de guerra cuando estas sean difundidas por gobiernos en conflicto armado o por sus medios de comunicación oficiales, o por cualquier usuario si es con “intención abusiva, como insultos, llamadas a la represalia o burlas”.

La ciudad de Borodianka teme cientos de víctimas entre las ruinas de la ocupación rusa

La ciudad de Borodianka teme cientos de víctimas entre las ruinas de la ocupación rusa

La compañía justifica esta segunda medida en el artículo 13 de la Convención de Ginebra, que protege los derechos de los prisioneros de guerra. “No queremos que Twitter sea utilizado por actores estatales para infringir esta ley”, explica la vicepresidenta de políticas públicas de la red social, Sinéad McSweeney, en un post que resume sus políticas relacionadas con la guerra de Ucrania. “Queremos permitir que los periodistas realicen su labor crítica de mantener informada a la población, evitando cualquier intento de infringir el derecho internacional humanitario promocionados por un estado”, ha añadido posteriormente en un hilo en la plataforma.

Tanto los medios oficiales de Ucrania como de Rusia han publicado imágenes de prisioneros de guerra en la plataforma. No obstante, la actividad de usuarios anónimos que publican fotografías y videos sobre presuntos malos tratos de las tropas ucranianas contra los soldados rusos capturados, denunciando un supuesto “silencio” de los medios internacionales respecto a esta cuestión, es exponencialmente mucho mayor.

“Grave desequilibrio informativo”

La medida que sí afectará directamente a Rusia es la decisión de Twitter de limitar el alcance de las cuentas oficiales de estados que a su vez restrinjan la información del exterior que llega a sus ciudadanos. Desde el comienzo de la guerra el Kremlin bloqueó el acceso a Facebook y Twitter, mientras que TikTok se vio obligada a impedir que sus usuarios rusos accedieran a contenido creado después del inicio de la guerra para no seguir la misma suerte. Instagram también fue finalmente vetado en el país días después, mientras que los medios tradicionales rusos deben aplicar una censura a todos los contenidos y opiniones sobre la invasión de Ucrania, a la que ni siquiera pueden denominar “guerra”.

Twitter se ha basado en esta situación para limitar a su vez el acceso a los canales oficiales del gobierno ruso que sirven para comunicar su ideario en el exterior. “Cuando un gobierno bloquea o limita el acceso a los servicios en línea dentro de su Estado, socavando la voz del público y su capacidad de acceder libremente a la información, pero sigue utilizando los servicios en línea para sus propias comunicaciones, se crea un grave desequilibrio informativo”, afirma McSweeney. “Especialmente en momentos de conflicto armado interestatal activo, los daños creados por este desequilibrio son graves puesto que el acceso a la información, y a la capacidad de compartir información, son de vital importancia”, añade.

La nueva política de Twitter impedirá que cuentas como las de las embajadas rusas aparezcan en las listas de otros usuarios como perfiles recomendados para seguir o en secciones como “explorar” o en las búsquedas. Los perfiles de las embajadas han sido muy utilizados por las autoridades rusas para difundir el discurso del Kremlin y también desinformación y propaganda de guerra. En los últimos días, por ejemplo, la cuenta de la embajada rusa en España ha publicado múltiples tuits desmintiendo las muertes de civiles en la localidad de Bucha y otros suburbios al norte de Kiev, calificándolo como “una falsificación”.

Esta política de comunicación por parte de las cuentas de las embajadas rusas se ha intensificado desde que la UE forzara a las plataformas digitales a bloquear los perfiles de los medios de comunicación oficiales del Kremlin, como RT y Sputnik, acusados de hacer propaganda de la guerra.

Un botón de editar tuits

En otra iniciativa sin relación con las medidas que afectan a los contenidos sobre la guerra, Twitter ha confirmado también esta madrugada que está trabajando en la posibilidad de añadir una función para editar los tuits ya publicados. Se trata de una herramienta solicitada por los usuarios durante años y que parece que puede ser una de las primeras aportaciones del nuevo accionista mayoritario de la compañía, Elon Musk.

El magnate, que ha sido promocionado a la junta directiva de la red social tras hacerse con el 9,2% de sus acciones este lunes, es un usuario acérrimo de la plataforma. Es conocido también por consultar con sus seguidores determinadas decisiones personales, como la venta de acciones de Tesla. Este martes, ya como miembro de la directiva de Twitter, Musk publicó una encuesta sobre si los usuarios querían “un botón de editar”. Votaron 4,4 millones de cuentas y el 73,6% dijeron que sí.

Poco después, otros responsables técnicos de la red social confirmaron que esta lleva trabajando en la posibilidad “varios meses”. Musk, fundador de Tesla o SpaceX, también ha estado en la actualidad española en las últimas horas por un cruce de tuits con Pedro Sánchez, en el que el presidente español ha invitado al magnate a visitar los parques solares del país.

Etiquetas
stats