Análisis

Argentina y sus vaivenes de confianza en las noticias

El consumo de noticias en Argentina

La crisis consolidada que sufre el sistema de medios desde hace tiempo se profundizó en la pandemia por Covid-19. Con distintas trayectorias, los problemas afectan tanto la cuestión material (¿qué hacer con el modelo de negocio?) como la simbólica. Y se materializa en la pregunta ¿crece en Argentina la desconfianza en los medios más que en otros países?

La edición 2021 del Digital News Reports (una investigación del Instituto Reuters de la Universidad de Oxford) ofrece pistas para responder algunas dudas sobre los consumos digitales de medios. Y A la vez, habilita otros interrogantes. ¿El crecimiento sostenido de los consumos digitales de noticia afecta por igual a los tradicionales y los emergentes? ¿Se recupera la confianza en momentos extraordinarios? ¿Hay excepcionalidad argentina? Alerta spoiler: parece que en esto tampoco. 

El atributo “confianza” como clave 

Los principales medios de comunicación argentinos dedicados a la información están atravesados por la polarización del debate público, que crece de modo constante. A eso se suma la discusión sobre cómo juegan en este contexto. Ese debate lleva más de diez años y, por ejemplo, lleva la etiqueta #elroldelosmedios en un ámbito de intercambios intensos y ruidosos, sobrerrepresentado pero no tan masivo, como la red social Twitter. 

El informe del Instituto Reuters muestra un crecimiento sostenido de los consumos digitales, de la mano de la expansión de la conectividad. Esto se vincula con el uso extendido de redes sociales y buscadores. Pero no se consolida, al menos en el país, con la práctica de pagar para acceder a información en la web. 

Ahora bien, en tanto las marcas mediáticas ponen en juego su capital simbólico en el proceso, la cuestión de la “confianza” de las audiencias es un indicador clave para evaluar, entre otras cosas, cuánto los afecta la forma de operar en el mercado local.

Los datos del estudio exponen que la confianza en las "noticias en general" aumentó hasta el 36% y en las que cada quien “utiliza" hasta 47% en comparación con el año anterior. Ambas están, sin embargo, lejos todavía del pico de 2018. El país fue incluido en el estudio en 2017. Desde entonces la confianza en las noticias en general nunca superó el 41%. En 2021 parece haberse recuperado desde un piso histórico.

Para Eugenia Mitchelstein y Pablo Boczkowski (analistas para Reuters del informe local desde 2018), “estos niveles relativamente bajos de confianza pueden relacionarse con la baja proporción de personas que pagan por noticias online: en promedio, sólo 16% paga por noticias a las que accede por internet, con un rango que va desde 12% en Chile a 18% en México.” Ya en 2017 Alejandro Rost (encargado del primer análisis de los resultados locales) planteaba que “muchos argentinos consideran que las noticias están indebidamente influenciadas tanto por el comercio como por la política.”

Según el informe, una de las razones que explica la baja confianza en Argentina en los medios es la polarización de la cobertura que ofrecen. Y si bien esto quedó muy expuesto en la pandemia, creció 3 puntos de un año al otro. Por su parte, la confianza en las noticias en redes sociales se mantuvo baja pero estable. 

En los seis países latinoamericanos incluidos en 2021 la confianza general llega al 40,5%. Eso está por debajo de la media global. Brasil, con el 54% está muy por encima del valor regional. Colombia y Perú -incluidos por primera vez- llegan al 40%. Mientras que Argentina y Chile con 36% ofrecen el valor más bajo. Es decir que todos siguen la tendencia creciente, a excepción de México, que cayó 2 puntos y quedó en 37%.  

A nivel global la confianza en las noticias ha crecido de media 6 puntos en la pandemia y llega a 44%. Finlandia es el país con el nivel más alto (65%) y EEUU el de más bajo (29%). Como queda claro, los números no permiten hablar de alguna excepcionalidad argentina.

El sistema y la pandemia

El informe de este año es la décima entrega de un estudio de largo aliento. Permite acercarse a datos de consumo de noticias digitales basados en una encuesta que respondieron entre enero y febrero 92.000 consumidores de noticias vía web en 46 países. La organización reconoce que los resultados son representativos de la población que consume medios en línea. Mientras que los usos tradicionales quedan subrepresentados. 

Para la edición 2021 se enfocó además en el impacto del coronavirus en el consumo de noticias. Esto permitió identificar que en la mayor parte de los países los momentos de incertidumbre y dificultad para la vida cotidiana los medios recuperaron cierto halo de confianza por parte de las audiencias en un contexto angustiante.  

Los medios de comunicación son parte constitutiva de nuestra vida cotidiana: la radio. la televisión, el diario, internet. Trabajan con la dimensión política y simbólica de la producción social de contenidos y discursos. Y el atributo de la credibilidad y la confianza de sus audiencias resulta clave. 

En Argentina, el sistema dominado por la lógica privado comercial, concentrado en la propiedad y centralizado en producción de contenidos desanda su camino a la convergencia. Busca consolidar modelos de negocios que superen una crisis que ya es estructural. Pero no deben descuidar el aspecto simbólico. El doble valor de sus mercancías y su rol social se lo demandan. 

SM

Etiquetas
stats