¿Cuánto vale un pueblo abandonado y en ruinas? Un constructor compró uno por 260.000 euros

Salto de Castro (Zamora)

Fidel Manjavacas

0

Unas 40 viviendas, una iglesia, una escuela, un bar y un antiguo cuartel de la Guardia Civil conforman casi en su totalidad el poblado de Salto de Castro, perteneciente al término municipal de Fonfría, en la provincia de Zamora, y que recibe su nombre de la presa ubicada a su lado, a orillas del río Duero. Se ubica junto al límite entre España y Portugal y está totalmente abandonado desde finales de los años 80 del siglo pasado. También está en la Lista Roja de Patrimonio de Hispania Nostra, es decir, prácticamente en ruinas, pero ahora lo compró un constructor toledano. El precio: más de 260.000 euros.

El castillo medieval que lleva dos siglos en ruinas y que ahora se vende 'online' a un precio "desorbitado"

El castillo medieval que lleva dos siglos en ruinas y que ahora se vende 'online' a un precio "desorbitado"

Salto de Castro se construyó a mediados del siglo XX para proporcionar vivienda y servicios a las familias de los obreros que trabajaban en la construcción de la presa. Tras el traslado del puesto de la Guardia Civil existente, así como de los propios trabajadores que permanecían en el poblado en 1989 y que continuaban trabajando en la presa, la localidad quedó abandonada. Apenas tuvo tres décadas de vida y nunca llegó a disponer de ayuntamiento propio.

Se encuentra dentro del Parque Natural de Arribes del Duero, un espacio natural protegido de gran atractivo turístico. Según trasladó la agencia comercializadora, una familia lo compró a Iberdrola en el 2000 con la intención de construir un hotel rural pero la anterior crisis económica del 2008 paralizó el proyecto.

Su destino ahora está a punto de cambiar. El constructor toledano Óscar Torres –administrador del grupo Faos–, llegó a un principio de acuerdo para su compra con los propietarios por un precio algo superior a los 260.000 euros y quiere invertir en él para impulsar una nueva iniciativa turística en la zona.

Un “precio atractivo”

“Siempre pensé que me gustaría reconstruir un pueblo abandonado para que la gente lo pueda visitar”, expone en declaraciones a eldiario.es Torres, que destaca “el precio atractivo” por el que se vendía y afirma que hizo ya una señalización de la compra. Ahora está preparando la documentación necesaria para hacerla efectiva y trabajará también en conseguir subvenciones públicas a través de fondos europeos que le permitan desarrollar el proyecto.

Calcula que restaurar el poblado y poner en marcha el proyecto que tiene en mente, con la construcción de viviendas turísticas y un hotel rural, podría suponer una inversión inicial de entre 3 y 5 millones de euros. “Tiene mucho trabajo. Una operación así es difícil pero no me asusta”, subraya Torres, que trabaja también en el sector turístico y llevó a cabo otros proyectos de establecimientos hoteleros en la capital castellanomanchega.

“Sé construir y me gusta restaurar”, agrega, al tiempo que recuerda que comenzó en el oficio de albañil por su padre y que poco a poco amplió la estructura de su grupo empresarial. Así, confía en sacar adelante este proyecto en Salto de Castro, que cuenta con “un entorno y una fauna y flora espectacular”. “Tiene un pequeño embarcadero, Portugal está a 1,5 kilómetros y la zona tiene un microclima que no baja de 16ºC en invierno ni sube de los 30ºC en verano”, expone Torres.

Una vez ponga en orden la documentación necesaria para la adquisición del poblado, tendrá que escriturar el mismo y acto seguido empezaría a hacer limpieza de los edificios y cerramientos en los mismos para evitar que lo vandalicen más de lo que lo hicieron ya en los últimos años. “Luego haríamos el proyecto de rehabilitación y cuando tengamos licencia empezaríamos las obras”, explica Torres, que impulsaría una colaboración público–privada para poder de nuevo vida a Salto de Castro.

“Oportunidad de repoblar la España vaciada”

Por su parte, Romuald Rodríguez, director financiero y comercial de Royal Invest Madrid –asesora financiera inmobiliaria que actuó de intermediaria– apuntaba en un reportaje a TVE que la venta del pueblo –a través del portal Idealista– suponía “una oportunidad de que se repueble la España vaciada”.

Así, afirmó que ya había recibido algunas ofertas en firme, entre ellas la de este constructor toledano que parece que es la que finalmente se va a concretar y que dieron a conocer en el mismo reportaje televisivo, donde el toledano Óscar Torres trasladó su intención de adquirir el poblado.

En total, Salto de Castro ocupa una superficie de 7,8 hectáreas y cuenta con más de 6.600 metros cuadrados construidos, por lo que tendría un precio de 39 euros por metro cuadrado, según recoge el anuncio de su venta en el portal Idealista. El representante de la inmobiliaria explicó que el interés de la familia propietaria se basa en que “los hijos se dedican a otras cosas y viven fuera de España”.

Lista Roja del Patrimonio

Salto de Castro fue incluido en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra el mes de octubre del pasado año por su “estado de abandono y ruina progresiva”, pues indica que también sufrió vandalismo en sus construcciones en los últimos años.

Su compra y los proyectos que puedan llevarse a cabo podrían suponer para reimpulsar la economía de los pueblos aledaños de una de las provincias que más sufre la despoblación en el país. En este sentido, también en declaraciones a TVE, el alcalde de Fonfría, Sergio López, señaló que “cualquier actividad que se quiera desarrollar en la zona y que reactive la economía es una noticia que recibimos con los brazos abiertos”.

síguenos en Telegram

Etiquetas
stats